LA OTRA NE­GO­CIA­CIÓN EN EL CON­FLIC­TO SQM-COR­FO

El ex mi­nis­tro Fe­li­pe Bul­nes fue con­tra­ta­do por Cor­fo para ne­go­ciar, en pa­ra­le­lo al jui­cio ar­bi­tral que tie­nen con SQM por el Sa­lar de Ata­ca­ma, la pér­di­da de con­trol de Ponce. Sin em­bar­go, la ven­ta de Po­tash lo com­pli­có to­do.

La Tercera - Negocios - - Portada - POR SAN­DRA BUR­GOS/ NI­CO­LÁS DU­RAN­TE

ES co­mo un trom­po que tie­ne tres cuer­das, y si uno suel­ta una, de­ja de gi­rar. Así des­cri­ben lo que por es­tos días ocu­rre en las ne­go­cia­cio­nes en­tre Cor­fo y SQM por la ope­ra­ción en el Sa­lar de Ata­ca­ma. Aun­que has­ta aho­ra so­lo se co­no­cía del con­flic­to lle­va­do en un jui­cio ar­bi­tral, ha­ce un mes y me­dio se ini­ció una ne­go­cia­ción pa­ra­le­la, li­de­ra­da por el ex mi­nis­tro de Jus­ti­cia y Edu­ca­ción Fe­li­pe Bul­nes, que re­pre­sen­ta a la es­ta­tal en con­ver­sa­cio­nes di­rec­tas con Se­bas­tián Od­dó, abo­ga­do de las so­cie­da­des cas­ca­das de Ju­lio Ponce. La me­ta de Bul­nes es una so­la: des­pe­jar el ca­mino para que se cum­pla la exi­gen­cia de Eduar­do Bi­tran: que Ponce pier­da el con­trol para lle­gar a acuer­do.

Se tra­ta de dos pro­ce­sos pa­ra­le­los in­di­vi­dua­les, con dos equi­pos le­ga­les se­pa­ra­dos, pe­ro con re­sul­ta­dos ab­so­lu­ta­men­te vin­cu­lan­tes. Y es en la con­ver­sa­ción a tra­vés de emi­sa­rios de Bi­tran y Ponce don­de se cen­tran las fi­chas para lo­grar hu­mo blan­co, ya que si Ponce no ce­de en de­jar el con­trol de la com­pa­ñía, Cor­fo no me­jo­ra­rá el con­tra­to con SQM, lo que po­dría obli­gar a la mi­ne­ra a pro­du­cir has­ta 2022, y que­dar­se has­ta 2030 sin sa­car li­tio del Sa­lar de Ata­ca­ma, ne­go­cio que re­pre­sen­ta el 60% de los in­gre­sos bru­tos de la fir­ma.

Aun­que en las diversas de­cla­ra­cio­nes a la pren­sa Bi­tran ha pe­di­do que Ponce sal­ga del con­trol, aho­ra, tras un mes y me­dio de ne­go­cia­cio­nes en­tre Bul­nes y Od­dó, el es­ce­na­rio pa­re­ce más alla­na­do y ven­der no es la úni­ca op­ción. Hay otras al­ter­na­ti­vas y pie­zas más fá­ci­les de mo­ver para lle­gar a buen puer­to.

Al­tas fuen­tes co­no­ce­do­ras de las tra­ta­ti­vas di­cen que la pos­tu­ra que re­pre­sen­ta Bul­nes in­clu­ye una de­ce­na de op­cio­nes para que Ponce pier­da el con­trol. Por ejem­plo, una de las for­mas es que el pre­si­den­te del di­rec­to­rio de SQM pier­da el vo­to di­ri­men­te. Es­to ac­tual­men­te es­tá en apli­ca­ción, lue­go del acuer­do al que lle­ga­ron las cas­ca­das y Po­tash Corp., el otro ac­cio­nis­ta de SQM para coad­mi­nis­trar la fir­ma y evi­tar los cons­tan­tes e his­tó­ri­cos ro­ces en el di­rec­to­rio. El pro­ble­ma -para Cor­fo- es que el acuer­do que fir­ma­ron las cas­ca­das y Po­tash -que im­pli­ca la re­nun­cia al po­der di­ri­men­te del pre­si­den­te- du­ra so­lo tres años. La pe­ti­ción de Cor­fo es que que­de es­cri­to para siem­pre.

Otra de las al­ter­na­ti­vas que es­ta­ría dis­pues­ta Cor­fo a acep­tar es que se ter­mi­ne el acuer­do en­tre Ponce y la ja­po­ne­sa Ko­wa, sus­cri­to en 2006, con el que, vir­tual­men­te, las cas­ca­das con­tro­lan la com­pa­ñía. En diversas en­tre­vis­tas, Bi­tran ha di­cho que lo con­si­de­ra ile­gal.

