La úl­ti­ma trin­che­ra de Ba­che­let

La re­nun­cia del equi­po eco­nó­mi­co del go­bierno con­so­li­dó la fé­rrea alian­za de la Pre­si­den­ta con su hoy ti­tu­lar de Ha­cien­da, Ni­co­lás Eyzaguirre, y de­ve­ló que la Je­fa de Es­ta­do es­tá de­ci­di­da a im­pri­mir a sus úl­ti­mos me­ses en La Mo­ne­da el se­llo que siem­pre qu

La Tercera - Reportajes - - Portada - POR FRAN­CIS­CO ARTAZA Y PA­ME­LA JI­MENO FO­TO­GRA­FÍA : ATON/ RI­CHARD ULLOA

El ministro de Ha­cien­da, Ni­co­lás Eyzaguirre, de­jó en evi­den­cia es­ta se­ma­na que es una de las fi­gu­ras cla­ve del equi­po de la Pre­si­den­ta Ba­che­let.

Nin­guno de los es­fuer­zos por re­te­ner a Rodrigo Valdés en el ga­bi­ne­te sir­vió de al­go. El do­min­go pa­sa­do, cuan­do la cri­sis ya ame­na­za­ba con es­ca­lar a ni­ve­les in­ma­ne­ja­bles, Ni­co­lás Eyzaguirre se reunió en su ca­sa con el has­ta en­ton­ces ti­tu­lar de Ha­cien­da pa­ra in­ten­tar cal­mar su áni­mo. Am­bos son ami­gos cer­ca­nos, su re­la­ción se ex­tien­de a sus res­pec­ti­vas es­po­sas y es un he­cho co­no­ci­do que el hoy ex ministro de la Pre­si­den­cia fue uno de los pro­mo­to­res de que Valdés lle­ga­ra a ha­cer­se car­go de las fi­nan­zas pú­bli­cas cuan­do su nom­bre no era la pri­me­ra op­ción de la Je­fa de Es­ta­do.

Pe­ro ni si­quie­ra esa cer­ca­nía ayu­dó a que el in­ge­nie­ro co­mer­cial de la Uni­ver­si­dad de Chi­le y doc­to­ra­do en Economía del MIT cam­bia­ra de pa­re­cer.

Eyzaguirre lle­gó al día siguiente a La Mo­ne­da des­alen­ta­do. Al res­to del co­mi­té po­lí­ti­co les re­la­tó du­ran­te la jor­na­da la “lar­ga con­ver­sa­ción” que ha­bía te­ni­do con Valdés y en la que el je­fe del equi­po eco­nó­mi­co le ha­bía reite­ra­do su in­co­mo­di­dad por el de­bi­li­ta­do rol que es­ta­ba ju­gan­do co­mo ministro de Ha­cien­da en la de­li­mi­ta­ción de las po­lí­ti­cas pú­bli­cas del go­bierno.

Esa se­ría la pri­me­ra vez que La Mo­ne­da ca­li­bra­ba la mag­ni­tud de la tor­men­ta que se ha­bía de­sa­ta­do la se­ma­na an­te­rior y que, has­ta en­ton­ces, creían aco­ta­da al ministro de Economía, Fe­li­pe Céspedes, y al sub­se­cre­ta­rio de Ha­cien­da, Ale­jan­dro Mic­co, am­bos DC, a raíz del re­cha­zo del pro­yec­to mi­ne­ro Do­min­ga en el Co­mi­té de Mi­nis­tros del sis­te­ma de eva­lua­ción am­bien­tal del 21 de agos­to.

Alen­ta­do por Céspedes y Mic­co, Valdés ju­gó una arries­ga­da apues­ta y per­dió. En La Mo­ne­da sos­tie­nen que el je­fe del equi­po eco­nó­mi­co se es­tre­lló con una Pre­si­den­ta que en la rec­ta fi­nal de su man­da­to se atrin­che­ró jun­to a sus co­la­bo­ra­do­res de más con­fian­za pa­ra pre­ser­var lo que se­rá el le­ga­do de su go­bierno y re­cu­pe­rar el se­llo que pro­me­tió el 28 de mar­zo de 2013, en la co­mu­na de El Bos­que, a su re­gre­so de Nue­va York, cuan­do anun­ció que se­ría can­di­da­ta pre­si­den­cial pa­ra “de­rro­tar las de­sigual­da­des” y que pa­ra eso “ha­bía que re­pen­sar las ba­ses del desa­rro­llo”. “El ver­da­de­ro desa­rro­llo no exis­te si no es in­clu­si­vo y sos­te­ni­ble en el tiem­po”, afir­mó en esa oca­sión.

En esa pri­me­ra in­ter­ven­ción, Ba­che­let mos­tró, en par­te, su al­ma más de iz­quier­da. “Du­ran­te mu­cho tiem­po nos de­di­ca­mos a ha­cer ajus­tes y cam­bios al mo­de­lo. Al­gu­nos han si­do bue­nos. Pe­ro otros in­su­fi­cien­tes. Te­ne­mos que lle­var a ca­bo re­for­mas más pro­fun­das si de ver­dad que­re­mos de­rro­tar la de­sigual­dad en nues­tro país”, re­mar­có.

La mis­ma al­ma que re­apa­re­ce­ría con ni­ti­dez casi cua­tro años des­pués, el 30 de ju­nio, en su úl­ti­ma cuen­ta pú­bli­ca co­mo Man­da­ta­ria, cuan­do pi­dió ir más allá de las re­for­mas que ha­bía ini­cia­do su go­bierno. Y que ha mar­ca­do ca­da vez que sien­te ame­na­za­da su au­to­ri­dad.

Le ocu­rrió a Jor­ge Burgos, su fla­man­te ministro del Interior, quien jun­to a Valdés en Ha­cien­da, bus­có re­cu­pe­rar al­go del es­pí­ri­tu con­cer­ta­cio­nis­ta de an­ta­ño ba­jo el es­lo­gan de “rea­lis­mo sin re­nun­cia”, que ape­la­ba a las re­for­mas gra­dua­les que guia­ron los pri­me­ros go­bier­nos de la Con­cer­ta­ción. Aun­que de­bi­li­ta­da por la sa­li­da de su ga­bi­ne­te ori­gi­nal -que in­cluía a Rodrigo Pe­ñai­li­llo en Interior y Alberto Are­nas en Ha­cien­da-, la Pre­si­den­ta tem­pra­na­men­te des­es­ti­mó que el des­em­bar­co de un nue­vo equi­po ministerial im­pli­ca­ba re­sig­nar su im­pron­ta: “Al­gu­nos le­ye­ron só­lo la pa­la­bra rea­lis­mo y no es­cu­cha­ron el ‘sin re­nun­cia’, di­jo Ba­che­let en entrevista con Re­por­ta­jes el 8 de agos­to de 2015.

Por lo mis­mo, se­ña­lan en La Mo­ne­da, les es di­fí­cil en­ten­der las ra­zo­nes que tu­vo el equi­po eco­nó­mi­co en­ca­be­za­do por Valdés pa­ra ini­ciar ha­ce dos se­ma­nas una pug­na de po­der con la Pre­si­den­cia y más aún el que lo ha­yan he­cho le­van­tan­do una di­co­to­mía en­tre cre­ci­mien­to ver­sus pro­tec­ción del me­dioam­bien­te a par­tir

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.