“Ne­ce­si­ta­mos más cien­cia, si no es una dis­cu­sión de opi­nó­lo­gos”

La Tercera - Tendencias - - COSAS DE LA VIDA -

Pa­ra com­pa­ti­bi­li­zar el cre­ci­mien­to y la sus­ten­ta­bi­li­dad am­bien­tal ne­ce­si­ta­mos dos co­sas: mu­cho más evi­den­cia cien­tí­fi­ca so­bre có­mo se com­por­tan nues­tros eco­sis­te­mas y los im­pac­tos es­pe­ra­bles de dis­tin­tos pro­yec­tos. Co­mo no sa­be­mos eso, en­ton­ces se nos pa­sa la mano en la pro­tec­ción o en afec­tar­los. Yo le he re­pe­ti­do una y otra vez al Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da y a los em­pre­sa­rios que pa­ra te­ner más in­ver­sión Chi­le ne­ce­si­ta más cien­cia, si no és­ta es una dis­cu­sión de opi­nó­lo­gos.

Lo se­gun­do es la in­no­va­ción. Pa­ra po­der desa­rro­llar pro­yec­tos más com­pa­ti­bles con el me­dioam­bien­te y con in­clu­sión so­cial te­ne­mos que cam­biar la ma­ne­ra en que es­ta­mos ha­cien­do las co­sas.

Cuan­do les di­go es­to a los eco­no­mis­tas, en ge­ne­ral, no lo en­tien­den. Es­ta idea de que tú tie­nes que prio­ri­zar el cre­ci­mien­to o el me­dioam­bien­te es una ri­di­cu­lez, así no fun­cio­na el mun­do; el mun­do fun­cio­na de ma­ne­ra más in­te­gral gra­cias al co­no­ci­mien­to.

Ne­ce­si­ta­mos cam­biar el sis­te­ma de eva­lua­ción de im­pac­to am­bien­tal y rea­li­zar una con­sul­ta pre­via a las co­mu­ni­da­des y a las re­gio­nes. An­tes de in­ver­tir una can­ti­dad enor­me de pla­ta en de­fi­nir un pro­yec­to, tú tie­nes que con­sul­tar dón­de ese pro­yec­to po­dría te­ner sen­ti­do y las em­pre­sas tie­nen que po­ner­se de acuer­do con la gen­te pa­ra mi­ni­mi­zar los im­pac­tos.

Por eso tam­bién he­mos pro­pues­to ins­ta­lar una ofi­ci­na de gran­des pro­yec­tos, co­mo en Ca­na­dá. Eso no sig­ni­fi­ca ace­le­rar el trá­mi­te de los pro­yec­tos sal­tán­do­se la nor­ma­ti­va, sino te­ner un tra­ta­mien­to es­pe­cial que per­mi­ta con­ser­var me­jor. Lo he­mos es­ta­do ha­blan­do con la Cor­te Su­pre­ma pa­ra evi­tar la ju­di­cia­li­za­ción de los pro­yec­tos. No hay ma­ne­ra de recuperar la in­ver­sión y el cre­ci­mien­to si no lo ha­ce­mos en armonía con el me­dioam­bien­te.

En Eu­ro­pa o en Ca­na­dá hay muy bue­nas ex­pe­rien­cias de diá­lo­gos con la co­mu­ni­dad pe­ro, y no es cli­ché, Chi­le tie­ne que en­con­trar su pro­pia ma­ne­ra de ha­cer­lo.

Ese diá­lo­go es po­si­ble. En Alian­za Va­lor Mi­ne­ro -un es­pa­cio de in­no­va­ción que ar­ti­cu­la a to­dos los ac­to­res de la mi­ne­ría- he­mos apo­ya­do esos diá­lo­gos des­de el CNID y cuan­do ha­bla­mos de la mi­ne­ría en el Va­lle Cen­tral sa­lió la ne­ce­si­dad de ma­yor co­no­ci­mien­to y evi­den­cia cien­tí­fi­ca so­bre qué es­tá pa­san­do con los gla­cia­res y el agua. En­ton­ces te das cuen­ta de que la cien­cia y la in­no­va­ción no son un lu­jo, sino una ne­ce­si­dad, de otra ma­ne­ra no po­de­mos se­guir avan­zan­do en ma­te­ria de in­ver­sión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.