¿Por qué es im­por­tan­te?

La Tercera - Tendencias - - SOCIEDAD -

Si se tra­ta de que la dis­ci­pli­na in­cor­po­re cri­te­rios de jus­ti­cia y de igual­dad, ob­via­men­te de­ben es­tar las mu­je­res en los re­la­tos. Pe­ro más im­por­tan­te aún, no in­cluir la pers­pec­ti­va de gé­ne­ro, es de­cir, có­mo ope­ran las dis­tin­cio­nes se­xua­les en di­ver­sos pro­ce­sos his­tó­ri­cos, es una mio­pía. No to­dos tie­nen que in­tere­sar­se por in­ves­ti­gar­las; pe­ro ya no po­de­mos ne­gar su po­ten­cial ex­pli­ca­ti­vo de mu­chos fe­nó­me­nos.

¿Ser mu­jer te acer­ca a la his­to­ria de ma­ne­ra dis­tin­ta?

En ri­gor, creo que me in­tere­san te­mas dis­tin­tos, y que en oca­sio­nes me ha­go pre­gun­tas di­fe­ren­tes, pe­ro eso no me pa­re­ce pri­va­ti­vo de ser mu­jer. Sí creo que al­gu­nas de mis preo­cu­pa­cio­nes, al me­nos has­ta ha­ce po­co, ca­re­cían de “es­ta­tus his­tó­ri­co” y es­tu­diar­las su­po­nía un do­ble es­fuer­zo: el pro­pio de la in­ves­ti­ga­ción y el de “con­ven­cer” a la co­mu­ni­dad his­to­rio­grá­fi­ca.

¿So­mos un país sin me­mo­ria?

No. Pe­ro sí veo que hay una im­por­tan­te de­man­da so­cial por re­co­no­cer­nos en la his­to­ria, una de­man­da que no es­tá sa­tis­fe­cha con re­la­tos tra­di­cio­na­les. Por ejem­plo, ac­tual­men­te ha­cer his­to­ria de las mu­je­res y de las re­la­cio­nes de gé­ne­ro tie­ne más apo­yo ins­ti­tu­cio­nal y so­cial, y eso tie­ne que ver con la con­so­li­da­ción po­lí­ti­ca y aca­dé­mi­ca de di­cha de­man­da. Tam­bién las pre­gun­tas en torno a los DD.HH. y la vio­len­cia po­lí­ti­ca nos ha lle­va­do a al­go ne­ce­sa­rio y sa­lu­da­ble que es in­te­rro­gar­nos por la me­mo­ria, pe­ro tam­bién he­mos apren­di­do de ese pro­ce­so que hay di­ver­sas me­mo­rias que re­cu­pe­rar, en­tre ellas, las de las mu­je­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.