CRIS­TÓ­BAL FREDES

La Tercera - Tendencias - - APUNTES -

Lle­va­ba años en la pe­ri­fe­ria de la po­lí­ti­ca es­ta­dou­ni­den­se, pe­ro en 2016 fue la pri­me­ra vez que mu­chos es­cu­cha­ron su nom­bre: la alt-right. La eti­que­ta, que fue lle­va­da a los me­dios tra­di­cio­na­les cu­rio­sa­men­te por Hi­llary Clin­ton cuan­do de­nun­ció en un dis­cur­so —con ra­zón— que es­te mo­vi­mien­to an­ti­in­mi­gran­tes ha­bía en­con­tra­do un es­pa­cio en la cam­pa­ña de Do­nald Trump. A par­tir de ahí, mu­cho se es­cri­bió so­bre quié­nes eran real­men­te y cuá­les eran sus ideas, no siem­pre con pre­ci­sión. Se di­jo que Ste­ve Ban­non, ase­sor que Trump se lle­va­rá a la Ca­sa Blan­ca, era uno de sus lí­de­res. Que eran sim­ple­men­te neonazis. Que se tra­ta­ba sen­ci­lla­men­te de su­pre­ma­cis­tas blan­cos.

Pe­ro el mo­vi­mien­to tie­ne su­fi­cien­tes ca­rac­te­rís­ti­cas nue­vas co­mo pa­ra en­ca­jar en al­gu­na de­fi­ni­ción an­ti­gua. Son la ver­sión mi­llen­nial de la ex­tre­ma de­re­cha: des­pre­cian el es­ta­blish­ment (in­clu­so el de de­re­cha), se ma­ne­jan per­fec­ta­men­te con los có­di­gos de la web, no tien­den a ser re­li­gio­sos, cho­can con la de­re­cha li­be­ral por­que son an­ti­glo­ba­li­za­ción y —lo más no­to­rio— de­fien­den el con­cep­to de iden­ti­dad blan­ca re­cla­man­do el de­re­cho a reivin­di­car­la y ce­le­brar­la, lo mis­mo que, di­cen ellos, ha­cen otros gru­pos ét­ni­cos. Ri­chard Spen­cer (37), un ti­po que pa­re­ce vo­ca­lis­ta de una banda in­die más que un ac­ti­vis­ta po­lí­ti­co, fue el pre­di­lec­to de los me­dios, en es­pe­cial des­de que al­gu­nos asis­ten­tes a una con­fe­ren­cia su­ya hi­cie­ron el sa­lu­do na­zi.

El mo­vi­mien­to tie­ne su sí­mil en Eu­ro­pa, par­ti­cu­lar­men­te en paí­ses co­mo Aus­tria, Fran­cia o In­gla­te­rra, don­de hay un au­ge de gru­pos “iden­ti­ta­rios”. El se­ma­na­rio The Eco­no­mist cu­brió el fe­nó­meno en no­viem­bre, es­pe­cial­men­te el Iden­ti­tä­re Be­we­gung (IB), que na­ció en Fran­cia ha­ce más de una dé­ca­da opo­nién­do­se a la in­mi­gra­ción y la is­la­mi­za­ción de Eu­ro­pa. Hoy tie­nen víncu­los con po­lí­ti­cos y cum­plen la fun­ción de “mo­der­ni­zar” las ideas de de­re­cha po­pu­lis­ta pa­ra las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes. Sus se­gui­do­res de­tes­tan la glo­ba­li­za­ción y sus sím­bo­los, co­mo McDo­nald’s, ce­le­bran lo lo­cal y mu­chos ha­blan de la ne­ce­si­dad de una “re­con­quis­ta”, alu­dien­do a la ex­pul­sión de los mo­ros de Es­pa­ña.

Ri­chard Spen­cer

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.