Ha­cer un swap de ac­cio­nes SQM cla­se A por cla­se B tam­bién po­dría ser una op­ción para que Ponce de­je el con­trol. In­clu­so, po­dría apli­car­se la fi­gu­ra nor­te­ame­ri­ca­na del

sun­set clo­se, que obli­ga a un ac­cio­nis­ta a per­der parte del po­der po­lí­ti­co, pe­ro no el eco­nó­mi­co en su com­pa­ñía. En es­tas op­cio­nes, Bi­tran ha si­do ase­so­ra­do gra­tui­ta­men­te por un cen­tro de go­bierno cor­po­ra­ti­vo de una pres­ti­gio­sa uni­ver­si­dad de Es­ta­dos Uni­dos, y Bul­nes se ha en­car­ga­do de dar­les for-

Fe­li­pe Bul­nes por Cor­fo y Se­bas­tián Od­dó por Ju­lio Ponce tra­ba­jan en el acuer­do para que Ponce ce­da el con­trol de SQM. Ese acuer­do es pa­ra­le­lo al que ne­go­cian Cor­fo y SQM para cam­biar el con­tra­to de ex­plo­ta­ción de li­tio en Sa­lar de Ata­ca­ma.

ma a las al­ter­na­ti­vas y ten­der los puen­tes con Ponce.

La con­fian­za de­po­si­ta­da por la Cor­fo en Bul­nes no vie­ne de la na­da ni es nue­va. El ex mi­nis­tro fue el ase­sor de la es­ta­tal en la fir­ma del úl­ti­mo con­tra­to con Al­be­mar­le (ex Rock­wood) en el Sa­lar de Ata­ca­ma. Su ca­pa­ci­dad para en­ten­der el va­lor es­tra­té­gi­co de los ac­ti­vos del Es­ta­do y ser un hom­bre cer­cano a Se­bas­tián Pi­ñe­ra y a la de­re­cha le dio las ga­ran­tías que Bi­tran ne­ce­si­ta­ba para po­der de­mos­trar que es­ta­ba ha­cien­do es­tas ne­go­cia­cio­nes por el bien del país y no por una ren­ci­lla per­so­nal con Ponce.

Cer­ca­nos a Bi­tran se­ña­lan que es­tá dis­pues­to a pa­gar el cos­to po­lí­ti­co de fir­mar la paz con SQM, pe­ro que no lo ha­rá gra­tis. Ponce de­be ce­der el con­trol ab­so­lu­to y to­tal que os­ten­tó, en la prác­ti­ca, has­ta ini­cios de es­te año.

Ese ob­je­ti­vo no es fá­cil, pe­ro los su­cu­len­tos be­ne­fi­cios que sig­ni­fi­can para SQM y para sus ac­cio­nis­tas po­drían ha­cer­lo dar un pa­so en esa di­rec­ción.

Sin em­bar­go, la re­cien­te noticia de que la au­to­ri­dad in­dia obli­ga­ría a Po­tash a ven­der el 32% sus ac­cio­nes en SQM com­pli­có las co­sas. El plan ori­gi­nal de Ponce y Ra­fael Gui­li­sas­ti -pre­si­den­te de las cas­ca­das­de que se ven­die­ran ac­cio­nes para dis­mi­nuir la deu­da de las so­cie­da­des y ha­cer ex­pe­di­to un acuer­do con la Cor­fo, se com­pli­có, ya que se abrió un nue­vo po­der ven­de­dor. Si a Po­tash no le que­da otra op­ción que ven­der su 32%, com­pli­ca la ven­ta de un pa­que­te de Ponce, con lo cual un even­tual acuer­do con Cor­fo se cae.

La vía ex­pe­di­ta

La otra vía de ne­go­cia­cio­nes, la di­rec­ta en­tre Cor­fo y SQM en el jui­cio ar­bi­tral, avan­za de ma­ne­ra más ex­pe­di­ta, so­bre to­do por­que la eta­pa de con­ci­lia­ción y los pla­zos apu­ran y por­que SQM ha mos­tra­do la me­jor dis­po­si­ción.

Las con­ver­sa­cio­nes se han cen­tra­do, li­te­ral­men­te, en la es­qui­na de Apo­quin­do con Ger­tru­dis Eche­ñi­que. Es en esa in­ter­sec­ción de Las Con­des, en edi­fi­cios en­fren­ta­dos, don­de tie­nen las ofi­ci­nas los es­tu­dios ‘Var­gas Or­chard Re­yes del Va­lle & Aso­cia­dos’ y ‘Cla­ro y Com­pa­ñía’. En es­te úl­ti­mo, Ni­co­lás Lu­co y Jo­sé Ma­ría Ey­za­gui­rre Gar­cía de la Huer­ta re­pre­sen­tan los in­tere­ses de SQM. Es­te mis­mo es­tu­dio ha si­do el bu­fe­te de ca­be­ce­ra de los ca­na­dien­ses Po­tash, por lo que da­ría las ga­ran­tías de su des­vin­cu­la­ción con la fi­gu­ra siem­pre pre­sen­te de Ponce.

