Gas­tos re­ser­va­dos: el cer­co de la fiscalía a Blan­co

Sie­te al­tos ofi­cia­les de Ca­ra­bi­ne­ros han re­co­no­ci­do an­te la fis­cal Ma­ca­re­na Ca­ñas el uso irre­gu­lar de gas­tos re­ser­va­dos, va­li­da­do lis­tas de su­pues­tos be­ne­fi­cia­rios y, ade­más, hay un tes­ti­mo­nio so­bre la en­tre­ga de so­bres con di­ne­ro en efec­ti­vo a la Sub­secr

La Tercera - Reportajes - - Apuntes - Les­lie Aya­la y Gloria Faún­dez TEX­TO: AgenciaUno / Archivo FO­TO­GRA­FIA:

To­dos los me­ses, el sub­ofi­cial ma­yor de Ca­ra­bi­ne­ros Luis Ta­ma­yo Vergara em­pren­día un re­co­rri­do des­de el Edi­fi­cio Ge­ne­ral No­ram­bue­na, ubi­ca­do en Amu­ná­te­gui 519 -don­de es­ta­ba el De­par­ta­men­to IV de Con­ta­bi­li­dad y Fi­nan­zas- has­ta Villavicencio 364, de­trás del GAM, el ex edi­fi­cio Die­go Por­ta­les, en las de­pen­den­cias de la Sub­se­cre­ta­ría de Ca­ra­bi­ne­ros.

Ta­ma­yo Vergara era el en­car­ga­do de tras­la­dar so­bres con di­ne­ro en efec­ti­vo de gas­tos re­ser­va­dos a pe­ti­ción del en­la­ce de am­bas en­ti­da­des, el en­ton­ces ca­pi­tán (I) Hans Pi­cón Pfeng.

El via­je del sub­ofi­cial se ha­bría reite­ra­do de for­ma men­sual en­tre los años 2007 y 2009, se­gún que­dó con­sig­na­do en su tes­ti­mo­nio a la fis­cal de Al­ta Com­ple­ji­dad Ma­ca- re­na Ca­ñas, an­te quien de­cla­ró ha­ce al­gu­nos días.

El re­la­to de Ta­ma­yo Vergara -se­gún fuen­tes que co­no­cen el ca­so- se ha vuel­to una pie­za cla­ve pa­ra los in­ves­ti­ga­do­res y la PDI y se su­ma al de una de­ce­na de ex al­tos ofi­cia­les de la ins­ti­tu­ción que han des­fi­la­do por las ofi­ci­nas de la Fiscalía Cen­tro Nor­te.

De acuer­do a las mis­mas fuen­tes, al me­nos sie­te de esos ofi­cia­les han coin­ci­di­do en sus de­cla­ra­cio­nes ju­di­cia­les en que al in­te­rior de Ca­ra­bi­ne­ros ha­bía uso irre­gu­lar de gas­tos re­ser­va­dos por par­te del Al­to Man­do de la ins­ti­tu­ción, si­tua­ción que in­vo­lu­cra­ría tam­bién a la ex sub­se­cre­ta­ria de Ca­ra­bi­ne­ros de la épo­ca y ac­tual con­se­je­ra del CDE, la ex mi­nis­tra de Justicia Ja­vie­ra Blan­co.

Es­ta aris­ta sur­gió en la in­ves­ti­ga­ción que sus­ten­ta el fis­cal re­gio­nal de Ma­ga­lla­nes, Eu­ge­nio Cam­pos, por la mi­llo­na­ria mal­ver- sa­ción al in­te­rior de la po­li­cía uni­for­ma­da, cu­yo mon­to es­ta se­ma­na subió has­ta los $ 22.500 mi­llo­nes.

Fue­ron los lí­de­res de la de­no­mi­na­da “ma­fia de la In­ten­den­cia” quie­nes -pa­ra aco­ger­se a la fi­gu­ra de co­la­bo­ra­ción efi­caz, que les per­mi­ti­ría ba­jar sus pe­nas- die­ron a co­no­cer al Mi­nis­te­rio Pú­bli­co el su­pues­to mal uso de “gas­tos re­ser­va­dos”: en­tre­ga­ron lis­ta­dos en for­ma­to Ex­cel en los que se de­ta­lla­ban mon­tos y pre­sun­tos be­ne­fi­cia­rios.

La ve­ra­ci­dad de los do­cu­men­tos es­tá sien­do pe­ri­cia­da por la fiscalía. Sin em­bar­go, la in­ves­ti­ga­ción de Ca­ñas en las úl­ti­mas se­ma­nas ha su­ma­do tes­ti­gos que han va­li­da­do el mal uso de esos re­cur­sos, las lis­tas y la en­tre­gas de di­ne­ro en efec­ti­vo en so­bres se­lla­dos.

Ja­vie­ra Blan­co de­cla­ró el 10 de ma­yo co­mo tes­ti­go en la cau­sa por la mi­llo­na­ria mal­ver­sa­ción de cau­da­les pú­bli­cos. La ex sub­se­cre­ta­ria lo hi­zo en el edi­fi­cio ins­ti­tu­cio­nal del Con­se­jo de De­fen­sa del Es­ta­do, has­ta don­de se tras­la­da­ron el fis­cal Cam­pos y su equi­po po­li­cial. La di­li­gen­cia en ese lu­gar cau­só in­co­mo­di­dad en abo­ga­dos del or­ga­nis­mo -prin­ci­pal­men­te-, de­bi­do a que el CDE es par­te de la in­ves­ti­ga­ción en el his­tó­ri­co des­fal­co en Ca­ra­bi­ne­ros.

