“El error de La­gos fue lan­zar su can­di­da­tu­ra sin avi­sar a na­die”

La se­na­do­ra Isa­bel Allen­de de­ve­la su eva­lua­ción de la fa­lli­da pos­tu­la­ción del ex man­da­ta­rio Ricardo La­gos. Y apun­ta co­mo una de las de­bi­li­da­des cla­ve de esa can­di­da­tu­ra que el ex pre­si­den­te sor­pren­die­ra a la di­rec­ti­va PS -que ella li­de­ra­ba- con su in­te­rés

La Tercera - Reportajes - - Apuntes - Glo­ria Faún­dez H. TEX­TO: Mar­ce­lo Se­gu­ra FOTOGRAFÍA:

Han si­do va­rias se­ma­nas de si­len­cio de la se­na­do­ra y ex pre­si­den­ta del PS Isa­bel Allen­de. Hoy, abor­da en ex­ten­so la fa­lli­da can­di­da­tu­ra del ex Pre­si­den­te Ricardo La­gos y afir­ma -sin ta­pu­jos- que se de­cla­ra “gui­llie­ris­ta”.

¿Por qué de­ci­de cam­biar su cir­cuns­crip­ción? Us­ted es se­na­do­ra por la III Re­gión y va a la re­elec­ción por la V Re­gión, que tie­ne un va­lor sim­bó­li­co, por­que es la re­gión en la que su pa­dre fue se­na­dor.

Cuan­do me pre­sen­té de can­di­da­ta a se­na­do­ra por la Re­gión de Ata­ca­ma di­je que iba a ser por un solo pe­rio­do. ¿Por qué? Por­que siem­pre pen­sé que con eso iba a ce­rrar mi ci­clo par­la­men­ta­rio. Pen­sa­ba que me iba a re­ti­rar de las li­des par­la­men­ta­rias, no de las li­des po­lí­ti­cas, pen­sa­ba en qui­zás tra­ba­jar a tra­vés de la fun­da­ción. Pe­ro cam­bió el sis­te­ma bi­no­mi­nal y la gen­te so­cia­lis­ta em­pe­zó a lla­mar­me: con­ce­ja­les, con­se­je­ros, pre­si­den­tes comunales, re­gio­na­les, al­cal­des, etc. “Isa­bel, tie­nes que ve­nir­te pa­ra acá, los so­cia­lis­tas ha­ce mu­chos años que no vo­tan por un so­cia­lis­ta”. Y con­si­de­ré que era un tre­men­do de­sa­fío. Es­toy con­ven­ci­da de que quien quie­ra que sea el pre­si­den­te o la pre­si­den­ta el pró­xi­mo pe­rio­do se re­quie­re te­ner un ma­yor nú­me­ro de par­la­men­ta­rios. A eso le agre­go el fac­tor emo­cio­nal. Pa­ra mí, en lo ín­ti­mo, es muy bo­ni­to ce­rrar mi ci­clo -aho­ra sí va a ce­rrar­se- con lle­gar don­de Salvador Allen­de fue se­na­dor.

¿No pen­só re­ele­gir­se por Ata­ca­ma?

No fue una de­ci­sión fá­cil la de ir­se. Los cin­co o seis pri­me­ros años fui mu­cho y apren­dí a amar el nor­te, la gen­te es muy es­for­za­da, la vi­da es más du­ra en el de­sier­to, pe­ro

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.