“La de­re­cha se ha que­da­do ca­lla­da 40 años y per­dió la ba­ta­lla de las ideas so­bre el 73”

La Tercera - Reportajes - - PORTADA - POR MA­RÍA JO­SÉ AHU­MA­DA FO­TO­GRA­FÍA MA­RIO TELLEZ

El aca­dé­mi­co for­mó par­te de la co­mi­sión que re­dac­tó la pro­pues­ta pa­ra un Mu­seo de la De­mo­cra­cia. Aquí, re­la­ta su ex­pe­rien­cia en el equi­po y cuen­ta có­mo se con­ven­ció a Pi­ñe­ra de que la ini­cia­ti­va no so­lo se cen­tra­ra en la tran­si­ción.

Cer­ca de 500 pá­gi­nas tie­ne es­cri­tas el his­to­ria­dor Joa­quín Fer­man­dois. El pró­xi­mo año, el in­te­lec­tual y aca­dé­mi­co lan­za­rá un libro que re­co­pi­la­rá la his­to­ria de la de­mo­cra­cia en Chi­le, su evo­lu­ción y com­pa­ra­ción con otros paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca.

Fue su conocimiento so­bre es­te te­ma lo que lo lle­vó a for­mar par­te de la co­mi­sión que el año pa­sa­do con­vo­có el en­ton­ces can­di­da­to presidencial, Se­bas­tián Pi­ñe­ra, pa­ra la crea­ción de un Mu­seo de la De­mo­cra­cia, ini­cia­ti­va que se­rá anun­cia­da por el go­bierno el pró­xi­mo 5 de oc­tu­bre, al con­me­mo­rar­se 30 años del ple­bis­ci­to de 1988.

¿Cuán­tas ve­ces se jun­ta­ron có­mo co­mi­sión pa­ra di­se­ñar el Mu­seo de la De­mo­cra­cia?

Cua­tro o cin­co ve­ces. Nos con­vo­ca­ba Lu­cía San­ta Cruz y nos reunía­mos en el Ins­ti­tu­to Li­ber­tad y De­sa­rro­llo. Cuan­do nos reuni­mos por pri­me­ra vez, con Juan Luis Os­sa, Da­vid Ga­llag­her y Mau­ri­cio Ro­jas, usa­mos las co­lum­nas que ca­da uno ha­bía­mos es­cri­to co­mo una ba­se.

¿Cuál fue la idea ori­gi­nal que ins­pi­ró el pro­yec­to?

Mau­ri­cio Ro­jas re­pre­sen­ta­ba la vi­sión que hi­zo el Pre­si­den­te cuan­do era can­di­da­to, que fue­ra un Mu­seo de la Tran­si­ción, pe­ro lo que plan­tea­mos la ma­yo­ría fue que el mu­seo tie­ne que de­mos­trar en qué me­di­da Chi­le se ha acer­ca­do o no a idea­les de de­mo­cra­cia. Quié­nes han si­do los gran­des ac­to­res de la de­mo­cra­cia, ex­pli­car las cri­sis de Chi­le y có­mo se lle­gó a la eta­pa ac­tual, que yo la lla­mo ‘la nue­va de­mo­cra­cia’, des­de 1990 has­ta aho­ra.

¿Por qué el mu­seo no de­be abar­car so­lo la tran­si­ción?

Por­que eso es cor­tar las co­sas y con­tar una his­to­ria be­lla y eso no es his­to­ria. Por­que las co­sas se ex­pre­san a tra­vés de un tiem­po y no va­mos a en­ten­der lo que pa­só aho­ra sin lo que pa­só an­tes. Un mu­seo del pre­sen­te es una apo­lo­gía ba­ra­ta, es muy di­fí­cil que no lo sea.

¿Cuá­les fue­ron los pun­tos más crí­ti­cos en la ela­bo­ra­ción de la pro­pues­ta?

Bueno, es­to. Si iba a ser al­go de la tran­si­ción o de to­da la his­to­ria de Chi­le. La ma­yo­ría in­sis­tía­mos en que ten­dría que ser de la his­to­ria de Chi­le, por­que las cri­sis se ex­pli­can con la his­to­ria de Chi­le y yo aña­do la his­to­ria del mun­do. Que sea un mu­seo de edu­ca­ción cí­vi­ca y que orien­te a va­lo­res de la de­mo­cra­cia, que con­vo­que no so­la­men­te de­re­chos, sino que de­be­res. Se­gun­do, hu­bo dis­cu­sión si era con­ve­nien­te al­go pú­bli­co o al­go fi­nan­cia­do pri­va­da­men­te, y fi­nan­cia­do pri­va­da­men­te im­pli­ca una uto­pía, por­que no bas­ta so­lo con cons­truir al­go y lle­nar­lo, hay que con­tra­tar gen­te y man­te­ner­lo men­sual­men­te, eso es ca­rí­si­mo. Tie­ne que ser al­go pú­bli­co. La ter­ce­ra dis­cu­sión, era có­mo dar­le cre­di­bi­li­dad, que no sea un mu­seo de un sec­tor, que sea un mu­seo que iden­ti­fi­que a la ma­yo­ría de los chi­le­nos.

¿Có­mo se lo­gra eso?

Con un con­se­jo di­rec­ti­vo don­de es­tén re­pre­sen­ta­dos his­to­ria­do­res de va­rios sec­to­res. Los his­to­ria­do­res en Chi­le es­ta­mos di­vi­di­dos. Hay di­ver­sas vi­sio­nes. No es­ta­mos de acuer­do en la his­to­ria y cons­trui­mos la con­cien­cia his­tó­ri­ca den­tro de es­te desacuer­do, por­que la his­to­ria de Chi­le es po­lé­mi­ca.

En una co­lum­na que us­ted pu­bli­có en agos­to del 2017 es­cri­bió que un Mu­seo de la De­mo­cra­cia “tie­ne un sa­bor a em­be­lle­ci­mien­to al­mi­ba­ra­do” y co­men­tó que “no ten­drá cre­di­bi­li­dad ni abri­rá a la me­di­ta­ción por el va­lor de la de­mo­cra­cia”.

Eso lo man­ten­go. Es que si se ha­ce al­go de la his­to­ria re­cien­te va a ser una sim­ple apo­lo­gía. No pue­de ser un mu­seo de la tran­si­ción, del 90 has­ta aho­ra o del 88. No pue­de ser así. Esa eta­pa pue­de te­ner un lu­gar pri­vi­le­gia­do, pe­ro no pue­de ser el ob­je­to cen­tral. El ob­je­to cen­tral tie­ne que ser có­mo se ha ma­ne­ja­do to­da la his­to­ria de la de­mo­cra­cia en Chi­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.