Cum­peo, el nue­vo te­rri­to­rio de Condorito

El pue­blo, a tres ho­ras de San­tia­go, bus­ca ser la pri­me­ra ciu­dad te­má­ti­ca del país. Lo­ca­les y res­tau­ran­tes adap­ta­rán sus fa­cha­das a las ca­rac­te­rís­ti­cas de la fa­mo­sa his­to­rie­ta.

La Tercera - - PAÍS - Sil­va­na Fuen­teal­ba

RR

R Aun­que hoy los días pa­san len­tos en Cum­peo, ca­mi­nar por es­ta lo­ca­li­dad en el fu­tu­ro se­rá igual a la di­ver­sión ima­gi­na­da por Pepo en una de sus his­to­rie­tas más co­no­ci­das. Pa­ra desa­yu­nar, por ejem­plo, se po­drá com­prar una cru­jien­te ma­rra­que­ta en la pa­na­de­ría Mi­ga­jas, el al­muer­zo se­ría re­co­men­da­ble en el res­tau­ran­te El Po­llo Far­san­te y la di­ver­sión de la no­che, en el bar El Ma­ni­co­mio. Y si tan­ta en­tre­ten­ción lo de­ja con al­gu­nos ma­les­ta­res, la far­ma­cia Sin Re­me­dio de se­gu­ro ten­drá al­go pa­ra su­pe­rar las mo­les­tias.

Y to­do por­que en Cum­peo, una lo­ca­li­dad que no su­pera los 4.000 ha­bi­tan­tes, sus re­la­ja­dos ve­ci­nos es­tán cons­cien­tes de ser los protagonistas de uno de los más fa­mo­sos có­mics chi­le­nos. Por eso es­tán cam­bian­do las fa­cha­das de sus lo­ca­les co­mer­cia­les y tra­ba­jan­do pa­ra c on­ver­ti r s e e n e l pr i mer pue­blo te­má­ti­co del país.

Allí vi­ve ha­ce dos años Leo­nor In­zun­za, una pe­lu­que­ra a la que ya le da igual si la lla­man por su nom­bre o le di­cen Ya­yi­ta. “Es un jue­go, de ju­nio se­rá la Cum­bre Gua­cha­ca de Cum­peo, con mues­tras de la ru­ta de Condorito.

R años de Ciu­da­dano Pepo se lla­ma la ex­po­si­ción que se pre­sen­ta des­de el 20 de mar­zo en la Bi­blio­te­ca Na­cio­nal. ru­ral ubi­ca­da a 50 ki­ló­me­tros de Tal­ca y a igual dis­tan­cia de Cu­ri­có. Es­tá en la Re­gión del Mau­le y es ca­pi­tal de la co­mu­na de Río Cla­ro. A Cum­peo se lle­ga a tra­vés de la Ru­ta 5 Sur, to­man­do el des­vío ha­cia Ca­ma­ri­co o por ru­tas in­te­rio­res, in­gre­san­do por Mo­li­na. Des­de Cum­peo tam­bién se lle­ga al Par­que Na­cio­nal Sie­te Ta­zas. una pro­pues­ta en­tre­te­ni­da que nos da la po­si­bi­li­dad de echar a an­dar la crea­ti­vi­dad”, di­ce la mu­jer, en me­dio de co­que­tas son­ri­sas.

Ya­yi­ta Es­ti­lo es­tá a 300 me­tros de la plaza del pue­blo y, ade­más de una pe­lu­que­ría es­tam­pa­da con di­bu­jos de la atrac­ti­va no­via de Condorito, tie­ne sa­lo­nes de even­tos, ca­ba­ñas y una pis­ci­na pa­ra quie­nes bus­quen pa­no­ra­mas en el tran­qui­lo pue­blo.

Los he­re­de­ros de la tra­di­ción no es­tán bro­mean­do. “Que­re­mos un desa­rro­llo in­te­gral de la co­mu­na. Hay tra­ba­jo, pe­ro es muy sa­cri­fi­ca­do, y que­re­mos en­tre­gar otra he­rra­mien­ta, que es el te­ma tu­rís­ti­co”, anun­cia el al­cal­de de la co­mu­na, Clau­dio Gua­jar­do.

El pue­blo es una de las tres lo­ca­li­da­des ca­ri­ca­tu­ri­za­das ba­jo los tra­zos de Pepo. Pe­lo­ti­llehue, el ho­gar ima­gi­na­rio de Condorito, y Bue­nas Pe­ras, el pue­blo an­ta­go­nis­ta, só­lo vi­ven en la his­to­rie­ta. Cum­peo, sin em­bar­go, exis­te y quie­re con­vo­car a más tu­ris­tas de los 2.000 que re­ci­be anual­men­te. “Cum­peo es co­mo se ve en la re­vis­ta y los personajes que apa­re­cen los van a en­con­trar acá”, agre­ga en-

RR

tu­sias­ma­do el al­cal­de.

