NI­NA MARKER,

LA MO­DE­LO POR­TA­VOZ DE LOS AS­PER­GER

La Tercera - Mujer - - Pe R F I L - POR: ALE­JAN­DRA VI­LLA­LO­BOS FOTOS: GETTY IMAGES

Pe­se a no te­ner la fa­ma de las tops del mo­men­to co­mo las her­ma­nas Ha­did o Ken­dall Jen­ner, Ni­na Marker fue una de las mo­de­los más so­li­ci­ta­das de las se­ma­nas de la mo­da de Mi­lán y Pa­rís. Es­tu­vo en la co­lec­ción ho­me­na­je a Gian­ni Ver­sa­ce, tam­bién en la pa­sa­re­la que ce­le­bró el vi­gé­si­mo aniver­sa­rio de An­ge­la Mis­so­ni, y en las pre­sen­ta­cio­nes de con­no­ta­dos di­se­ña­do­res co­mo Karl La­ger­feld, Yves Saint Lau­rent, Dries van No­ten, La­cos­te y la lis­ta con­ti­núa… Su be­lle­za sin du­da cau­ti­vó a la in­dus­tria, pe­ro lo que real­men­te con­mo­vió fue una foto que subió a Ins­ta­gram an­tes de des­fi­lar en la pa­sa­re­la de Max Ma­ra. En ella apa­re­cía con una po­le­ra que se leía “Sé ama­ble, ten­go au­tis­mo”, la que acom­pa­ñó con un tex­to que re­cor­da­ba que las per­so­nas au­tis­tas tam­bién son ca­pa­ces de lo­grar sus me­tas. “Es po­si­ble pa­ra no­so­tros te­ner éxi­to y pa­sar­lo bien”, de­cía.

LA VI­DA CON OTROS OJOS

Aun­que su fí­si­co le abrió va­rias puer­tas en la ado­les­cen­cia, la mo­de­lo na­ci­da en Copenhague no tu­vo una in­fan­cia fá­cil. Sus pro­ble­mas pa­ra so­cia­bi­li­zar o en­ten­der las in­ten­cio­nes de los de­más, su hi­per­sen­si­bi­li­dad pa­ra rui­dos y olo­res o la fi­ja­ción con cier­tos te­mas fue­ron cau­sa de in­com­pren­sión en el co­le­gio. “Fui víc­ti­ma de un sis­te­ma edu­ca­ti­vo que no sa­bía li­diar con per­so­nas de mi con­di­ción”, di­jo en una entrevista con Vo­gue. Esa frus­tra­ción de­ri­vó en una de­pre­sión, y a los 15 años, lue­go de ir a bus­car ayu­da don­de un psi­quia­tra, le diag­nos­ti­ca­ron As­per­ger, un tras­torno del com­por­ta­mien­to del es­pec­tro au­tis­ta que afec­ta, a gran­des ras­gos, la ca­pa­ci­dad de so­cia­bi­li­zar y co­mu­ni­car­se. Pe­ro ese mis­mo año, su vi­da dio un gi­ro al ser des­cu­bier­ta por una agen­cia de mo­de­los en un Mc­do­nald’s. Un año más tar­de ga­nó el pri­mer lu­gar del Eli­te Mo­del Look de Di­na­mar­ca y em­pe­zó a abrir­se pa­so en­tre los di­se­ña­do­res más im­por­tan­tes de su país. Su sal­to in­ter­na­cio­nal vino dos años des­pués, cuan­do Ant­hony Vac­ca­re­llo, di­rec­tor crea­ti­vo de Yves Saint Lau­rent, la in­vi­tó a par­ti­ci­par de su des­fi­le de­but en 2016. Hoy ya es una pro­me­sa en el mo­de­la­je, y uti­li­za su vi­si­bi­li­dad pa­ra ser una voz de aque­llos jó­ve­nes diag­nos­ti­ca­dos con es­te mis­mo sín­dro­me. “Es­pe­ro que al crear con­cien­cia otros ni­ños pue­dan re­ci­bir la ayu­da apro­pia­da de quie­nes les ro­dean”, di­jo a Vo­gue.com.

AN­TES DEL DES­FI­LE DE MAX MA­RA, NI­NA SUBIÓ UNA FOTO A INS­TA­GRAM QUE SE CON­VIR­TIÓ EN VI­RAL. “SÉ AMA­BLE, TEN­GO AU­TIS­MO”, SE LEÍA EN SU PO­LE­RA, Y AGRE­GÓ: “ES PO­SI­BLE PA­RA NO­SO­TROS TE­NER ÉXI­TO Y PA­SAR­LO BIEN”.

Man­go en Fa­la­be­lla, abri­go, $69.990; pan­ta­lón, $44.990 Ba­na­na Re­pu­blic, po­le­ra, $38.000

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.