SE HA­BLÓ ES­TA SE­MA­NA

La Tercera - Tendencias - - APUNTES - Ma­riano Tac­chi POR:

Se aca­bó el 18, y mien­tras que el fue­go de las pa­rri­llas se ex­tin­gue y las ban­de­ri­tas chi­le­nas se guar­dan pa­ra el pró­xi­mo año, los ma­ti­na­les arre­me­ten con es­pa­cios de co­mi­da sa­na y cla­ses de zum­ba pa­ra que los cul­po­sos de lo co­mi­do y lo bai­la­do se sien­tan peor. Quie­nes no que­da­ron na­da con­ten­tos son los al­tos man­dos de las FF.AA., y lo hi­cie­ron sa­ber du­ran­te la Pa­ra­da Mi­li­tar, don­de el te­ma prin­ci­pal fue la Ley Re­ser­va­da del Co­bre, de la que de­pen­de par­te del fi­nan­cia­mien­to de es­ta ins­ti­tu­ción y que ha si­do cues­tio­na­da tras la in­ves­ti­ga­ción por el po­si­ble frau­de ocu­rri­do.

El comandante en jefe del Ejér­ci­to, ge­ne­ral Humberto Oviedo, se­ña­ló que “los 100 años de paz tie­nen una in­ver­sión”, a lo que el ministro de De­fen­sa, Jo­sé An­to­nio Gó­mez, res­pon­dió que la ley ya cum­plió su ci­clo.

Ha­blan­do de cum­plir ci­clos, los di­rec­ti­vos del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal pa­re­ce que ten­drán que en­fren­tar­se al fi­nal de uno. El mis­mo do­min­go 18,

La Ter­ce­ra pu­bli­có un ar­tícu­lo so­bre el re­tro­ce­so que han te­ni­do los co­le­gios só­lo pa­ra hom­bres y mu­je­res, ade­más de dar a co­no­cer el ca­so de Ma­ri­na As­cen­cio, una ni­ña de 11 años que pi­dió que la de­ja­ran pos­tu­lar al em­ble­má­ti­co li­ceo, lo que abrió un de­ba­te na­cio­nal so­bre in­clu­sión e igual­dad de gé­ne­ro.

No só­lo la “U” se que­dó sin téc­ni­co tras la sa­li­da de Beccacece, lue­go de una pau­pé­rri­ma cam­pa­ña que ter­mi­nó con un ti­bio em­pa­te es­te miér­co­les an­te Iqui­que. El equi­po de Mr. Pi­pa, el club Barrabases, se que­dó sin su crea­dor, Gui­do Vallejos, quien mu­rió ese mis­mo día por com­pli­ca­cio­nes de­ri­va­das del alz­héi­mer. Su muer­te reavi­vó in­me­dia­ta­men­te en Twit­ter el ca­so que lo vin­cu­ló en 2012 a una red de pros­ti­tu­ción in­fan­til.

Co­mo to­das las semanas, la fa­mi­lia Trump se las in­ge­nió pa­ra lla­mar la aten­ción, es­ta vez gra­cias al hi­jo ma­yor del can­di­da­to, Do­nald Jr., quien hi­zo un des­afor­tu­na­do co­men­ta­rio so­bre los re­fu­gia­dos si­rios: “Si tu­vie­ra un pla­to de Skittles y di­je­ra que tres de ellos pue­den ma­tar­te, ¿sa­ca­rías un pu­ña­do?”. La mar­ca res­pon­dió que “los Skittles son ca­ra­me­los. Los re­fu­gia­dos son per­so­nas. No sen­ti­mos que sea una com­pa­ra­ción ade­cua­da”. Pe­ro eso no fue lo úni­co que re­vol­vió el ga­lli­ne­ro electoral nor­te­ame­ri­cano, pues es­te miér­co­les co­men­zó a cir­cu­lar un video – lla­ma­do sa­vet­he­day.vo­te, di­ri­gi­do por Joss Whe­don (Los Ven­ga­do­res) y dis­po­ni­ble en YouTu­be. En el re­gis­tro apa­re­cen ac­to­res co­mo Ro­bert Dow­ney Jr, Ju­lian­ne Moo­re y Scar­lett Johans­son, quien lla­man a los jó­ve­nes a vo­tar y di­cen que hay que im­pe­dir que el ra­cis­mo y la ig­no­ran­cia ga­nen las elec­cio­nes. Por si eso no era su­fi­cien­te, ofre­cie­ron un in­cen­ti­vo adi­cio­nal: una es­ce­na de des­nu­do fron­tal de Mark Ruf­fa­lo en su pró­xi­ma pe­lí­cu­la. Pe­ro más que to­do eso jun­to, hay un he­cho in­sos­la­ya­ble. No es la pre­mia­ción de los Emmy que de­jó a Ga­me of Th­ro­nes con­ver­ti­da en la se­rie con más ga­lar­do­nes en la his­to­ria. Tam­po­co el co­men­ta­do via­je de la can­di­da­ta a la al­cal­día de Ñuñoa y ex mi­nis­tra, He­lia Mo­li­na, con la pre­si­den­ta a Nue­va York, ni la so­li­ci­tud del pe­rio­dis­ta Da­niel Ma­ta­ma­la de ter­mi­nar con el Te Deum. Ni si­quie­ra la mis­te­rio­sa des­apa­ri­ción de Ra­fael Ga­ray, eco­no­mis­ta que en ju­nio pa­sa­do hi­zo pú­bli­co que pa­de­cía de un cán­cer ce­re­bral. No, fue el fi­nal de una era, o co­mo lo de­no­mi­nó la pren­sa ama­ri­llis­ta, el “Bra­xit”: el me­diá­ti­co quie­bre de An­ge­li­na Jo­lie y Brad Pitt. La ac­triz pre­sen­tó los pa­pe­les de di­vor­cio, ale­gan­do di­fe­ren­cias irre­con­ci­lia­bles. To­do, en­tre va­rios ru­mo­res y mu­chos me­mes con una ri­sue­ña Jen­ni­fer Anis­ton. En sus do­ce años jun­to a Pitt, Jo­lie de­jó de ser la chi­ca ma­la y gó­ti­ca de Holly­wood y se con­vir­tió en una res­pe­ta­ble ma­dre de seis ni­ños y ros­tro de va­rias cau­sas hu­ma­ni­ta­rias, que da­ba char­las has­ta en el Lon­don School of Eco­no­mics. Ha­brá que ver qué nos tie­ne re­ser­va­da la ac­triz pa­ra es­ta nue­va eta­pa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.