“NO ES­TA­MOS CON­FOR­MES, LOS RE­SUL­TA­DOS ECO­NÓ­MI­COS NO SE HAN DA­DO”

La Tercera - Negocios - - Apuntes -

uran­te más de seis dé­ca­das, el ne­go­cio de en­dul­zan­tes ha si­do el se­llo de Ian­sa, apor­tan­do his­tó­ri­ca­men­te en­tre 60% y 80% de sus ven­tas. Pe­ro ha­ce una dé­ca­da todo cam­bió, el pro­tec­cio­nis­mo con que con­ta­ba el pre­cio del azú­car de­jó de ser efec­ti­vo y su vo­la­ti­li­dad co­men­zó a afec­tar a la com­pa­ñía.

Hoy el plan de Ian­sa y su con­tro­la­do­ra, el hol­ding in­glés ED&F Man, es mi­ti­gar el im­pac­to, po­ten­cian­do otras áreas de negocios.

No es sen­ci­llo, re­co­no­ce el ge­ren­te general de Ian­sa, Jo­sé Luis Ira­rrá­za­val. Du­ran­te el pe­río­do en que la em­pre­sa es­tu­vo al am­pa­ro de cier­tas pro­tec­cio­nes fren­te al pre­cio del azú­car in­ter­na­cio­nal se pro­du­je­ron in­efi­cien­cias, al­go que han tra­ta­do de co­rre­gir en los úl­ti­mos 10 años.

“Cuan­do hi­ci­mos las ba­ses del Plan Dul­ce 2014, uno de los ob­je­ti­vos era dar­le via­bi­li­dad al ne­go­cio del azú­car, por­que te­nía­mos gran­des com­pro­mi­sos en ac­ti­vos de esta área y, ade­más, con la eli­mi­na­ción de las ban­das de pre­cios nos ve­ría­mos en­fren­ta­dos al mer­ca­do mun­dial sin nin­gún ti­po de pro­tec­ción, lo que ge­ne­ró du­das res­pec­to de si Chi­le iba a ser ca­paz de se­guir pro­du­cien­do azú­car”, ex­pli­ca Ira­rrá­za­val.

Pe­ro du­ran­te la im­ple­men­ta­ción de esta es­tra­te­gia de­bie­ron en­fren­tar cam­bios en la tendencia de la de­man­da na­cio­nal de azú­car. Si en­tre 2005 y 2010 los chi­le­nos con­su­mían 47 ki­los de azú­car per cá­pi­ta, en lo que va de esta dé­ca­da ese nú­me­ro ha dis­mi­nui­do, es­ta­bi­li­zán­do­se en torno a los 35 ki­los per cá­pi­ta al año, si­mi­lar a lo que re­gis­tran paí­ses desa­rro­lla­dos.

Por ello, el Plan Dul­ce 2.0, que fi­ja la ru­ta has­ta 2022, po­ten­cia­rá pre­ci­sa­men­te otras áreas de ne­go­cio, con el ob­je­to de bus­car mayores efi­cien­cias y ren­ta­bi­li­dad. Para eso se re­es­truc­tu­ra­ron las lí­neas de ne­go­cio en fun­ción de los de­sa­fíos que tie­nen, crean­do las áreas Agroin­dus­trial, In­gre­dien­tes de Ali­men­tos, Con­su­mo Ma­si­vo de Ali­men­tos (re­tail) y De­ri­va­dos de Fru­tas y Ver­du­ras, que re­pre­sen­tan un 20%, 50%, 30%-40% y 20%-30% de las ven­tas, en pro­me­dio, res­pec­ti­va­men­te. Es­tos por­cen­ta­jes, ad­vier­te Ira­rrá­za­val, su­man más de 100%, por­que a ve­ces unos abas­te­cen a otros y ahí se du­pli­can.

Es­te nue­vo fo­co ya muestra avan­ces. Tras cin­co meses de negociación, esta se­ma­na Ian­sa ce­rró un acuer­do de re­pre­sen­ta­ción con el gru­po Döh­ler, lí­der mun­dial en in­gre­dien­tes na­tu­ra­les, sis­te­mas de in­gre­dien­tes y so­lu­cio­nes in­te­gra­das para la in­dus­tria de ali­men­tos y be­bi­das. Es­to per­mi­ti­rá que la com­pa­ñía ale­ma­na in­gre­se a tra­vés de Ian­sa in­gre­dien­tes al mer­ca­do chi­leno.

Al­go que, sin em­bar­go, no lo­gra mi­ti­gar el des­con­ten­to de la ad­mi­nis­tra­ción an­te los ma­los re­sul­ta­dos del pri­mer se­mes­tre. En los pri­me­ros seis meses de es­te año, Em­pre­sas Ian­sa re­gis­tró pér­di­das por US$ 2,6 mi­llo­nes en su úl­ti­ma lí­nea y tam­bién en el re­sul­ta­do ope­ra­cio­nal. ¿El res­pon­sa­ble? El me­nor desem­pe­ño del seg­men­to azú­car y sus de­ri­va­dos, del seg­men­to de nu­tri­ción ani­mal y ali­men­to de mas­co­tas. Sin em­bar­go, los in­gre­sos con­so­li­da­dos al­can-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.