“EN LAS POS­TRI­ME­RÍAS NOS REGALAN UN MAL PRO­YEC­TO DE PEN­SIO­NES”

La Tercera - Negocios - - Apuntes - POR OLGA BUS­TA­MAN­TE F. FOTOGRAFÍA AN­DRÉS PÉREZ

Pa­ra Fe­li­pe La­rraín, la re­for­ma de pen­sio­nes que en­via­rá es­ta se­ma­na que vie­ne el go­bierno al Con­gre­so es “téc­ni­ca­men­te ma­la” y des­de ya an­ti­ci­pa que si la cen­tro­de­re­cha vuel­ve a La Mo­ne­da y to­da­vía es­tá en tra­mi­ta­ción, no se­gui­rán ade­lan­te con di­chos pro­yec­tos tal co­mo es­tán plan­tea­dos. “Hay una ex­pro­pia­ción de los aho­rros de los tra­ba­ja­do­res for­ma­les del país y esos dos pun­tos que se van al fon­do co­lec­ti­vo nos van a cos­tar del or­den de 80 mil em­pleos me­nos”, ad­vier­te el ex mi­nis­tro de Ha­cien­da.

¿Có­mo eva­lúa el pro­yec­to de pen­sio­nes que pre­sen­tó la Pre­si­den­ta?

No hay sor­pre­sas. La úni­ca no­ve­dad es la idea de re­vi­sar la pre­vi­sión de las FF.AA.

¿Le pa­re­ce ade­cua­da esa re­vi­sión?

Siem­pre se pue­den abor­dar los te­mas. En ese sen­ti­do, no me preo­cu­pa que la materia es­té en dis­cu­sión, lo que me preo­cu­pa es es­ta suer­te de vér­ti­go. Se es­tá ter­mi­nan­do el pe­río­do de go­bierno, pe­ro aquí no hay la me­nor con­si­de­ra­ción por la tra­mi­ta­ción de los pro­yec­tos, que ne­ce­si­tan tiem­po, opi­nio­nes, es­pa­cio, aper­tu­ra de con­sen­so. Re­cor­de­mos que el go­bierno di­jo que en es­te te­ma que­rían ge­ne­rar un pro­yec­to de con­sen­so. Pe­ro nue­va­men­te ha lle­ga­do un pro­yec­to que no tie­ne na­da de con­sen­so. Por eso me preo­cu­pa que con la ex­pe­rien­cia que he­mos te­ni­do de es­te go­bierno, de la ba­ja ca­li­dad de las po­lí­ti­cas y de los pro­yec­tos, si­ga­mos me­tien­do el pie en el ace­le­ra­dor pa­ra se­guir apro­ban­do le­yes a cual­quier cos­to. Así, en las pos­tri­me­rías de es­te go­bierno nos regalan un mal pro­yec­to de pen­sio­nes.

¿Por qué es tan ma­lo?

Por va­rias co­sas. De par­ti­da, por­que al ir­se dos de los cin­co pun­tos ex­tras de co­ti­za­ción a un fon­do co­lec­ti­vo, se tra­ta de una ex­pro­pia­ción de los aho­rros de los tra­ba­ja­do­res for­ma­les del país - en­tre 5 y 5,5 mi­llo­nes de per­so- nas-, que es la gran cla­se me­dia. Se­gun­do, por­que se va a aña­dir al gol­pe que ya ha re­ci­bi­do el mer­ca­do la­bo­ral: estos dos pun­tos van a fo­men­tar la in­for­ma­li­dad y nos van a cos­tar del or­den de 80 mil em­pleos me­nos. Adi­cio­nal­men­te, es un im­pues­to re­gre­si­vo, por­que le es­ta­mos sa­can­do re­cur­sos a la cla­se me­dia que de­be­rían ser fi­nan­cia­dos por im­pues­tos ge­ne­ra­les de la na­ción.

Pe­ro Ha­cien­da ha se­ña­la­do que no hay plata pa­ra ha­cer eso y, por lo mis­mo, se re­cu­rrió es­ta fór­mu­la pa­ra me­jo­rar las pen­sio­nes de ma­ne­ra in­me­dia­ta.