En tan­to, Ig­na­cio Var­gas y Ale­jan­dro Re­yes han si­do los abo­ga­dos ex­ter­nos de Cor­fo, equi­po al que ade­más se suma el fis­cal del or­ga­nis­mo pú­bli­co, Pa­blo La­gos. Es en es­ta ofi­ci­na -pi­so 16 de Apo­quin­do 3669, jus­to en fren­te de Cla­ro y Cía.don­de se han rea­li­za­do ca­da una de las ne­go­cia­cio­nes para des­tra­bar un acuer­do en las con­ci­lia­cio­nes.

Has­ta aho­ra, prác­ti­ca­men­te to­dos los pun­tos que in­te­gran la ne­go­cia­ción han si­do acep­ta­dos por SQM. Así, por ejem­plo, ya se es­ti­pu­ló que el “des­de” es pa­gar las ren­tas adeu­da­das, que fue­ron las que ga­ti­lla­ron el con­flic­to en­tre Cor­fo y SQM, en 2013, cuando el or­ga­nis­mo era di­ri­gi­do por Her­nán Chey­re, y una au­di­to­ría evi­den­ció que la mi­ne­ra no ha­bía pa­ga­do de ma­ne­ra co­rrec- ta las ren­tas por su ope­ra­ción. A tra­vés del pro­ce­so de con­ci­lia­ción, SQM ofre­ció pa­gar US$ 17 mi­llo­nes y sen­tar­se a mo­di­fi­car el ac­tual con­tra­to, pe­ro el con­se­jo di­rec­ti­vo de Cor­fo no acep­tó la ofer­ta, lo que ga­ti­lló el jui­cio ar­bi­tral ac­tual. El mon­to, si es que se man­tie­nen los US$ 17 mi­llo­nes o se au­men­ta, aún es­tá por de­fi­nir.

Otro pun­to que ya tie­ne el acuer­do de am­bas par­tes es ho­mo­ge­ni­zar las con­di­cio­nes tri­bu­ta­rias que tie­ne SQM en el sa­lar con su com­pe­ti­dor, Al­be­mar­le. Ac­tual­men­te, So­qui pa­ga una ta­sa de 6,8% de sus ven­tas, y el ob­je­ti­vo es au­men­tar­la has­ta 40%, lo que de­pen­de­rá del pre­cio de ven­ta del li­tio.

Asi­mis­mo, Cor­fo quie­re te­ner ac­ce­so a to­da la in­for­ma­ción de ma­ne­ra trans­pa­ren­te y efi­caz, para sa­ber en cuán­to se es­tá ven­dien­do el li­tio del sa­lar y po­der co­brar el ro­yalty ade­cua­do. De he­cho, ya se acor­dó que ha­brá una au­di­to­ría ex­ter­na que in­for­me a la Cor­fo que el con­tra­to se es­tá cum­plien­do. Asi­mis­mo, se con­cor­dó que ha­brá un mo­ni­to­reo en lí­nea y de un in­ter­ven­tor, que cer­ti­fi­que que el cum­pli­mien­to am­bien­tal es el óp­ti­mo. Ade­más, Cor­fo so­li­ci­tó que las con­ce­sio­nes mi­ne­ras y de­re­chos de aguas pe­di­dos por SQM sean desis­ti­dos.

Pe­ro hay una con­di­ción en par­ti­cu­lar que po­dría ser iné­di­ta. Cor­fo exi­gió que SQM Sa­lar, la fi­lial de SQM y con la cual tie­nen el con­tra­to de so­cie­dad, arrien­do y pro­yec­to en el Sa­lar de Ata­ca­ma, in­cor­po­re a su di­rec­to­rio a por lo me­nos dos di­rec­to­res in­de­pen­dien­tes. Ac­tual­men­te, la me­sa es pre­si­di­da por Pa- tri­cio de Sol­mi­ni­hac, tam­bién ge­ren­te ge­ne­ral de SQM, e in­te­gra­da por Ri­car­do Ra­mos, Da­niel Ji­mé­nez, Car­los Díaz y Juan Car­los Ba­rre­ra, to­dos al­tos eje­cu­ti­vos de SQM. Lo que bus­ca Cor­fo es que al me­nos dos de esos in­te­gran­tes den ga­ran­tías de in­de­pen­den­cia e in­te­gren un co­mi­té que su­per­vi­se el co­rrec­to fun­cio­na­mien­to del con­tra­to y su re­la­ción con el Es­ta­do. Aun­que Cor­fo no va a vi­sar los nom­bres, sí ha­brá una con­ver­sa­ción para la no­mi­na­ción, y los nom­bres de­ben cum­plir un lis­ta­do de re­qui­si­tos de in­de­pen­den­cia des­cri­tos en el ar­tícu­lo 50 bis de la Ley de So­cie­da­des Anó­ni­mas.

