La ame­na­za que in­quie­ta a las fa­mi­lias Luk­sic y Mat­te

Ha­ce un mes dos equi­pos de éli­te de las po­li­cías in­da­gan la ve­ra­ci­dad de la in­for­ma­ción en­tre­ga­da en se­cre­to de con­fe­sión a un sa­cer­do­te: un su­pues­to plan de­li­nea­do des­de la cár­cel pa­ra aten­tar con­tra miem­bros de los dos gru­pos más im­por­tan­tes del país. A

La Tercera - Reportajes - - Portada - POR LES­LIE AYA­LA Y FRAN­CIS­CO ARTAZA FO­TO­GRA­FÍA : ATON

Un equi­po de éli­te in­te­gra­do por per­so­nal de las uni­da­des de in­te­li­gen­cia de la PDI y Ca­ra­bi­ne­ros tie­ne des­de ha­ce un mes una es­pe­cial mi­sión: in­fil­trar­se en el am­bien­te pe­ni­ten­cia­rio y es­ta­ble­cer la ve­ra­ci­dad de una ame­na­za de se­cues­tro en con­tra de miem­bros de la fa­mi­lia de dos de los gru­pos eco­nó­mi­cos más im­por­tan­tes del país, los Luk­sic y los Mat­te.

To­do co­men­zó a ini­cios de agos­to pa­sa­do, cuan­do el ex ca­pe­llán na­cio­nal de Gen­dar­me­ría Ni­co­lás Vial Saa­ve­dra re­ci­bió en el mar­co de un se­cre­to de con­fe­sión in­for­ma­ción que man­tie­ne aler­ta a po­li­cías y al pro­pio Mi­nis­te­rio Pú­bli­co que abrió una in­da­ga­to­ria pe­nal que se man­tie­ne ba­jo es­tric­ta re­ser­va.

El sa­cer­do­te, quien ac­tual­men­te se desem­pe­ña co­mo pre­si­den­te de la Fun­da­ción Pa­ter­ni­tas, re­ci­bió -se­gún co­no­ce­do­res de la de­nun­cia- el tes­ti­mo­nio de un su­je­to que re­cien­te­men­te ha­bía sa­li­do de un pe­nal res­pec­to de un plan que se es­ta­ba ur­dien­do des­de el in­te­rior de la cár­cel pa­ra aten­tar en con­tra de un miem­bro de la fa­mi­lia Luk­sic - que in­te­gran An­dró­ni­co, Ga­brie­la, Pao­la y Jean Paul- y uno de la fa­mi­lia que li­de­ra de Elio­do­ro Mat­te. Se tra­ta­ría de se­cues­tros pa­ra exi­gir di­ne­ro a cam­bio de sus res­ca­tes.

Ade­más de sus de­cla­ra­cio­nes el ex re­clu­so en­tre­gó un so­bre con fo­to­gra­fías de los alu­di­dos -cu­yas iden­ti­da­des Re­por­ta­jes se re­ser­va­rá- ade­más de an­te­ce­den­tes per­so­na­les y fo­to­gra­fías de sus do­mi­ci­lios pa­ra de­mos­trar la ve­ra­ci­dad de su con­fe­sión.

En el en­torno de am­bas fa­mi­lias sos­tie­nen que es po­co co­mún, pe­ro ha su­ce­di­do an­tes, que sean blan­co de ame­na­zas. Sin em­bar­go, a po­co an­dar es­ta in­da­ga­to­ria pe­nal que es­tá a car­go de la fis­cal de Las Con­des, Ma­ría Va­le­ria Gó­mez, co­men­zó a co­rro­bo­rar al­gu­nos de los da­tos con­te­ni­dos en el so­bre de la de­nun­cia. Uno de ellos, por ejem­plo, fue el chequeo que hi­zo la po­li­cía res­pec­to de los an­te­ce­den­tes don­de ha­bría in­for­ma­ción fi­de­dig­na de cier­tas ru­ti­nas que efec­ti­va­men­te rea­li­za­ban los su­je­tos blan­co de la ame­na­za.

Una de las mi­sio­nes del equi­po in­ves­ti­ga­dor con­sis­tió en des­pe­jar có­mo era po­si­ble que esa in­for­ma­ción ha­ya lle­ga­do a ma­nos de los gru­pos que -su­pues­ta­men­te- pla­nea­ban ata­car­los.

Un ele­men­to que les lla­mó la aten­ción, Elio­do­ro Mat­te. An­dró­ni­co Luk­sic y su her­mano Jean-Paul Luk­sic.

ade­más, es que una de las po­ten­cia­les víc­ti­mas era un fa­mi­liar de Jean Paul Luk­sic, pre­si­den­te del di­rec­to­rio de An­to­fa­gas­ta Mi­ne­rals, y quien re­si­de gran par­te del año fue­ra de Chi­le.

Pa­ra los in­te­gran­tes de la Bri­ga­da de In­ves­ti­ga­cio­nes Po­li­cia­les Es­pe­cia­les de la PDI, la ins­truc­ción fue cla­ra: ac­tuar rá­pi­do y so­bre se­gu­ro. En tan­to, en el ca­so de Ca­ra­bi­ne­ros se de­ter­mi­nó re­do­blar la se­gu­ri­dad pa­ra am­bas fa­mi­lias, no al­te­ran­do la co­ti­dia­nei­dad, pe­ro sí au­men­tan­do las ron­das pe­rió­di­cas de pa­tru­llas a sus do­mi­ci­lios.

Par­te de la in­da­ga­to­ria busca es­ta­ble­cer si por pri­me­ra vez en Chi­le se po­dría es­tar fren­te a un móvil eco­nó­mi­co en que miem­bros del ham­pa cen­tren sus blan­cos en­tre quie­nes os­ten­tan gran­des ri­que­zas. Se­gún el úl­ti­mo ran­king For­bes -de mar­zo de es­te año- en el pues­to 84 de las per­so­nas más adi­ne­ra­das del

pla­ne­ta es­tá Iris Font­bo­na de la fa­mi­lia Luk­sic, con US$ 13.700 mi­llo­nes. Es la pri­me­ra for­tu­na del país.

En el pues­to 717 del mun­do, y quin­to na­cio­nal, se­gún la mis­ma me­di­ción, es­tá Elio­do­ro Mat­te, jun­to a Ber­nar­do y Pa­tri­cia Mat­te, quie­nes pa­sa­ron de US$ 2.300 mi­llo­nes a US$ 2.800 mi­llo­nes en 2017.

Un cu­ra co­no­ci­do

Pa­ra el sa­cer­do­te Ni­co­lás Vial no fue fá­cil lo que es­cu­cha­ba. Chi­le no es un país en que or­ga­ni­za­cio­nes ac­túen di­rec­ta­men­te en con­tra de gru­pos eco­nó­mi­cos. Pe­ro la in­for­ma­ción le pa­re­ció fi­de­dig­na y fue el pro­pio emi­sor quien le pi­dió que fue­ra el puen­te con la jus­ti­cia.

En 1992 el re­li­gio­so creó la Fun­da­ción Pa­ter­ni­tas que na­ció co­mo un ho­gar pa­ra aco­ger a per­so­nas que tras es­tar de­te­ni­das

En un so­bre ce­rra­do se en­tre­ga­ron an­te­ce­den­tes de los fa­mi­lia­res. Fo­to­gra­fías del sis­te­ma bio­mé­tri­co y da­tos.

El sa­cer­do­te Ni­co­lás Vial, tras so­pe­sar los an­te­ce­den­tes, de­ci­dió po­ner­los en ma­nos de la jus­ti­cia a ini­cios de agos­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.