No hay plata, en par­te por­que se la gas­ta­ron. Si no hu­bié­se­mos te­ni­do una so­bre­ex­pan­sión del gas­to fis­cal en 2014 y 2015 ha­bría más re­cur­sos. Si no hu­bié­se­mos he­cho re­for­mas que nos cos­ta­ron US$ 12.000 mi­llo­nes ten­dría­mos re­cur­sos. Es el fre­na­zo eco­nó­mi­co y la irres­pon­sa­bi­li­dad fis­cal lo que nos es­tá pa­san­do la cuen­ta. En ese pun­to específico el mi­nis­tro tie­ne ra­zón, pe­ro no es algo que nos ca­yó del cie­lo. Ha­cer­lo con im­pues­tos ge­ne­ra­les de la na­ción es mu­cho más pro­gre­si­vo. Se po­dría si la eco­no­mía vol­vie­ra a cre­cer.

¿Y los tres pun­tos que van a una cuen­ta in­di­vi­dual?

Ese com­po­nen­te tie­ne mu­cho me­nos de im­pues­to, por­que las per­so­nas per­ci­ben el be­ne­fi­cio en forma más di­rec­ta, pe­ro ahí el pro­ble­ma es que se es­tá crean­do un en­te es­ta­tal mo­no­pó­li­co pa­ra que se ad­mi­nis­tre ese 3%. Ese en­te no va a com­pe­tir con na­die. Las AFP lo hacen en­tre ellas. Es­to es peor que la AFP es­ta­tal, por­que no hay po­si­bi­li­dad de op­tar. Es in­ne­ce­sa­rio crear es­te en­te es­ta­tal y, ade­más, no se han he­cho car­go de pro­ble­mas co­mo los que aca­ba­mos de co­no­cer en los pa­gos del IPS, en que hay cer­ca de US$ 19 mi­llo­nes con irre­gu­la­ri­da­des bien im­por­tan­tes.

Lo que de­be­rían ha­cer es per­mi­tir­les a los chi­le­nos que, más allá del dis­cur­so y de la ideo­lo­gía, de­ci­dan ellos quién quieren que les ad­mi­nis­tren esos re­cur­sos.

¿Es decir, dar­les li­ber­tad a los co­ti­zan­tes res­pec­to de a dón­de des­ti­nar esos tres pun­tos, si al en­te es­ta­tal o a las AFP?

Ab­so­lu­ta­men­te. Son sus cuen­tas, su di­ne­ro, y por lo tan­to, que ellos pue­dan de­ci­dir el des­tino de sus fon­dos. Ade­más, ¿quié­nes son los ilu­mi­na­dos que van a es­tar en es­te en­te es­ta­tal ad­mi­nis­tran­do?

¿Y así co­mo pi­de li­ber­tad pa­ra esos tres pun­tos, no po­dría ser que los co­ti­zan­tes eli­jan tam­bién so­bre su 10% que hoy se va a las AFP?

Yo es­toy juz­gan­do el pro­yec­to del go­bierno.

Lo que pa­sa es que fren­te a lo que us­ted plan­tea hay quie­nes ar­gu­men­tan que co­ti­zar en las AFP tam­bién es una obli­ga­ción…

Me voy a que­dar ahí…

Ok. ¿Pe­ro en­ton­ces el 10% que hoy se va a las AFP, us­ted no lo to­ca­ría?

No, yo no lo to­ca­ría. No es­tá to­do bajo re­vi­sión.

¿Qué via­bi­li­dad po­lí­ti­ca ve a estos pro­yec­tos?

En par­te de­pen­de del quó­rum que re­quie­ra ca­da pro­yec­to, pe­ro yo es­pe­ro que ha­ya un es­pa­cio pa­ra dis­cu­tir, que se con­si­de­ren to­das las opi­nio­nes, y que des­pués se per­mi­ta la op­ción de las per­so­nas. Y, so­bre to­do, no le­gis­lar de nue­vo a ma­ta­ca­ba­llo co­mo ha si­do la tó­ni­ca de es­te go­bierno, y sa­car pro­yec­tos ma­los que des­pués hay que es­tar par­chán­do­los.

En el evento de que us­te­des vuel­van al go­bierno y estos pro­yec­tos aún no sean ley, ¿qué ha­rán con ellos?

No voy a aven­tu­rar­me al res­pec­to, pe­ro cier­ta­men­te ten­go una vi­sión bien crí­ti­ca.

¿Eso im­pli­ca que no se­gui­rían ade­lan­te con ellos tal co­mo es­tán plan­tea­dos?

