ES­TA SE­MA­NA SE HA­BLÓ

La Tercera - Tendencias - - APUNTES - POR Mar­ce­lo Cór­do­va

DE RO­DI­LLAS. El round se­ma­nal del pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos –sí, otro más- par­tió cuan­do di­jo que los ju­ga­do­res de fút­bol ame­ri­cano que osen po­ner una ro­di­lla en el pi­so cuan­do se en­to­na el himno na­cio­nal de su país –un acto de pro­tes­ta por la vio­len­cia po­li­cial con­tra los ne­gros- de­be­rían ser des­pe­di­dos de in­me­dia­to. In­clu­so afir­mó que a cual­quie­ra le gus­ta­ría que los due­ños de los equi­pos di­je­ran “¡Sa­quen a ese hi­jo de pe­rra de la can­cha!”. Pe­ro de­ce­nas de ju­ga­do­res se arro­di­lla­ron, los Stee­lers ni si­quie­ra sa­lie­ron a la can­cha a can­tar el himno y has­ta el due­ño de los Da­llas Cow­boys se hin­có con sus ju­ga­do­res. Trump reac­cio­nó con fu­ria an­te es­ta re­bel­día, pe­ro los tui­te­ros le re­cor­da­ron que Puer­to Ri­co, te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se don­de no hay luz ni agua tras el hu­ra­cán Ma­ría, sí que es­tá de ro­di­llas. Has­ta Rihan­na le es­cri­bió a Trump y le di­jo: “No de­jes que tu gen­te mue­ra así”.

MIL TAM­BO­RES DE LA DIS­COR­DIA. Más que una fies­ta, es­te car­na­val se ha vuel­to una pe­sa­di­lla pa­ra mu­chos ha­bi­tan­tes de Val­pa­raí­so: en 2016 se re­co­gie­ron 500 to­ne­la­das de ba­su­ra y se cur­sa­ron 1.300 in­frac­cio­nes por con­su­mo de al­cohol e ins­ta­la­ción de car­pas en pla­yas y pla­zas. Por eso, las jun­tas de ve­ci­nos por­te­ñas ame­na­za­ron con pre­sen­tar un re­cur­so de pro­tec­ción pa­ra evi­tar su rea­li­za­ción. In­clu­so, el al­cal­de Jor­ge Sharp tu­vo que ha­cer un lla­ma­do a res­pe­tar la ciu­dad y, ade­más, se anun­ció el cie­rre de tres pla­yas y la prohi­bi­ción de acam­par.

OTRA VEZ SQM. Cuan­do que­dan po­cas se­ma­nas pa­ra las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les, el fan­tas­ma de la mi­ne­ra vol­vió a ron­dar. El Mer­cu­rio pu­bli­có que la Fis­ca­lía in­ves­ti­ga el pa­go de $ 4.933.530 por par­te de la mi­ne­ra a la an­te­rior cam­pa­ña pre­si­den­cial de Se­bas­tián Pi­ñe­ra. La fac­tu­ra ob­je­ta­da por el Ser­vi­cio de Im­pues­tos In­ter­nos fue emi­ti­da por Pan­de­mia Pro­duc­cio­nes Li­mi­ta­da, em­pre­sa que rea­li­zó va­rios even­tos du­ran­te la cam­pa­ña y el cam­bio de man­do. Gonzalo Cordero, je­fe de co­mu­ni­ca­cio­nes del co­man­do, co­men­tó en Coo­pe­ra­ti­va que la vin­cu­la­ción de una fac­tu­ra de esa can­ti­dad con Pi­ñe­ra no tie­ne “sen­ti­do”, pe­ro el dipu­tado co­mu­nis­ta Da­niel Nú­ñez es­cri­bió en Twit­ter que “el ‘Go­bierno de los me­jo­res’ na­ció tru­cho”.

LA CON­TRO­VER­SIA. En ju­nio, la en­ton­ces pre­can­di­da­ta de la UDI Lo­re­to Le­te­lier pu­bli­có un afi­che en re­des so­cia­les que de­cía “la educación gra­tui­ta y de ca­li­dad ya exis­te. Es­tá en in­ter­net”. Lue­go subió a Fa­ce­book una fo­to de su vo­to por Se­bas­tián Pi­ñe­ra en las elec­cio­nes pri­ma­rias. Y es­ta se­ma­na la ac­tual can­di­da­ta ase­gu­ró que Ro­dri­go Ro­jas de Ne­gri y Car­men Gloria Quin­ta­na re­sul­ta­ron que­ma­dos en 1986 por bom­bas mo­lo­tov que ellos por­ta­ban y no por la ac­ción de mi­li­ta­res. La UDI anun­ció que pien­sa lle­var a Le­te­lier al tri­bu­nal su­pre­mo del par­ti­do y la ma­dre de Ro­jas di­vul­gó una car­ta ti­tu­la­da “Has­ta dón­de pue­de lle­gar la mal­dad hu­ma­na”.

AL­GU­NOS EN­TRAN, OTROS SA­LEN. La PDI de­tu­vo a Flo­ren­cio Velásquez Ne­gre­te, ex miem­bro del FPMR que es­ta­ba pró­fu­go des­de 1990 tras fu­gar­se de la cár­cel. “El Flo­ro” es­tá acu­sa­do de par­ti­ci­par en el ase­si­na­to de Jai­me Guzmán y el se­cues­tro de Cris­tián Ed­wards. El se­na­dor UDI Juan An­to­nio Co­lo­ma di­jo que con el arres­to el “círcu­lo del ca­so” Guzmán em­pe­za­ba a ce­rrar­se, pe­ro el ex fren­tis­ta se li­mi­tó a afir­mar “Fue to­do jus­to” ca­mino a tri­bu­na­les. Mien­tras, un tri­bu­nal de Puer­to Montt sor­pren­dió al ab­sol­ver a Jai­me Anguita por el ma­ca­bro ase­si­na­to de su es­po­sa, Vi­via­na Hae­ger, ocu­rri­do ha­ce sie­te años en Val­di­via. Por eso que­dó en li­ber­tad in­me­dia­ta y el car­pin­te­ro Jo­sé Perez –quien su­pues­ta­men­te ha­bía si­do con­tra­ta­do por Anguita pa­ra co­me­ter el cri­men­fue con­de­na­do por ro­bo con ho­mi­ci­dio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.