EL NUE­VO PRO­YEC­TO EN LA MI­RA DEL AL­CAL­DE SHARP

El al­cal­de de Val­pa­raí­so, en nue­ve me­ses, ha pues­to en aprie­tos dos pro­yec­tos de in­ver­sión: Par­que Püm­pin e in­mo­bi­lia­ria Mi­ra­dor Ba­rón. Aho­ra hay un ter­ce­ro en su mi­ra, el Pro­yec­to Puerto Ba­rón, al cual aca­ba de dar una es­to­ca­da que ame­na­za con com­pli­car

La Tercera - Negocios - - Portada - POR SAN­DRA BUR­GOS

Mien­tras to­dos se­guían la dispu­ta en­tre el al­cal­de de Val­pa­raí­so, Jor­ge Sharp, y el em­pre­sa­rio Ni­co­lás Ibá­ñez, lue­go de que el mu­ni­ci­pio de­ci­die­ra pa­ra­li­zar el pro­yec­to in­mo­bi­lia­rio del Par­que Püm­pin, en tri­bu­na­les se abría un nue­vo fren­te de ba­ta­lla pa­ra el edil, es­ta vez con in­mo­bi­lia­ria Mi­ra­dor Ba­rón (de la em­pre­sa Si­gro), que pre­sen­tó un re­cur­so de pro­tec­ción an­te la Cor­te de Ape­la­cio­nes de Val­pa­raí­so con­tra la mu­ni­ci­pa­li­dad, pa­ra fre­nar la in­va­li­da­ción de edi­fi­ca­ción de su pro­yec­to, desa­rro­lla­do na­da me­nos que por el ar­qui­tec­to Mat­hias Klotz.

Pe­ro eso no era to­do. En pa­ra­le­lo, Sharp ar­ti­cu­la­ba una úl­ti­ma es­to­ca­da a una de las obras más em­ble­má­ti­cas de la ciu­dad: el Pro­yec­to Puerto Ba­rón. Des­de su cam­pa­ña, el al­cal­de del Fren­te Am­plio se­ña­ló pú­bli­ca­men­te, y en mu­chas oca­sio­nes, su in­ten­ción de im­pe­dir que el pro­yec­to se ma­te­ria­li­za­ra, lo que con­fir­mó cuan­do asu­mió la al­cal­día de la co­mu­na. “Es­pe­ro que no se cons­tru­ya”, di­jo, y agre­gó: “Es co­mo si yo qui­sie­ra pri­va­ti­zar el Par­que Fo­res­tal… o cons­truir un mall en el Par­que O’Hig­gins”, fue­ron al­gu­nas de sus fra­ses em­ble­má­ti­cas.

Y aho­ra es­tá a pun­to de con­se­guir su ob­je­ti­vo. El 9 de sep­tiem­bre, en el mar­co del re­cla­mo de ile­ga­li­dad pre­sen­ta­do por los de­trac­to­res de la re­so­lu­ción que per­mi­tió la re­cep­ción de Val­pa­raí­so Ter­mi­nal de Pa­sa­je­ros (VTP, que for­ma par­te del con­jun­to ar­mó­ni­co del Pro­yec­to Puerto Ba­rón), Sharp res­pon­dió que to­do el pro­ce­so fue ile­gal, abrien­do con ello la puer­ta a que es­te pro­yec­to tam­bién ter­mi­ne con­vir­tién­do­se en es­com­bros.

Años de ju­di­cia­li­za­ción

En 2005, ba­jo el go­bierno de Ri­car­do La­gos, la Em­pre­sa Por­tua­ria Val­pa­raí­so (EPV) li­ci­tó pri­me­ro la cons­truc­ción del Mall Ba­rón y, lue­go, el ter­mi­nal de pa­sa­je­ros VTP pa­ra cru­ce­ros. Así se ce­rra­ba un te­ma de dis­cu­sión so­bre qué ha­cer y có­mo in­cor­po­rar de me­jor ma­ne­ra al bor­de cos- te­ro de Val­pa­raí­so es­tos te­rre­nos que an­ta­ño al­ber­ga­ron a par­te de la actividad por­tua­ria y que des­de ha­ce años han es­ta­do aban­do­na­dos.

El pro­yec­to fue ad­ju­di­ca­do en 2006 a Pla­za Val­pa­raí­so, una fi­lial de Mall Pla­za, con un pro­yec­to que in­clu­ye el Mall Ba­rón, un mu­seo, cos­ta­ne­ra pea­to­nal y res­tau­ran­tes. Pos­te­rior­men­te, a es­te pro­yec­to se in­cor­po­ró Val­pa­raí­so Ter­mi­nal de Pa­sa­je­ros (VTP), he­cho por Agun­sa, que ya es­tá en fun­cio­na­mien­to e im­pli­có una in­ver­sión de US$ 9 mi­llo­nes.

