En co­mu­ni­dad

La Tercera - Tendencias - - APUNTES -

Ha­ber es­tu­dia­do pa­ra ser pro­fe­so­ra (tie­ne un tí­tu­lo uni­ver­si­ta­rio en edu­ca­ción di­fe­ren­cial) y a la vez ser hi­ja de maes­tra ins­ta­ló na­tu­ral­men­te en Vas­ti Mi­chel la idea de un tra­ba­jo que ella des­cri­be co­mo “de ca­ta­pul­ta des­de el acer­vo”. En su ca­so, la fuen­te no han si­do los sa­be­res de li­bros, sino la tra­di­ción oral: “Es un in­te­rés es­pon­tá­neo en mí, ca­si vis­ce­ral. Co­mo un cau­dal que re­to­ma su flu­jo”, ase­gu­ra.

Cuan­do en 1994 la na­ti­va de Trai­guén asis­tió a un en­cuen­tro de can­to­ras en Por­te­zue­lo, su vo­ca­ción por el can­to su­frió una trans­for­ma­ción ra­di­cal. Se ex­pu­so de gol­pe a nue­vas for­mas de in­ter­pre­ta­ción y afi­na­cio­nes de gui­ta­rra (los lla­ma­dos “fi­na­res”), a otra poe­sía y un com­pro­mi­so que has­ta en­ton­ces no co­no­cía ha­cia la di­vul­ga­ción de un sa­ber en co­mún: “Te lo pue­den con­tar, pe­ro no es lo mis­mo que vi­vir­lo. No po­día creer lo que veía. Fue un im­pac­to pri­ma­rio, fí­si­co, or­gá­ni­co y de re­so­nan­cia, que me hi­zo dar­me cuen­ta que uno es un sim­ple ins­tru­men­to de es­ta enor­me tra­di­ción. Nun­ca más me se­pa­ré de los pa­ya­do­res y las can­to­ras, y se­guí yen­do a los en­cuen­tros en el sur, de los que es­tá lleno. He be­bi­do de es­tos maes­tros… in­ten­sa­men­te”.

Re­cién a los 30 años, ins­ta­la­da por un tiem­po en Santiago, Vas­ti Mi­chel se lar­gó con com­po­si­cio­nes pro­pias, or­de­na­das has­ta aho­ra en tres dis­cos e in­fi­ni­dad de co­la­bo­ra­cio­nes. Es una crea­do­ra que no le te­me al cru­ce ni a la ex­plo­ra­ción de avan­za­da, y que in­te­gra en­tre sus in­fluen­cias a la ran­che­ra que so­na­ba en la úni­ca ra­dio AM a la mano en su in­fan­cia su­re­ña, al com­pro­mi­so po­lí­ti­co de los adul­tos a su la­do y a las jó­ve­nes con ofi­cio en la mú­si­ca elec­tró­ni­ca que cuen­ta que hoy la bus­can pa­ra tra­ba­jos en con­jun­to.

Es par­te de un mis­mo es­fuer­zo co­lec­ti­vo, es­ti­ma ella: “No soy can­tan­te, sino can­to­ra, por­que per­te­nez­co a una co­mu­ni­dad”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.