A cam­bio de la exi­gen­cia de es­tos re­qui­si­tos, Cor­fo da­rá las con­di­cio­nes para que se au­men­te la cuo­ta de ex­plo­ta­ción a SQM, y que al­can­ce a ope­rar en el sa­lar has­ta 2030, ya que con el ac­tual es­ce­na­rio y con la de­man­da mun­dial a cues­tas, el lí­mi­te que la com­pa­ñía pue­de ex­traer po­dría al­can­zar­se en 2022. Una de las de­fi­ni­cio­nes que no es­tán en dis­cu­sión es que el 2030 sí o sí se aca­ba el con­tra­to, por­que Cor­fo no es­tá dis­pues­to a au­men­tar la con­ce­sión. Se­rá en esa fe­cha cuando las au­to­ri­da­des de la épo­ca de­ter­mi­nen qué pro­ce­so se em­plea­rá para li­ci­tar la ope­ra­ción del Sa­lar de Ata­ca­ma.

Los úl­ti­mos pa­sos

El pró­xi­mo vier­nes, los abo­ga­dos de Cor­fo y SQM se re­uni­rán con el ár­bi­tro Héc­tor Hu­me­res en una nue­va ci­ta de con­ci­lia­ción. Ese día, am­bas par­tes po­drían lle­gar con un acuer­do ba­jo el bra­zo, y esa es la apues­ta de los equi­pos. Sin em­bar­go, para dar el ve­re­dic­to fi­nal, to­do de­pen­de­rá de si la Cor­fo lo­gra ce­rrar un acuer­do con la pér­di­da de con­trol de Ponce, lo que no es tan fá­cil que ocu­rra es­ta se­ma­na.

Eso sí, la rec­ta fi­nal no se­rá fá­cil ni bre­ve. Si se fir­ma­ra un acuer­do, és­te de­be ob­te­ner la ve­nia del con­se­jo de la Cor­fo, un ór­gano po­lí­ti­co com­pues­to, ade­más de Bi­tran, por el mi­nis­tro de Eco­no­mía Jor­ge Ro­drí­guez Gros­si, el can­ci­ller He­ral­do Mu­ñoz, el mi­nis­tro de Ha­cien­da, Ni­co­lás Ey­za­gui­rre, su par de Agri­cul­tu­ra, Car­los Fur­che, y el con­se­je­ro Gas­tón Le­win, quien re­em­pla­zó a Ra­fael Gui­li­sas­ti tras emi­grar a la pre­si­den­cia, justamente, de las cas­ca­das de SQM. El úl­ti­mo in­te­gran­te del con­se­jo es el mi­nis­tro de Desa­rro­llo So­cial, Mar­cos Ba­rra­za. Al­gu­nos du­dan que es­te úl­ti­mo es­té dis­pues­to a apro­bar un acuer­do por su mi­li­tan­cia en el Par­ti­do Co­mu­nis­ta, tien­da que ha pe­di­do que se es­ta­ti­ce el li­tio y se de­je de ha­cer negocios con SQM. En to­do ca­so, el acuer­do ne­ce­si­ta ma­yo­ría sim­ple para ser apro­ba­do.

Si pa­sa esa apro­ba­ción, el con­tra­to lue­go de­be ir a la Co­mi­sión Chi­le­na de Ener­gía Nu­clear, para que se au­men­te la cuo­ta de ex­plo­ta­ción de li­tio; pa­sar por la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca y ser re­vi­sa­do por el Con­se­jo de De­fen­sa del Es­ta­do.

Y to­do ocu­rri­rá en me­dio de la cam­pa­ña elec­to­ral, lo que, se­gún al­gu­nos cer­ca­nos al go­bierno, po­dría en­re­dar las co­sas. En to­do ca­so, ha­bría si­do des­de La Mo­ne­da que die­ron la or­den de lle­gar a un acuer­do be­ne­fi­cio­so para el Fis­co. Los cálcu­los in­di­can que so­lo en im­pues­tos, un nue­vo con­tra­to con SQM sig­ni­fi­ca­ría has­ta US$ 1.000 mi­llo­nes anua­les.

La ope­ra­ción en el Sa­lar de Ata­ca­ma, don­de ex­traen el li­tio, re­pre­sen­tó el 60% de los in­gre­sos bru­tos de SQM du­ran­te el primer se­mes­tre de es­te año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.