GUS­TA­VO COLLADOS

Es chi­leno y di­se­ña zoo­ló­gi­cos, sa­fa­ris, acua­rios y par­ques te­má­ti­cos de vi­da sil­ves­tre en to­do el mun­do. Lo ha­ce a tra­vés de Pan­gea Con­sul­to­res SpA, don­de es socio fun­da­dor. Gus­ta­vo Collados ha tra­ba­ja­do en pro­yec­tos es­ta­ta­les y pri­va­dos en 25 paí­ses, co

La Tercera - Tendencias - - APUNTES -

Leo

Me aca­bo de de­vo­rar los dos li­bros de Ha­ra­ri: Homo Sa­piens y Homo Deus. El ori­gen del hom­bre y ha­cia dón­de va­mos es un tema que siem­pre me ha fas­ci­na­do. Es­ta se­ma­na em­pe­cé al­go que te­nía pendiente: 2666, de Roberto Bo­la­ño. ¡El desafío son sus 1.200 pá­gi­nas!

Veo

Mi­la­gro­sa­men­te me he li­bra­do de la adic­ción a Netflix. Veo mu­cho tea­tro, es “el” gran ar­te. La vi­da mis­ma en unos mi­nu­tos de pues­ta en es­ce­na. Lo úl­ti­mo que vi fue El ven­de­dor de pá­ja­ros en Tea­tro El Ca­mino, y una obra ar­gen­ti­na en Fi­nis Te­rrae: El mar de no­che.

Co­mo

Bro­tes tier­nos: es­pá­rra­gos, bru­se­las, al­ca­cho­fas... y to­pi­nam­bur!

Si­go

A Clé­men­ce Sen­ger, una ami­ga que co­no­cí ha­cien­do el cir­cui­to “O” en Torres del Pai­ne. Es una doc­to­ra jo­ven, es­pe­cia­lis­ta en me­di­ci­na de al­ta mon­ta­ña, que siem­pre es­tá su­bien­do a las re­des fo­tos de sus aven­tu­ras en los Al­pes.

To­mo

Me he vuel­to aman­te del chai con le­che. Un tin­to en­sam­bla­do tam­bién es re­cu­rren­te pa­ra com­par­tir con los ami­gos. Y el gin to­nic pa­ra al­gún ca­rre­te oca­sio­nal.

Com­pro

Ma­de­ra de de­mo­li­ción, de ca­sas vie­jas. Ro­ble, rau­lí, in­clu­so hay una de co­lor ver­do­so que es canelo. Ahhhh, y el ci­prés de las Guai­te­cas, que tie­ne un olor ma­ra­vi­llo­so. Pa­ra car­pin- te­rear es lo me­jor. Ma­de­ras que se han se­ca­do du­ran­te cien­tos de años en ca­sas vie­jas que van bo­tan­do.

Ad­mi­ro

Me fas­ci­na Roberto Matta: so­bre to­do los cua­dros abs­trac­tos, en don­de pue­des me­ter­te y per­der­te.

Es­cu­cho

Mu­cho rock clá­si­co de gui­ta­rra, mi ca­bro de 13 años me es­tá per­mi­tien­do re­des­cu­brir a San­ta­na, Eric Clap­ton y has­ta a Me­ta­lli­ca.

Creo

En la na­tu­ra­le­za, su ma­jes­tuo­sa po­ten­cia y de­li­ca­dos de­ta­lles.

Odio

La pre­po­ten­cia, esa de pa­trón de fun­do, ra­cis­ta, cla­sis­ta y au­to­rre­fe­ren­te. A ve­ces me to­ca es­te ti­po de per­so­na en la pe­ga, el clá­si­co clien­te. No en­tien­de la jo­ya na­tu­ral que tie­ne y sus op­cio­nes son ex­plo­tar sin apro­ve­char las con­di­cio­nes ma­ra­vi­llo­sas que tie­ne de­lan­te.

Via­jo

La pró­xi­ma se­ma­na sal­go a Por­tu­gal. Va­mos a di­se­ñar un nue­vo sa­fa­ri. La jo­ya es el lin­ce ibé­ri­co, que gra­cias a los pro­gra­mas de con­ser­va­ción es­tá co­men­zan­do a re­po­blar los par­ques na­cio­na­les de España y Por­tu­gal.

Prac­ti­co

El bu­ceo ap­nea es uno de mis es­ca­pes. Sa­car ma­ris­cos y co­mer­los con los ami­gos es lo más cer­cano a la vi­da en ca­ver­na.

Uso

Aca­bo de de­jar de usar Wa­ze. Al­go le pa­só a mi te­lé­fono que no car­ga la apli­ca­ción. Es un ali­vio no ce­der an­te la es­cla­vi­tud del al­go­rit­mo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.