Des­de el día uno, cuan­do se cam­bia el plano re­gu­la­dor de Val­pa­raí­so, que dio pie pa­ra que el te­rreno ten­ga un uso co­mer­cial, co­men­za­ron las em­bes­ti­das con­tra el pro­yec­to de par­te de de­trac­to­res co­mo De­fen­da­mos la Ciu­dad, Jor­ge Bus­tos y Sal­va­dor Dong­hi, en­tre otros.

La ar­ti­lle­ría no só­lo con­sis­tió en una se­gui­di­lla de ata­ques ver­ba­les, sino tam­bién en una ba­ta­lla ju­di­cial, con de­ce­nas de ac­cio­nes le­ga­les y ad­mi­nis­tra­ti­vas con­tra el pro­yec­to, den­tro de las cua­les se cuen­tan tres que­re­llas cri­mi­na­les, ac­cio­nes de nu­li­dad de la li­ci­ta­ción y del con­tra­to de con­ce­sión, re­cla­mos de ile­ga­li­dad con­tra los per­mi­sos de edi­fi­ca­ción, por con­tar al­gu­nas. El 100% de ellas fue­ron re­cha­za­das por los tri­bu­na­les. De he­cho, has­ta la mis­ma Unes­co in­ter­vino en el te­ma, con recomendaciones que fue­ron aco­gi­das, mo­di­fi­cán­do­se el pro­yec­to ori­gi­nal. Las con­clu­sio­nes de la en­ti­dad se ba­sa­ron en el Es­tu­dio de Im­pac­to Pa­tri­mo­nial lle­va­do a ca­bo por el ar­qui­tec­to co­lom­biano Juan Luis Iza­sa, quien con­clu­yó que el Pro­yec­to Puerto Ba­rón no afec­ta la con­di­ción de Val­pa­raí­so co­mo Pa­tri­mo­nio de la Hu­ma­ni­dad ni tam­po­co ge­ne­ra im­pac­tos ne­ga­ti­vos en la for­ma de la bahía.

A ello se su­ma el apo­yo ciu­da­dano. Se­gún una en­cues­ta de GDF Adi­mark de di­ciem­bre de 2016, un 77% de la po­bla­ción apo­ya el pro­yec­to.

Pe­ro hay dos re­cla­mos de ile­ga­li­dad mu­ni­ci­pal que es­tán en la Cor­te Su­pre­ma y Cor­te de Ape­la­cio­nes de Val­pa­raí­so, que son los que tie­nen en es­te mo­men­to al pro­yec­to en ja­que. Se tra­ta de dos ac­cio­nes que pue­den traer se­rias con­se­cuen­cias no só­lo

pa­ra los in­ver­sio­nis­tas que ya han com­pro­me­ti­do re­cur­sos por cer­ca de US$ 29 mi­llo­nes (US$ 20 mi­llo­nes el mall y US$ 9 mi­llo­nes VTP), de un pro­yec­to que im­pli­ca­rá una in­ver­sión de US$ 150 mi­llo­nes, sino tam­bién a la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Val­pa­raí­so, al de­cla­rar que sus ac­tos han si­do ile­ga­les.

El pri­mer re­cla­mo fue pre­sen­ta­do el 12 de abril de 2013. Un gru­po de de­trac­to­res ale­gó que el permiso pa­ra la cons­truc­ción del Pro­yec­to Puerto Ba­rón (el permiso 79) era ile­gal y que in­frin­gía la nor­ma­ti­va ur­ba­nís­ti­ca. An­te ello, la mu­ni­ci­pa­li­dad, la Em­pre­sa Por­tua­ria Val­pa­raí­so (la es­ta­tal EPV) y Pla­za Val­pa­raí­so (PVSA) de­fen­die­ron la le­ga­li­dad de los per­mi­sos de edi­fi­ca­ción. De he­cho, la mu­ni­ci­pa­li­dad se­ña­ló en esa opor­tu­ni­dad que “no pue­de impu­tar­se a la Di­rec­ción de Obras Mu­ni­ci­pa­les ac­tua­ción u omi­sión ile­gal al­gu­na de sus de­be­res le­ga­les, to­da vez que ha he­cho ca­bal apli­ca­ción de las nor­mas que ri­gen su ac­tuar, en­con­trán­do­se el permiso de edi­fi­ca­ción otor­ga­do ple­na­men­te ajus­ta­do a de­re­cho”.

