“Lo cohe­ren­te con su historia es que La­gos apo­ye a Gui­llier”

La Tercera - Reportajes - - Portada -

Us­ted es mi­li­tan­te em­ble­má­ti­co del PS,

¿Có­mo es­tá vien­do la pre­si­den­cial?

Es­ta­mos a una se­ma­na de la elec­ción y hay dos gran­des erro­res . Uno, no ha­ber he­cho una pri­ma­ria y te­ner un candidato úni­co de las fuerzas go­ber­nan­tes. Y segundo, no ha­ber te­ni­do una lis­ta par­la­men­ta­ria.

En el he­cho de que no hu­bie­se pri­ma­ria fue cla­ve el rol del PS.

Sí y no. Ten­go la sen­sa­ción de que se en­do­san mu­chas res­pon­sa­bi­li­da­des a per­so­nas. Acá fui­mos de­rro­ta­dos el 2009 y Mi­che­lle Ba­che­let lo­gró man­te­ner o cons­truir una fuer­za po­lí­ti­ca, una coa­li­ción. Pero no se hi­zo la dis­cu­sión pro­fun­da que re­que­ría­mos pa­ra ha­cer una trans­for­ma­ción po­lí­ti­ca. El fe­nó­meno del desem­pe­ño elec­to­ral es un as­pec­to, pero todos so­mos cons­cien­tes de que hay una cri­sis com­ple­ja de re­pre­sen­ta­ción, de des­con­fian­za ciu­da­da­na. Es muy chileno que es­to en vez de ha­cer la dis­cu­sión com­ple­ta, se sim­pli­fi­que y se en­car­ne en per­so­nas.

Pero lo con­cre­to es que el PS no apo­yó a Ri­car­do La­gos, lo que tu­vo como efec­to que él se ba­ja­ra.

To­do pue­de ser leí­do de mo­do dis­tin­to. En ri­gor, La­gos es­ta­ba pro­cla­ma­do por el PPD. Pero el apo­yo del PS era im­por­tan­te. Es­toy de acuer­do, pero in­sis­to: la dis­cu­sión de la cual quie­ro ser par­te es so­bre qué nos pa­só como fuer­za po­lí­ti­ca que lle­ga­mos al pun­to de que no fui­mos ca­pa­ces de pre­sen­tar una al­ter­na­ti­va. Una al­ter­na­ti­va que no se re­fie­re a una per­so­na, sino a una vi­sión, a un pro­yec­to po­lí­ti­co. Ese es el pro­ble­ma.

Pero ese pro­yec­to po­lí­ti­co igual tie­ne que te­ner un ros­tro que lo em­pu­je.

Lo que plan­teo es que ha­ga­mos la dis­cu­sión, por­que ten­go la im­pre­sión de que cuan­do se pro­du­jo es­ta fa­ti­ga de ma­te­rial fui­mos a bus­car a Ba­che­let, pero no hi­ci­mos nin­gún in­ter­cam­bio so­bre el ti­po de so­cie­dad que es­tá­ba­mos ha­cien­do. Pero vol­vien­do al te­ma de los par­ti­dos, me nie­go a re­du­cir es­to a la co­yun­tu­ra go­ber­nan­te...

¿No fue el PS quien le dio el ti­ro de gra­cia a la pri­ma­ria?

No, por­que es de­ma­sia­do fá­cil. Ten­go la im­pre­sión de que, ade­más, la iz­quier­da en Amé­ri­ca La­ti­na es­tá pa­san­do por un mo­men­to muy com­pli­ca­do. Muy di­fí­cil.

¿Sien­te una sen­sa­ción de de­rro­ta ?

Lo que era la Nue­va Ma­yo­ría se es­cin­dió en dos can­di­da­tu­ras. Tie­ne dos lis­tas par­la­men­ta­rias. Ese es un es­ce­na­rio muy ne­ga­ti­vo, qué du­da ca­be. Y yo, ade­más, ten­go que ser de fiel al he­cho de que históricamente siem­pre tra­té de cons­truir fuerzas co­lec­ti­vas, de alian­zas de coa­li­cio­nes. Pa­ra mí es muy ajeno es­te ci­clo. ¿Ha par­ti­ci­pa­do en la can­di­da­tu­ra de Gui­llier? No, me pa­re­ció in­com­pa­ti­ble con mi rol me­ter­me a un co­man­do. No ten­go du­das por

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.