“Twit­ter y Facebook ahon­dan el ais­la­mien­to de ca­da uno”

La Tercera - - CULTURA&ENTRETENCIÓN -

del 20 de abril al 26 de agos­to de 2012, en el Pa­lais de Tokyo y en otros sie­te re­cin­tos co­mo el Mu­seo del Lou­vre, el Grand Pa­lais y el Cen­tro de Ar­te Con­tem­po­rá­neo de Ivry. El even­to es cu­ra­do por el ni­ge­riano Ok­wui En­we­zor y jun­to a más de 130 ar­tis­tas, fi­ló­so­fos y an­tro­pó­lo­gos, ex­plo­ra en los pro­ble­mas y co­ne­xio­nes en­tre la prác­ti­ca ar­tís­ti­ca y la cul­tu­ra a lo lar­go de los si­glos XX y XXI. ¿Qué te in­tere­só de la Trie­nal de Pa­rís?

El tí­tu­lo de la Trie­nal: In­ten­sa Pro­xi­mi­dad. Ese tí­tu­lo es­tá den­tro de los in­tere­ses esen­cia­les de las pin­tu­ras ae­ro­pos­ta­les: cu­brir dis­tan­cias pa­ra crear pro­xi­mi­da­des y cu­brir pro­xi­mi­da­des pa­ra crear dis­tan­cias. Cir­cu­lar in­ce­san­te­men­te. Di­ce Co­rre­ca­mi­nos, mi tex­to so­bre las pin­tu­ras ae­ro­pos­ta­les: “Lle­gan y en ellas se con­cen­tran los ojos. Lue­go se dis­per­san an­te la par­ti­da in­mi­nen­te.ver una pin­tu­ra ae­ro­pos­tal es ver en­tre dos via­jes”.

¿Has­ta cuán­do du­ra­rá el ci­clo de las ae­ro­pos­ta­les?

La pregunta su­po­ne una pe­que­ña con­fu­sión. Hay pin­tu­ras pro­du­ci­das ha­ce 10 años que si­guen cir­cu­lan­do. Son las fe­chas de cir­cu­la­ción las de­ci­si­vas y no las fe­chas de pro­duc­ción co­mo en una re­tros­pec­ti­va de pin­tu­ras al óleo... Las pin­tu­ras ae­ro­pos­ta­les no tie­nen ci­clos o tiem­pos que se cie­rran. Es­tán re­ci­clan­do to­do el tiem­po, el tiem­po.

¿Qué vi­gen­cia tie­nen las ae­ro- postales fren­te al au­ge de Twit­ter y Facebook?

Twit­ter y Facebook han re­em­pla­za­do y re­em­pla­za­rán de mo­do pa­ra­le­lo y en fo­ma uni­for­me­men­te ace­le­ra­da to­das las no­ti­cias res­pec­to de Chi­le. Twit­ter y Facebook han re­em­pla­za­do a la ca­lle, a los pe­que­ños gru­pos de opi­nión, a las ideas y vi­sio­nes per­so­na­les, a los par­ti­dos po­lí­ti­cos. Allí se es­cri­ben, se dis­cu­te y se di­se­mi­nan gran­des co­sas y ton­te­ras. No hay hoy en Chi­le ins­ti­tu­cio­nes ni in­di­vi­duos que no es­tén atra­ve­sa­dos por Facebook y Twit­ter: los ca­na­les de televisión, el go­bierno, los pro­gra­mas de ra­dio de los au­to­mó­vi­les, los no­ti­cie­ros de cual­quier ti­po. To­das las reivin­di­ca­cio­nes -la es­tu­dian­til y las que pro­po­nen mo­de­los de des­cen­tra­li­za­ción- pa­san ver­ti­gi­no­sa­men­te a tra­vés de Twit­ter y Facebook: no se ha­brían cons­ti­tui­do en cuan­to re­des so­cia­les sin Twit­ter ni Facebook. Hay quie­nes bus­can no­vio o no­via. Se di­ce que Twit­ter y Facebook son in­ter­ac­ti­vos. Sue­len ser in­ter­pa­si­vos. Twit­ter y Facebook pa­ra­dó­ji­ca­men­te ahon­dan el ais­la­mien­to de ca­da uno de no­so­tros ha­cien­do cir­cu­lar todos los ci­chés ha­bi­dos y por ha­ber res­pec­to al ar­te, el se­xo, la po­lí­ti­ca y las ca­tás­tro­fes.

En­ton­ces ¿no le i nt e r e s a la cir­cu­la­ción de in­for­ma­ción en in­ter­net?

Una pin­tu­ra ae­ro­pos­tal ple­ga­da en so­bres via­jan­do a tra­vés del co­rreo, lle­ga­da a des­tino y des­ple­ga­da dan­do lu­gar a una pin­tu­ra de 4 por 4 me­tros es un acon­te­ci­mien­to pun­tual, di­ri­gi­do a una ciu­dad pre­ci­sa y a un pú­bli­co des­co­no­ci­do, li­mi­ta­do y sin­gu­lar. Las pin­tu­ras ae­ro­pos­ta­les cir­cu­lan al igual que Twit­ter y Facebook a tra­vés de una red, la red glo­bal (co­rreo aé­reo). La vi­si­bi­li­dad de una pin­tu­ra ae­ro­pos­tal es siem­pre el fi­nal de un via­je. Quie­nes es­pe­ran y asis­ten a su lle­ga­da lo ha­cen en di­rec­to. Antes de ese acon­te­ci­mien­to han si­do vis­tas en otros lu­ga­res. Las ae­ro­pos­ta­les lle­van mi­ra­das de un la­do pa­ra el otro.

Las pin­tu­ras ae­ro­pos­ta­les tie­ne un des­tino geo­grá­fi­co pun­tual, un ra­dio de ac­ción, un efec­to y una vi­gen­cia li­mi­ta­das. In­ten­tan crear un acon­te­ci­mien­to al des­ple­gar­se y ha­cer­se vi­si­bles.

Ten­go mu­cho in­te­rés por ac­ce­der a me­dios de pro­duc­ción di­gi­ta­les pa­ra ha­cer ar­te. Ten­go una co­sa cla­ra: no quie­ro ocu­par in­ter­net pa­ra re­pro­du­cir obras pre­exis­ten­tes, sino pa­ra pro­du­cir­las ex­pre­sa­men­te pa­ra in­ter­net. Ha­cer ar­te­web, si se quie­re. ¿En qué con­di­cio­nes crea Ud.? Tra­ba­jo co­mo los pin­to­res del si­glo XVII: por en­car­go. Las pin­tu­ras ae­ro­pos­ta­les no tie­nen sen­ti­do si no son en­car­ga­das (in­vi­ta­das) a par­ti­ci­par en mues­tras de la más más di­ver­sa na­tu­ra­le­za y a lo lar­go y an­cho del mun­do. Siem­pre le­jos de aquí. Si no hay in­vi­ta­ción ni en­car­go no hay via­je o tras­la­do aé­reo de las ae­ro­pos­ta­les y sin eso sim­ple­men­te no hay pin­tu­ras ae­ro­pos­ta­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.