HU SHEGUANG FAS­HION HO­RROR SHOW

La Tercera - Mujer - - L A Col U M Na De Mr . T -

Ca­da uno de no­so­tros in­ter­pre­ta el mun­do des­de un ob­ser­va­dor par­ti­cu­lar. De­fi­ni­do por nues­tra crian­za, país de ori­gen, ciu­dad na­tal, cul­tu­ra y edu­ca­ción, es­te fil­tro con el que ve­mos las co­sas nos iden­ti­fi­ca y pro­yec­ta. Con­cep­tos co­mo be­llo, her­mo­so, feo, lin­do, son tan am­plios y sub­je­ti­vos co­mo per­so­nas hay en el mun­do. El tra­ba­jo del di­se­ña­dor Hu Sheguang desafía mis de­fi­ni­cio­nes acer­ca de la be­lle­za. Cuan­do lo be­llo se mez­cla con lo ate­rra­dor, la con­cep­ción de la be­lle­za se tras­to­ca per­ver­sa­men­te. Hu Sheguang ha tra­ba­ja­do en la mo­da por más de dos dé­ca­das; sin em­bar­go, so­lo se ha po­pu­la­ri­za­do re­cien­te­men­te a fuer­za de pre­sen­ta­cio­nes escalofriantes y pues­tas en es­ce­na de exa­ge­ra­da es­pec­ta­cu­la­ri­dad. Es­tu­dió en Ho­lan­da en la Ge­rrit Riet­veld Aca­de­mie, y al po­co tiem­po se des­ta­có en­tre sus pa­res, pa­ra con­ver­tir­se en uno de los fa­vo­ri­tos de la Rei­na ho­lan­de­sa. Sus crea­cio­nes es­tu­vie­ron en la aper­tu­ra de los Jue­gos Olím­pi­cos de Bei­jing, tam­bién en la Ex­po Mun­dial de Shang­hái. Con el tiem­po sus con­cep­tos se vol­vie­ron más ra­di­ca­les y sub­ver­si­vos, y la épi­ca de sus ‘mu­je­res fe­nó­meno’ ha des­lum­bra­do a un pú­bli­co que go­za de las es­té­ti­cas elec­tri­zan­tes. El tra­ba­jo de Hu es se­me­jan­te al de Ale­xan­der Mcqueen o Garet Pugh en cuan­to al gus­to por los shows de al­to im­pac­to. Sus co­lec­cio­nes (las de pa­sa­re­la) es­tán muy dis­tan­tes de ser ven­di­bles y, por en­de, usa­bles. Mu­je­res al­bi­nas en­jau­la­das en es­truc­tu­ras de alam­bres y púas, es­tán más cer­ca de la ins­ta­la­ción que de la reali­dad. Un show sa­tá­ni­co ba­ña­do en san­gre, con mo­de­los de va­rias ca­be­zas o va­rias ma­nos, un de­mo­nio con cuer­nos, tex­tu­ras de pie­les es­ca­ma­das, y el aro­ma in­con­fun­di­ble del lá­tex sa­do­ma­so­quis­ta. En­te­ros flo­rea­dos que cu­bren por com­ple­to el cuer­po y la ca­be­za (Jean Paul Gaul­tier lo hi­zo el In­vierno del 91, en pied-de-pou­le). Es­tas son al­gu­nas mues­tras de la ate­rra­do­ra ver­sa­ti­li­dad de Hu, un pio­ne­ro en pro­mo­ver la cul­tu­ra de su país y quien, al crear, mu­chas ve­ces to­ma re­fe­ren­cias de la cul­tu­ra mon­gol, evo­can­do a sus an­te­pa­sa­dos bár­ba­ros y re­in­ter­pre­tan­do el es­ti­lo os­ten­to­so de los tra­jes de la Chi­na y Mon­go­lia im­pe­ria­les. Su úl­ti­mo show de al­ta cos­tu­ra, ”La Ru­ta de la Se­da”, fue pre­sen­ta­do du­ran­te el Lon­don Fas­hion Week, Spring-sum­mer 2018, en el Mu­seo de His­to­ria Na­tu­ral de Lon­dres, el 17 de sep­tiem­bre pa­sa­do.

EL TRA­BA­JO DE ES­TE DI­SE­ÑA­DOR CHINO ES SE­ME­JAN­TE AL DE ALE­XAN­DER MCQUEEN O GARET PUGH EN CUAN­TO AL GUS­TO POR LOS SHOWS DE AL­TO IM­PAC­TO.

Chi­na Fas­hion Week, Fall/ Win­ter 2015-2016.

El di­se­ña­dor chino Hu Sheguang.

Lon­don Fas­hion Week, Spring 2018. Es­te mo­de­lo fue pre­sen­ta­do en Chi­na Fas­hion Week (In­vierno 16-17).

Chi­na Fas­hion Week, Spring/ Sum­mer 2014.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.