CONSTANZA SAN­TA MA­RÍA La pe­rio­dis­ta y con­duc­to­ra del no­ti­cia­rio cen­tral de Ca­nal 13 tam­bién es­tá de lu­nes a vier­nes en Te­le13 Ra­dio y por es­tos días se pre­pa­ra pa­ra la co­ber­tu­ra de las elec­cio­nes.

La Tercera - Tendencias - - APUNTES -

LEO

Ten­go dos li­bros en mi ve­la­dor a los que mi­ro to­das las no­ches con in­ten­ción de leer. Uno es La

muer­te del pa­dre, del no­rue­go Karl Ove Knaus­gard, lo em­pie­zo y no lo­gro ter­mi­nar­lo por­que siem­pre hay al­go MÁS UR­GEN­TE que leer pa­ra mi pega. Ade­más, es­ta se­ma­na me com­pré

4321, el úl­ti­mo li­bro de Paul Aus­ter, un au­tor que me fas­ci­na y que no ha­bía pu­bli­ca­do na­da en sie­te años. Tie­ne 900 pá­gi­nas… creo que me voy pe­dir va­ca­cio­nes pa­ra po­der leer­lo.

BAI­LO

Has­ta en los co­mer­cia­les de Te­le13. No bai­lo reg­gae­ton ni ha­go co­reo­gra­fías.

VEO

Ca­da vez me­nos y peor… Veo to­das las obras de tea­tro de mi her­ma­na Antonia y las di­ri­gi­das por Ál­va­ro Vi­gue­ra. La úl­ti­ma, ha­ce dos se­ma­nas, Tío

Vania, de Che­jov. Un pla­cer. Me en­can­ta­ría ver las series de las que to­dos ha­blan, pe­ro es­toy tan atra­sa­da que si­go po­nién­do­me al día con Hou­se of Cards.

USO

De­ma­sia­da ro­pa. Pa­ra ha­cer de­por­te, pa­ra sa­lir a gra­bar, pa­ra el Te­le13... A ve­ces me cam­bio cua­tro ve­ces de te­ni­da en un so­lo día.

ES­CU­CHO

Por es­tos días, el pro­yec­to San­ta Ma­ría, de mi her­mano Ro­dri­go, con su nue­vo sin­gle “Her­ma­nos”, que in­ter­pre­ta jun­to al gran Pan­cho Sa­zo de Con­gre­so. Es­cu­cho Te­le13 Ra­dio a to­da ho­ra y en las ma­ña­nas ten­go que ne­go­ciar con mis ni­ños que in­sis­ten en cam­biar las no­ti­cias por Guns N’ Ro­ses o Bruno Mars.

ODIO

A la gen­te que no se ríe.

SI­GO

A mi pe­rro ca­da vez que se me escapa.

VIA­JO

Me­nos de lo que me gus­ta­ría. Me fas­ci­na su­bir­me a un avión, dis­fru­to des­de la lle­ga­da al ae­ro­puer­to has­ta la co­mi­da, aun­que no sea bue­na. Voy a Nue­va York ca­da vez que pue­do, es mi ciu­dad fa­vo­ri­ta y don­de me en­can­ta­ría vol­ver a vi­vir.

CO­MO

Tra­to de co­mer sano, úl­ti­ma­men­te quí­noa en to­das sus ver­sio­nes: que­que, em­pa­na­das y ham­bur­gue­sas. Las ha­ce mi cu­ña­da.

AD­MI­RO

A los cu­ras, pro­fe­so­res y otros que tra­ba­jan en las po­bla­cio­nes pe­li­gro­sas de nues­tro país y que dan la pe­lea dia­ria por tor­cer­le la mano al des­tino de los ve­ci­nos y de los ni­ños que vi­ven en­tre ba­la­ce­ras y dro­gas.

TO­MO

Me en­can­ta ter­mi­nar el día con una co­pa de cham­pag­ne o sau­vig­non blanc.

PRAC­TI­CO

El de­por­te de reír­me de mí mis­ma y tam­bién del res­to, pe­ro con el res­to. Ten­go un en­tre­na­dor que me ha­ce co­rrer, sal­tar y su­frir, a quien agra­dez­co man­te­ner­me más o me­nos en for­ma fí­si­ca y men­tal­men­te. To­co gui­ta­rra y can­to. To­da­vía ten­go pen­dien­te mi ca­rre­ra ar­tís­ti­ca, que que­dó en standby tras mi pa­so por Mar­tes 13 en los años 90. Sal­go a ca­mi­nar con mi pe­rro, es te­ra­péu­ti­co pa­ra los dos (el pe­rro y yo). Pe­ro es­tar con mis dos ni­ños es la me­jor for­ma de pa­sar el tiem­po. No co­cino, no jar­di­neo ni ha­go na­da que sea ma­nual.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.