El 6 de di­ciem­bre del año pa­sa­do, Jor­ge Sharp asu­mió la al­cal­día de Val­pa­raí­so. Se­ten­ta y dos días des­pués, el 16 de fe­bre­ro de 2017, la Cor­te de Ape­la­cio­nes de Val­pa­raí­so re­cha­zó el re­cla­mo en for­ma uná­ni­me, con­fir­man­do que el permiso de edi­fi­ca­ción era le­gal, lo cual fue un gol­pe pa­ra quie­nes se han opues­to al pro­yec­to.

An­te el re­cha­zo, los re­cla­man­tes re­cu­rrie­ron a la Cor­te Su­pre­ma, la cual en los pró­xi­mos días es­cu­cha­rá los ale­ga­tos. Por Pla­za Val­pa­raí­so ale­ga­rá Cris­tó­bal Ey­za­gui­rre, del es­tu­dio Cla­ro y Cía., mien­tras que por EPV lo ha­rá Hu­go Bot­to y por la mu­ni­ci­pa­li­dad de­be­ría ha­cer­lo el director ju­rí­di­co, Ni­co­lás Guz­mán.

Sin em­bar­go, hay otro re­cla­mo de ile­ga­li­dad en la Cor­te de Ape­la­cio­nes de Val­pa­raí­so -pre­sen­ta­do el 20 de oc­tu­bre de 2016-, que pue­de cam­biar to­do el pa­no­ra­ma, y que es con­tra la re­so­lu­ción 326 que re­ci­bió las obras de Val­pa­raí­so Ter­mi­nal de Pa­sa­je­ros, y que hoy se en­cuen­tra ope­ra­ti­vo. Cuan­do es­te re­cur­so fue in­ter­pues­to por Jor­ge Bus­tos, la mu­ni­ci­pa­li­dad no lo con­tes­tó, so­li­ci­tan­do el 4 de mar­zo de 2017 al tri­bu­nal que, con­si­de­ran­do su pos­tu­ra en el re­cla­mo de ile­ga­li­dad con­tra el permiso 79, se sus­pen­die­ra es­te pro­ce­di­mien­to o de lo con­tra­rio la nue­va ad­mi­nis­tra­ción se ve­ría for­za­da a sos­te­ner posturas con­tra­dic­to­rias, re­co­no­cien­do que di­cha si­tua­ción in­frin­ge lo que se co­no­ce co­mo vul­ne­ra­ción de la con­fian­za le­gí­ti­ma ge­ne­ra­da por los ac­tos pro­pios de la mu­ni­ci­pa­li­dad.

El 9 de sep­tiem­bre re­cién pa­sa­do, Sharp cam­bió su po­si­ción. El director ju­rí­di­co de la mu­ni­ci­pa­li­dad con­tes­tó el re­cla­mo se­ña­lan­do que “mi re­pre­sen­ta­da se alla­na ex­pre­sa­men­te” a que la re­cep­ción del pro­yec­to sea de­cla­ra­da ile­gal. Ar­gu­men­tó que “la se­de re­gio­nal de con­trol, con fe­cha 17 de abril de 2017, me­dian­te ofi­cio N° 5976, reite­ra que la re­fe­ri­da mo­di­fi­ca­ción al permiso de edi­fi­ca­ción no se ajus­tó a de­re­cho, por cuan­to con­tem­pla­ba un au­men­to de la su­per­fi­cie des­ti­na­da a ter­mi­nal de pa­sa­je­ro­sin­fra­es­truc­tu­ra, en cir­cuns­tan­cias de que de­be tra­tar­se de pro­yec­tos des­ti­na­dos a equi­pa­mien­to, re­co­gien­do en con­se­cuen­cia uno de los re­pro­ches de ile­ga­li­dad que fun­da­men­tan el re­cla­mo de ma­rras y al cual mi re­pre­sen­ta­da se alla­na ex­pre­sa­men­te”, se­ña­la el do­cu­men­to.

Con­sul­ta­da la mu­ni­ci­pa­li­dad, se­ña­la­ron que hay un pro­ce­so ju­di­cial, por lo que pre­fie­ren no dar de­cla­ra­cio­nes.

El no de Sharp

La ra­di­ca­li­za­ción de Sharp en con­tra del pro­yec­to po­dría te­ner va­rias aris­tas. Por ejem­plo, que la Cor­te de Ape­la­cio­nes de Val­pa­raí­so de­cla­re ile­gal la re­so­lu­ción 326 y se obli­gue a de­mo­ler el nue­vo Val­pa­raí­so Ter­mi­nal de Pa­sa­je­ros (VTP) y que ac­tual­men­te se en­cuen­tra en fun­cio­na­mien­to, aten­dien­do a más de 100.000 pa­sa­je­ros du­ran­te la tem­po­ra­da 2016.