Sin du­da que no. Es­ta propuesta es ra­di­cal­men­te dis­tin­ta a lo que ha plan­tea­do el Pre­si­den­te Pi­ñe­ra, don­de el 4% de co­ti­za­ción adi­cio­nal va a las cuen­tas in­di­vi­dua­les, hay un 40% de in­cre­men­to a los re­cur­sos del pi­lar so­li­da­rio y lle­ga a al­re­de­dor de un mi­llón y me­dio de afi­lia­dos.

¿Pe­ro en el ca­so de esa propuesta tam­bién hay un au­men­to in­me­dia­to de las pen­sio­nes, co­mo en la de Ba­che­let?

Sí, es in­me­dia­to, pe­ro gra­dual. Nues­tra propuesta es mu­cho más sos­te­ni­ble, pe­ro, ade­más, en ré­gi­men, con­tem­pla un 40% de in­cre­men­to en las pen­sio­nes bá­si­cas, en pro­me­dio.

En su propuesta, ¿có­mo lo­gran au­men­tar los re­cur­sos del pi­lar so­li­da­rio con im­pues­tos ge­ne­ra­les, da­da la res­tric­ción fis­cal que exis­te?

Por­que hay ma­yor gra­dua­li­dad y por­que te­ne­mos prio­ri­da­des dis­tin­tas a las de es­te go­bierno. Si uno se queda en el 50% de gra­tui­dad de la edu­ca­ción su­pe­rior y no tran­si­ta al 60%, eso li­be­ra re­cur­sos que se pue­den des­ti­nar a pen­sio­nes.

¿Le preo­cu­pa que la propuesta del go­bierno sea ocu­pa­da co­mo te­ma de cam­pa­ña?

Lo que pa­sa es que aquí va­mos a echar a co­rrer dos pro­yec­tos, uno del go­bierno y otro, el del Pre­si­den­te Pi­ñe­ra. Y yo creo que el del Pre­si­den­te Pi­ñe­ra es mu­cho me­jor, in­cen­ti­va el aho­rro, ayu­da a las mu­je­res. Por su­pues­to que hay pun­tos co­mu­nes, am­bos apun­tan a me­jo­rar las pen­sio­nes, pe­ro el te­ma es có­mo se ha­ce.

¿Hay algo que res­ca­te del pro­yec­to?

Lo que res­ca­to es que ha­ya un in­te­rés de me­jo­rar las pen­sio­nes de los chi­le­nos, pe­ro el ins­tru­men­tal es bien ma­lo. Es un pro­yec­to otra vez pla­ga­do de ideo­lo­gía que, en la prác­ti­ca, ha­ce que nue­va­men­te sea un mal pro­yec­to.

A di­fe­ren­cia de las otras, es­ta es la úni­ca re­for­ma di­se­ña­da de pun­ta a ca­bo por el mi­nis­tro Ro­dri­go Val­dés. ¿Lo­gró ale­jar­se de las anteriores en cuan­to a una me­jor fac­tu­ra, a po­ner­le su im­pron­ta en lo téc­ni­co?

No, yo creo que es­te es un pro­yec­to téc­ni­ca­men­te ma­lo, téc­ni­ca­men­te equi­vo­ca­do, que se ha­ce con una do­sis ele­va­da de ideo­lo­gía, por lo que sus efec­tos co­la­te­ra­les son bas­tan­te ne­ga­ti­vos. Por lo mis­mo, es­pe­ro que ten­ga­mos la po­si­bi­li­dad de opi­nar. Va­mos a es­tar en­can­ta­dos de ir al Con­gre­so a ex­po­ner nues­tros pun­tos. Oja­lá que se nos es­cu­che, que ha­ya un diá­lo­go verdadero y que no se aprue­be un pro­yec­to en­tre ga­llos y me­dia­no­che.

So­bre la tra­mi­ta­ción de la re­for­ma de pen­sio­nes, La­rraín plan­tea que “oja­lá se nos es­cu­che, que ha­ya un diá­lo­go verdadero y que no se aprue­be un pro­yec­to en­tre ga­llos y me­dia­no­che”.

Sin em­bar­go, el go­bierno di­jo que esos re­cur­sos no los po­dían ad­mi­nis­trar las AFP, por­que ca­re­cían de le­gi­ti­mi­dad so­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.