“Tie­ne que de­jar de mi­rar­se el om­bli­go” ¿Esa in­do­len­cia es par­te de la cri­sis?

La Tercera - Tendencias - - SOCIEDAD - MANUEL TIRONI SO­CIÓ­LO­GO Y PRO­FE­SOR DE LA UC

“Creo que ser una eli­te con­lle­va res­pon­sa­bi­li­da­des, y en la eli­te chi­le­na no he­mos es­ta­do a la al­tu­ra. Ne­ce­si­ta­mos una vi­sión más eco­ló­gi­ca, y con eso no me re­fie­ro a la na­tu­ra­le­za ni el me­dioam­bien­te, sino que a dar­nos cuen­ta de que vi­vi­mos en un mun­do mu­cho más am­plio que nues­tra pe­que­ña frac­ción. La eli­te ha si­do po­co ge­ne­ro­sa en ese sen­ti­do. Hay al­go sú­per pro­vin­ciano en ella, al­go un po­co ran­cio que to­da­vía se ma­ne­ja co­mo en el si­glo XIX: vi­vi­mos en nues­tros ba­rrios, va­mos a nues­tras uni­ver­si­da­des, te­ne­mos nues­tros pro­ble­mas.

Sí, ha­bla muy mal de un país que no sean las eli­tes las que pro­mue­van la re­for­ma uni­ver­si­ta­ria, por ejem­plo. Cla­ro que no­so­tros te­ne­mos ase­gu­ra­da la edu­ca­ción, ten­dría que ha­ber una ca­tás­tro­fe pa­ra que no pu­die­ra pa­gar­le la uni­ver­si­dad a mi hi­jo en 10 años más.

¿Esa fal­ta de res­pon­sa­bi­li­dad es el prin­ci­pal pro­ble­ma de la eli­te hoy?

Es el ori­gen de sus pro­ble­mas. Gen­te con más pla­ta que otros o en po­si­cio­nes de po­der po­lí­ti­co siem­pre va a exis­tir. El pro­ble­ma es qué ha­ces con ese po­der en el en­ten­di­do de que, aun­que sue­ne a Miss Uni­ver­so, to­dos que­re­mos un mun­do me­jor.

¿Có­mo pue­de su­pe­rar la eli­te es­te pro­ble­ma?

Vién­do­se a sí mis­ma. Só­lo con un gi­ro crí­ti­co va a ser ca­paz de sa­lir de la es­pe­cie de claus­tro en que es­tá. A pe­sar de que la veo po­co crí­ti­ca, creo que es­tá sur­gien­do un ger­men, den­tro de la mis­ma eli­te, que em­pie­za a dar­se cuen­ta de que sus pro­pias for­mas de pen­sar a ve­ces son sú­per tó­xi­cas, no­ci­vas, de­sigua­les e in­sus­ten­ta­bles. La Vie­ja Cui­ca y to­das es­tas blo­gue­ras que ha­blan del mun­do cui­co son un re­fle­jo.

¿Se va a rein­ven­tar la eli­te?

La gran rein­ven­ción es lo­grar cues­tio­nar to­do ese cú­mu­lo de de­fi­ni­cio­nes, de qué es lo bueno, la ver­dad, lo vá­li­do. De­be­ría cues­tio­nar­se to­do eso y acep­tar que exis­ten otras for­mas de co­no­ci­mien­to, no só­lo el cien­tí­fi­co; otras for­mas de crea­ti­vi­dad, no só­lo la em­pre­sa­rial; otras ló­gi­cas, no só­lo la eco­nó­mi­ca y otros pro­ble­mas más allá de las fa­mi­lias en Vi­ta­cu­ra. Tie­ne que de­jar de mi­rar­se el om­bli­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.