Al in­te­rior de la em­pre­sa por­tua­ria (EPV) hay preo­cu­pa­ción so­bre el cam­bio en la doc­tri­na que ha­bía im­pe­ra­do en la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Val­pa­raí­so, por eso du­ran­te to­da la se­ma- na el equi­po ju­rí­di­co de la em­pre­sa ha es­ta­do ana­li­zan­do los po­ten­cia­les es­ce­na­rios que se pue­den abrir da­do el cam­bio que se ha vis­to en las úl­ti­mas se­ma­nas por par­te del al­cal­de Sharp.

Por su par­te, en Pla­za Val­pa­raí­so exis­te un sen­ti­mien­to de in­de­fen­sión an­te la in­cer­te­za ju­rí­di­ca pro­du­ci­da por es­tos ac­tos, de he­cho, es­tán es­tu­dian­do in­ter­po­ner que­re­llas cri­mi­na­les en con­tra de Sharp y fun­cio­na­rios in­vo­lu­cra­dos de la mu­ni­ci­pa­li­dad.

Fuen­tes cer­ca­nas a la de­fen­sa se­ña­lan que es­tán es­tu­dian­do to­dos los pa­sos a se­guir, in­clu­so una que­re­lla por pre­va­ri­ca­ción con­tra el al­cal­de Sharp y su director ju­rí­di­co y de­más fun­cio­na­rios mu­ni­ci­pa­les in­vo­lu­cra­dos.

El ge­ren­te ge­ne­ral de VTP, Juan Es­te­ban Bil­bao, cuen­ta que el cam­bio de pos­tu­ra del al­cal­de sor­pren­de, so­bre to­do por­que unos días atrás Bil­bao es­tu­vo en una actividad con Sharp, en el mar­co de la fir­ma de un acuer­do pa­ra ase­gu­rar las re­ca­la­das de cru­ce­ros en el puerto de Val­pa­raí­so. En esa opor­tu­ni­dad, re­cuer­da, Sharp no le men­cio­nó na­da al res­pec­to.

Por eso, cuan­do se en­te­ra­ron de la nue­va pos­tu­ra de edil, se reunió con su equi­po ju­rí­di­co, quie­nes es­tán ana­li­zan­do la si­tua­ción y vien­do de qué for­ma les pue­de afec­tar la ac­ción que es­tá eje­cu­tan­do el al­cal­de, la que, ade­más, in­di­ca, “agre­de di­rec- ta­men­te la la­bor que rea­li­za la Di­rec­ción de Obras de la pro­pia mu­ni­ci­pa­li­dad que él di­ri­ge”.

De pros­pe­rar el con­flic­to, lo que es­pe­ran en VTP es que la cor­te no va­li­de la ca­li­fi­ca­ción de ile­ga­li­dad de Sharp. Agre­ga que en el peor es­ce­na­rio, ten­drían que ser in­dem­ni­za­dos, ya sea por la em­pre­sa man­dan­te o por el pro­pio Es­ta­do.

Asi­mis­mo, abo­ga­dos que par­ti­ci­pan del pro­ce­so se­ña­lan que la ac­tua­ción de Sharp es gra­ve, por­que des­obe­de­ce lo or­de­na­do por la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca en su dic­ta­men del 8 de mar­zo de 2017. La en­ti­dad, jun­to a la Con­tra­lo­ría Re­gio­nal de Val­pa­raí­so, de­ter­mi­na­ron que Val­pa­raí­so Ter­mi­nal de Pa­sa­je­ros (VTP) se ajus­ta­ba a de­re­cho, jus­to en la nor­ma que Sharp con­si­de­ra que no se ajus­tó a de­re­cho.

Por otro la­do, ad­vier­ten que cuan­do el al­cal­de re­co­no­ce que la ins­ti­tu­ción que re­pre­sen­ta ac­tuó de for­ma ile­gal, a pe­sar de que por años de­fen­dió su po­si­ción, abre una aris­ta com­pli­ca­da pa­ra el mu­ni­ci­pio.

Aho­ra to­do es­tá en sus­pen­so. En los pró­xi­mos días se­rán los ale­ga­tos, en la Cor­te Su­pre­ma, los que es­ta­rán mar­ca­dos por la pre­sen­ta­ción de la mu­ni­ci­pa­li­dad el pa­sa­do 9 de sep­tiem­bre, que de­cla­ró que su ac­cio­nar fue ile­gal. Por tan­to, los tri­bu­na­les de­fi­ni­rán el fu­tu­ro del pro­yec­to y se­rán cla­ve pa­ra que Sharp con­si­ga su ob­je­ti­vo.

Val­pa­raí­so Ter­mi­nal de Pa­sa­je­ros po­dría ser de­mo­li­do si los tri­bu­na­les con­si­de­ran la úl­ti­ma pre­sen­ta­ción de la mu­ni­ci­pa­li­dad, que di­ce que fue ile­gal su re­cep­ción de obras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.