La tras­tien­da del frus­tra­do via­je de Ma­ria­na Ayl­win a Cu­ba

Co­mu­ni­ca­cio­nes con el can­ci­ller (S) Ed­gar­do Riveros y el em­ba­ja­dor chi­leno en Cu­ba, Ri­car­do He­rre­ra, mar­ca­ron los días pre­vios al fa­lli­do via­je que ha evi­den­cia­do otra vez las ten­sio­nes en­tre la DC y el PC.

La Tercera - Reportajes - - Apuntes -

A fi­nes de enero, Ma­ria­na Ayl­win (DC) so­li­ci­tó la vi­sa de tu­ris­mo que se re­quie­re para via­jar a Cu­ba en la em­ba­ja­da en Chi­le de ese país. El trá­mi­te no tu­vo in­con­ve­nien­tes. El miér­co­les 15, la ex mi­nis­tra lla­mó al sub­se­cre­ta­rio de Re­la­cio­nes Ex­te­rio­res, Ed­gar­do Riveros (DC), para con­tar­le de la vi­si­ta que rea­li­za­ría el lu­nes si­guien­te a La Ha­ba­na para re­ci­bir un re­co­no­ci­mien­to pós­tu­mo a su pa­dre, el ex Pre­si­den­te Pa­tri­cio Ayl­win, de la Red La­ti­noa­me­ri­ca­na Ju­ven­tud y De­mo­cra­cia, que li­de­ra Ro­sa Ma­ría Pa­yá, di­si­den­te del cas­tris­mo. Esa mis­ma tar­de, Riveros re­ci­bió en au­dien­cia al em­ba­ja­dor cu­bano en Chi­le, Adolfo Cur­be­lo, quien que­ría en­tre­gar­le un men­sa­je: el go­bierno de Raúl Cas­tro no veía con “bue­nos ojos” la vi­si­ta que rea­li­za­ría Ayl­win. La ex mi­nis­tra, en tan­to, se con­tac­tó con el em­ba­ja­dor chi­leno en Cu­ba, Ri­car­do He­rre­ra, para con­tar­le de su in­mi­nen­te via­je a la is­la.

Aun­que Riveros pu­so al tan­to a la ex mi­nis­tra de las pa­la­bras del em­ba­ja­dor cu­bano, no exis­tió ma­yor preo­cu­pa­ción has­ta el vier­nes 17, cuan­do He­rre­ra le man­dó a Ayl­win un men­sa­je por What­sApp para con­tar­le que la Can­ci­lle­ría de Cu­ba le ha­bía co­mu­ni­ca­do que no au­to­ri­za­rían el even­to de Pa­yá en un lu­gar pú­bli­co. La ex mi­nis­tra -en­ton­ces­co­men­tó a los or­ga­ni­za­do­res del en­cuen­tro la in­for­ma­ción que le ha­bía si­do so­li­ci­ta­da y se de­ci­dió tras­la­dar el ho­me­na­je a la ca­sa par­ti­cu­lar de Pa­yá.

Sin pre­ver ma­yo­res di­fi­cul­ta­des, el lu­nes 20 Ayl­win in­ten­tó ha­cer el check-in de su vue­lo por te­lé­fono y vía web, pe­ro en am­bos ca­sos fa­lló. Des­de la ae­ro­lí­nea le re­co­men­da­ron lle­gar tem­prano al ae­ro­puer­to para rea­li­zar el trá­mi­te pre­sen­cial­men­te.

Ho­ras más tar­de, la hi­ja del ex man­da­ta­rio lle­gó jun­to a Juan Car­los Var­gas, miem­bro de la red que or­ga­ni­za­ba el pre­mio, para abor­dar el avión. Sin em­bar­go, en el coun­ter fue no­ti­fi­ca­da de la prohi­bi­ción del go­bierno de Raúl Cas­tro de pi­sar sue­lo cu­bano. Y aun­que Var­gas sí pu­do hacerlo, fue de­por­ta­do al arri­bar a la is­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.