Los víncu­los en­tre la ex sub­se­cre­ta­ria y las má­xi­mas au­to­ri­da­des de Ca­ra­bi­ne­ros son par­te de la in­ves­ti­ga­ción que di­ri­ge Ca­ñas.

Res­pec­to del ac­tual ge­ne­ral di­rec­tor de Ca­ra­bi­ne­ros, Bruno Vi­lla­lo­bos, Blan­co ha se­ña­la­do a sus cer­ca­nos que no tie­nen amis­tad per­so­nal. A pe­sar de ello, en Ca­ra­bi­ne­ros ase­gu­ran que am­bos es­tre­cha­ron su re­la­ción cuan­do la abo­ga­da ejer­ció co­mo di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de Paz Ciu­da­da­na.

Tan­to Blan­co -quien se desem­pe­ñó en­tre el 1 de sep­tiem­bre de 2006 y el 11 de mar­zo de 2010 co­mo sub­se­cre­ta­ria de Ca­ra­bi­ne­ros- co­mo Vi­lla­lo­bos apa­re­cen en los lis­ta­dos de asig­na­ción de gas­tos re­ser­va­dos en­tre­ga­dos por miem­bros de la “ma­fia de la In­ten­den­cia”. Am­bos han ne­ga­do que esa in­for­ma­ción sea ve­rí­di­ca.

El 30 de ma­yo, tras vi­si­tar el Con­gre­so, don­de par­ti­ci­pó en la co­mi­sión in­ves­ti­ga­do­ra OAS que in­da­ga even­tua­les res­pon­sa­bi­li­da­des en fi­nan­cia­mien­to ex­tran­je­ro de las cam­pa­ñas pre­si­den­cia­les, la tam­bién ex mi­nis­tra ne­gó el pa­go de un so­bre­suel­do. “Co­mo sub­se­cre­ta­ria, ni en nin­gún otro car­go de fun­ción pú­bli­ca, me ha to­ca­do re­ci­bir nin­gún ti­po de so­bre­suel­do. En ese car­go, cuan­do es­ta­ba de sub­se­cre­ta­ria, tam­po­co me to­có re­ci­bir gas­tos re­ser­va­dos, y la sub­se­cre­ta­ría, ade­más, no te­nía asig­na­dos gas­tos re­ser­va­dos”, ase­gu­ró. Agre­gó que “de lis­tas nunca he te­ni­do co­no­ci­mien­to, sal­vo cuan­do apa­re­cie­ron en la pren­sa, y nunca su­pe de lis­tas. En­tien­do que la ins­ti­tu­ción tam­po­co la ha de­cla­ra­do co­mo ofi­cial”.

Do­cu­men­to re­ser­va­do

Es­ta se­ma­na Re­por­ta­jes ac­ce­dió a una mi­nu­ta de ca­rác­ter re­ser­va­do, un do­cu­men­to ofi­cial de Ca­ra­bi­ne­ros, fe­cha­do el 20 de di­ciem­bre de 2006, en que el en­ton­ces di­rec­tor de Fi­nan­zas de la ins­ti­tu­ción, ge­ne­ral (I) Iván Whip­ple, le pro­po­ne al en­ton­ces ge­ne­ral di­rec­tor, Ale­jan­dro Ber­na­les Ra­mí­rez, la “asig­na­ción de gas­tos re­ser­va­dos año 2007” (ver fo­to­gra­fía).

Ad­jun­to al do­cu­men­to de tres pá­gi­nas, que cuen­ta con tim­bres y fir­mas ins­ti­tu­cio­na­les, va­li­da­das por co­no­ce­do­res de la in­ves­ti­ga­ción, hay dos pla­ni­llas en que se asig­nan mon­tos a “au­to­ri­da­des ins­ti­tu­cio­na­les, al­tas re­par­ti­cio­nes y re­par­ti­cio­nes”.

La pri­me­ra je­fa­tu­ra que apa­re­ce es “Sub­se­car”, que co­rres­pon­de a la abre­via­ción de Sub­se­cre­ta­ría de Ca­ra­bi­ne­ros, y se de­ta­lla que en año 2006 se en­tre­gó men­sual­men­te $ 1.050.000 a esa re­par­ti­ción, to­ta­li­zan­do $ 12.600.000 ese año. Mien­tras que la pro­pues­ta del 2007 con­tem­pla un pe­que­ño in­cre­men­to, $ 1.090.000, pro­yec­tan­do una en­tre­ga anual a esa je­fa­tu­ra de

$ 13.080.000.

La ci­fra que apa­re­ce en es­te do­cu­men­to coin­ci­de con lo de­cla­ra­do por uno de los ex al­tos ofi­cia­les in­ves­ti­ga­dos en el ca­so de gas­tos re­ser­va­dos, a cu­yo tes­ti­mo­nio tu­vo ac­ce­so Re­por­ta­jes.

El men­cio­na­do ex ofi­cial en­tre­gó pla­ni­llas Ex­cel a la fis­cal Ca­ñas y tes­ti­fi­ca que en los lis­ta­dos con los su­pues­tos be­ne­fi­cia­rios de gas­tos re­ser­va­dos es­tá Blan­co, quien en el mes de enero y fe­bre­ro de 2007 re­ci­bió ca­da vez $ 1.090.000 y que pa­ra di­ciem­bre de 2009 esa ci­fra se acre­cen­tó a $ 1.117.000.

Los da­tos -se­gún co­no­ce­do­res de la in­ves­ti­ga­ción- es­tán ra­ti­fi­ca­dos en co­rreos ins­ti­tu­cio­na­les don­de se de­jó re­gis­tros y que es­tán en po­der de la fiscalía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.