La idea es que en el fu­tu­ro cen­tro cul­tu­ral con­vi­van una bi­blio­te­ca, una ga­le­ría de ar­te o un res­tau­ran­te.

Los Diez eran el pin­tor Juan Fran­cis­co Gon­zá­lez y los es­cri­to­res Eduardo Ba­rrios y Au­gus­to D´hal­mar, en­tre otros.

La Tercera - - SANTIAGO -

edi­fi­ca­ción.

El pri­me­ro de los pa­sos ya lo die­ron. Tie­nen en im­pren­ta la obra reuni­da del poeta Manuel Ma­ga­lla­nes Mou­re y pre­pa­ran la del pin­tor Juan Fran­cis­co Gon­zá­lez. Pa­ra con­se­guir la se­gun­da me­ta crea­ron a fi­nes de 2011 la Fundación Pe­dro Pra­do.

“Es­ta­mos or­de­nan­do nues­tra pro­pues­ta, pa­ra ha­cér­se­las lle­gar a los due­ños. La idea es con­ver­tir la ca­sa en un cen­tro cul­tu­ral, pe­ro aún no de­fi­ni­mos el gi­ro co­mer­cial”, se­ña­la Pe­dro Maino.

“Cues­ta mu­cho man­te­ner un mo­nu­men­to his­tó­ri­co. No se pa­gan im­po­si­cio­nes, pe­ro tam­po­co hay un apo­yo del Es­ta­do pa­ra su con­ser­va­ción. La idea nues­tra es que man­ten­ga su es­pí­ri­tu ori­gi­nal, que sea al­go cul­tu­ral, que no le pa­se lo que a otros mo­nu­men­tos que ter­mi­nan trans­for­mán­do­se en lu­ga­res co­mer­cia­les”, se­ña­la Eduardo García Pow­ditch.

Van­guar­dia ar­tís­ti­ca

Su cons­truc­ción neo­co­lo­nial, en ado­be y con te­cho de te­ja, la ha­ce pa­re­cer más an­ti­gua de lo que es, pe­ro da­ta de la se­gun­da mi­tad del si­glo XIX. En 1922 fue com­pra­da por el ar­qui­tec­to Fer­nan­do Tup­per To­cor­nal, quien in­vi­ta­ría a sus amigos, el es­cul­tor Alberto Ried y el pin­tor Ju­lio Ortiz de Zá­ra­te, pa­ra que le ayu­da­ran a re­fac­cio­nar­la.

Am­bos ar­tis­tas per­te­ne­cían al gru­po de Los Diez, quie­nes en­tre 1915 y 1918 re­vo­lu­cio­na­ron la eu­ro­pei­za­da cul­tu­ra ca­pi­ta­li­na. El idea­rio de la agru­pa­ción era res­ca­tar lo na­cio­nal en dis­tin­tas dis­ci­pli­nas. En ese sen­ti­do el ca­rác­ter neo­co­lo­nial de la ca­sa de San­ta Rosa fue ideal pa­ra re­va­lo­ri­zar la ar­qui­tec­tu­ra tra­di­cio­nal chi­le­na.

Las mo­di­fi­ca­cio­nes fue­ron he­chas en­tre 1922 y 1924, en­tre las que se con­ta­ron la cons­truc­ción de un se­gun­do pi­so y una to­rre de 19 me­tros, la que de­no­mi­na­ron “el fa­ro es­pi­ri­tual”, que es­ta­ba pen­sa­da pa­ra le­van­tar­se en el bal­nea­rio de Las Cru­ces, pe­ro que en­con­tró su lu­gar en el cen­tro de San­tia­go.

Las or­na­men­ta­cio­nes de las 10 co­lum­nas in­te­rio­res -que re­pre­sen­tan a los in­te­gran­tes del gru­po- fue­ron he­chas por Alberto Ried, y el por­tal de pie­dra de la en­tra­da fue es­cul­pi­do por Ortiz de Zá­ra­te, quien, ade­más, ta­lló la puer­ta en ma­de­ra de ce­dro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.