Plan de em­pren­di­mien­to

En el pue­blo se de­di­can prin­ci­pal­men­te a la ac­ti­vi­dad agrí­co­la. Las plan­ta­cio­nes de man­za­nas, uvas y arán­da­nos ta­pi­zan los cam­pos y nu­tren de tra­ba­jo a los ha­bi­tan­tes. Aho­ra, se­gún el mu­ni­ci­pio y otros 25 mi­cro­em­pre­sa­rios, el tu­ris­mo po­dría ser una nue­va fuen­te la­bo­ral.

“Mi pro­duc­to va a es­tar en el res­tau­ran­te El Po­llo Far­san­te, en el bar El Tu­fo, en la ru­ta de Condorito”, ase­gu­ra Mi­guel Mu­ñoz, téc­ni­co en vi­ti­vi­ni­cul­tu­ra y crea­dor del vino Tres Ti­ri­to­nes. Es un vino dul­ce y es­pu­mo­so, he­cho pa­ra el pa­la­dar chi­leno, ex­pli­ca el ges­tor de la idea, quien ya ha re­par­ti­do bo­te­llas en fe­rias y ex­po­si­cio­nes.

Al igual que Leo­nor, la pe­lu­que­ra, Mi­guel Mu­ñoz for­ma par­te del gru­po de em­pren­de­do­res que es­tá adap­tan­do su ru­bro a al­guno de los ne­go­cios pre­sen­tes en la his­to­rie­ta. Pos­tu­la­ron a fon­dos con­cur­sa­bles y es­te año, ade­más de re­cur­sos eco­nó­mi­cos, re­ci­bi­rán ca­pa­ci­ta­cio­nes en ges­tión em­pre­sa­rial, cur­sos de co­ci­na y ta­lle­res pa­ra ofre­cer el me­jor ser­vi­cio a los tu­ris­tas que es­pe­ran atraer.

Ala­mi­ro Mu­ñoz, por su par­te, es el in­ge­nie­ro agrí­co­la pa­dre de la cer­ve­za To­me Pin y Ha­ga Pun. El bre­ba­je fue crea­do en dos ver­sio­nes, una ru­bia de 5° y una ne­gra de 5,5°. Las bo­te­llas son co­lec­cio­na­bles y va­len $ 1.500, en la ver­sión de 500 cc. Ca­da en­va­se des­ta­ca en su di­se­ño al­gún per­so­na­je de Condorito.

“Soy bien op­ti­mis­ta. La cer­ve­za se pa­re­ce a la re­vis­ta y yo lo com­pa­ro con lo que es­tá su­ce­dien­do con las (cer­ve­zas) Duff de Los Simpson, que se es­tán ven­dien­do en to­do el mun­do”, anun­cia es­pe­ran­za­do Mu­ñoz, quien agre­ga que su per­so­na­je fa­vo­ri­to es Gar­gan­ta de La­ta.

El di­se­ño y pre­sen­ta­ción de su cer­ve­za fue ins­pi­ra­ción de los pro­pios di­bu­jan­tes de Condorito. La pro­duc­to­ra Emu Films, en­car­ga­da de co­lo­rear las re­vis­tas pro­ve­nien­tes de Te­le­vi­sa, ha idea­do los lo­gos, pin­tu­ras, le­tre­ros y to­do lo que ten­ga que ver con el nue­vo ho­gar del fa­mo­so pá­ja­ro.

“Es un sue­ño. Creo que es una ma­ne­ra de com­pro­bar que el em­pren­di­mien­to y la crea­ti­vi­dad pue­den sa­car ade­lan­te a un pue­blo. Cum­peo de­be­ría ser la ca­pi­tal del có­mic en Chi­le”, ase­gu­ra Ri­car­do Amu­ná­te­gui, in­te­gran­te de la pro­duc­to­ra.

A las afue­ras de Cum­peo, en tan­to, por só­lo $ 4.000 se con­si­gue un co­ci­mien­to de po­llo y ma­ris­cos, to­do pre­pa­ra­do en horno de ba­rro, que des­pués se acom­pa­ña de pa­pas y en­sa­la­das de la es­ta­ción. Es la crea­ción de Andrés Sil­va, el chef de El Po­llo Far­san­te.

“Me es­tá yen­do bien des­de que pu­si­mos el le­tre­ro de Condorito. La gen­te lle­ga, quie­re ver la ciu­da­de­la, sa­car­se fotos. Los fi­nes de se­ma­na me de­di­ca­ba a ver fút­bol y a dor­mir la sies­ta, aho­ra ten­go que tener po­llo y se ven­de to­do”, ex­pli­ca Sil­va.

El pue­blo se lan­za en su aven­tu­ra en sep­tiem­bre y es­pe­ra tener, de aquí a 2013, a la co­mu­na com­ple­ta di­se­ña­da en fun­ción de la his­to­rie­ta.

El pro­yec­to in­clu­ye la crea­ción de un mu­seo y se­ña­lé­ti­ca de ma­de­ra, con los personajes de Condorito in­te­gra­dos a la es­truc­tu­ra. La mu­ni­ci­pa­li­dad, en tan­to, re­ci­bi­rá a los vi­si­tan­tes con un clá­si­co “Plop!” di­se­ña­do en sus ven­ta­nas.

FO­TO: REN­DER FO­TO: REI­NAL­DO INOS­TRO­ZA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.