GA­BRIE­LA HER­NÁN­DEZ

La Tercera - Tendencias - - ESPECIAL: EL PLACER DE ENVEJECER -

Tie­ne una lar­ga tra­yec­to­ria co­mo ac­triz de cine, tea­tro y televisión. Ac­tual­men­te, a sus 79 años, se en­cuen­tra en ple­na gra­ba­ción de la te­le­se­rie noc­tur­na Ca­sa de mu­ñe­cos, que se es­tre­nó es­ta se­ma­na en Me­ga. Allí in­ter­pre­ta a la pro­ta­go­nis­ta, No­ra Eli­zal­de, que hi­zo su de­but con un co­men­ta­do to­pless en la pla­ya.

Go­zo

Tra­ba­jan­do y ac­tuan­do. Son mis pla­ce­res. Tam­bién es­tar con mi hi­ja, mi nieto y mis her­ma­nas, que son ma­yo­res que yo. Lo pa­sa­mos muy bien jun­tas. En la vi­da eli­jo só­lo co­sas que me dan pla­cer, las que no, tra­to de no vi­vir­las.

Leo

El úl­ti­mo li­bro de Paul Aus­ter, 4321, que es uno de mis au­to­res fa­vo­ri­tos. Aun­que me di cuen­ta de que en­con­tró una fór­mu­la que re­pi­te mu­cho, co­mo la ma­yo­ría de los es­cri­to­res. Tam­bién me gus­ta mu­cho Ha­ru­ki Mu­ra­ka­mi;

To­kio Blues me en­can­tó

Bai­lo

Lo que se bai­la­ba en los años 60, 70 y 80. Aho­ra me gus­ta­ría po­der bai­lar, pe­ro no pue­do ha­cer­lo con mu­cha agi­li­dad por­que es­toy re­cién ope­ra­da de la ca­de­ra. To­da­vía ca­mino me­dio tie­sa. En el pri­mer ca­pí­tu­lo de la te­le­se­rie, que vi­mos to­dos jun­tos, eso se me no­ta­ba. El res­to me de­cía que no, pe­ro yo sé que sí.

Via­jo

Don­de pue­da. Amo via­jar.

Prac­ti­co

Yo­ga. Tam­bién ha­go natación. En mi vi­da he he­cho de to­do, chi kung, tai-chi, bi­kram yo­ga, pe­ro nun­ca con mu­cha cons­tan­cia por­que no ten­go tiem­po. He tra­ba­ja­do mu­cho siem­pre, aun­que gra­cias a que ten­go tra­ba­jo soy muy fe­liz.

Ad­mi­ro

A la gen­te que se la jue­gue, co­mo el Che Gue­va­ra. Ad­mi­ro tam­bién a mu­chos es­cri­to­res, dra­ma­tur­gos y mú­si­cos. No po­dría con­tes­tar­lo pun­tual­men­te, por­que es una lis­ta de­ma­sia­do lar­ga.

Es­cu­cho

Mú­si­ca clá­si­ca. Ra­dio Beet­ho­ven to­do el día. Es lo que más es­cu­cho. Tam­bién jazz y fla­men­co.

Creo

Los ac­to­res so­mos bien su­pers­ti­cio­sos; que no hay que usar ama­ri­llo el día del es­treno, que no hay que sil­bar en los ca­ma­ri­nes por­que en­ton­ces te va mal en la obra, y co­sas de ese ti­po. Cuan­do es­toy en el tea­tro me cui­do, aun­que en televisión no ten­go su­pers­ti­cio­nes.

Odio

No odio. Pue­de que ha­ya al­go que no me gus­te en el mo­men­to, pe­ro lo di­go y lo so­lu­ciono. No odio na­da ni a na­die. Lle­nar­se de odio es en­fer­mar­se por den­tro.

Otro

Es­toy muy contenta en la nue­va te­le­se­rie de Me­ga, aun­que los rit­mos de tra­ba­jo son bien ál­gi­dos. Me ha ser­vi­do que to­do es­té muy or­ga­ni­za­do. El es­pí­ri­tu del equipo es muy jo­ven y, a mi edad, eso es esen­cial. Lo nor­mal pa­ra mí es tra­ba­jar con gen­te que es más jo­ven que yo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.