Se ins­pi­ra en sus con­te­ni­dos en las te­le­se­ries noc­tur­nas.

Al fi­nal, se ele­gi­rá a la can­di­da­ta a Miss Mun­do. Par­te de la elec­ción se­rá por vo­tos del pú­bli­co.

La Tercera - - CULTURA&ENTRETENCIÓN -

ODAS se ríen y con­ver­san sen­ta­das en una ban­ca, afue­ra de uno de los es­tu­dios más pe­que­ños de Ca­nal 13. Son seis de las protagonistas de No bas­ta con ser be­lla, la nue­va se­rie de la vi­da real de la es­ta­ción de An­dró­ni­co Luk­sic. Es un jue­ves de abril y to­das es­tán en ple­na gra­ba­ción de uno de los epi­so­dios del es­pa­cio, que tie­ne su de­but pro­gra­ma­do pa­ra el j ue­ves 1 9 , de s pués de Mun­dos opues­tos. La prue­ba de ese día es una com­pe­ten­cia de ma­qui­lla­je, co­ro­na­da por una fo­to­gra­fía in­di­vi­dual. El premio a la me­jor: un año de ma­qui­lla­je. Las as­pi­ran­tes a Miss Chi­le pa­ra Miss Mun­do que pro­ta­go­ni­zan el pro­gra­ma es­pe­ran pa­cien­tes -y con las cá­ma­ras siem­pre gra­ban­do- el ve­re­dic­to del ju­ra­do de turno.

No bas­ta con ser be­lla as­pi­ra a re­pe­tir los bue­nos re­sul­ta­dos de su an­te­ce­so­ra, Per­la, pe­ro abor­dan­do te­má­ti­cas más adul­tas, que in­ten­tan acer­car los con­te­ni­dos a lo que se ve en las te­le­se­ries noc­tur­nas. “Nos di­mos cuenta de que no nos in­tere­sa dar pau­tas mo­ra­les ni éti­cas. Aquí, las chi­cas ha­blan de to­do: de se­xo, de dro­gas, de con­flic­tos, pe­leas, de amor. No es­ta­mos arre­glán­do­le la vi­da a na­die”, ex­pli­ca Ro­dri­go Leiva, di- rec­tor del pro­gra­ma y pro­duc­tor eje­cu­ti­vo del área de te­le­rrea­li­dad de la es­ta­ción. “En Per­la ha­bía un po­co de eso al prin­ci­pio, sa­bien­do que es­tá­ba­mos tra­ba­jan­do con jó­ve­nes. Acá no. Pa­ra no­so­tros es­to es co­mo una noc­tur­na y se to­can te­mas que se tra­tan ahí. En es­ta se­rie, de lo que me­nos se ha­bla es de mo­da”, re­ma­ta el rea­li­za­dor, quien aña­de que “con Per­la nos cui­dá­ba­mos mu­cho en có­mo tra­tar al­gu­nos as­pec­tos. En­ten­día­mos que eran ado­les­cen­tes. En es­te ca­so, sa­be­mos que to­das son due­ñas de sus vi­das”.

Esas no han si­do las úni­cas lec­cio­nes que sa­ca­ron de la pri­me­ra se­rie de la vi­da real de la se­ñal. Aho- ra, ex­pli­can, tie­nen una lí­nea mu­cho más di­rec­ta pa­ra es­tar al tan­to de to­do lo que les pa­sa a las ocho protagonistas, y es­tán re­gis­tran­do más ma­te­rial y du­ran­te más ho­ras. “Te­ne­mos ocho chi­cas a quie­nes les es­tán pa­san­do co­sas cons­tan­te­men­te. Ocho vi­das mul­ti­pli­ca­das por las fa­mi­lias, amigos. Pe­ro aho­ra te­ne­mos cla­ro lo que que­re­mos ha­cer. Es más fá­cil ha­cer la es­truc­tu­ra dra­má­ti­ca, que antes no la te­nía­mos tan cla­ra”, re­su­me Leiva.

Aden­tro del es­tu­dio, la de­li­be­ra­ción del ju­ra­do si­gue, re­tra­sa­da por pro­ble­mas con la pan­ta­lla de plas­ma y la co­ne­xión al compu­tador que pro­yec­ta­rá las fo­to­gra­fías de las com­pe­ti­do­ras. Es­ta es só­lo una de las com­pe­ten­cias aus­pi­cia­das que ya con­tem­pla el pro­gra­ma. Antes hu­bo una que ter­mi­nó con una cam­pa­ña de ro­pa in­te­rior pa­ra dos con­cur­san­tes y, otra, con un spot pu­bli­ci­ta­rio web de una im­por­tan­te mar­ca de ro­pa.

Dos cá­ma­ras, dos ca­ñas de so­ni­do y unas 16 per­so­nas re­ple­tan el pe­que­ño es­tu­dio. Al cos­ta­do, hay ban­de­jas con ca­na­pés y be­bi­das de las que las con­cur­san­tes sa­can bo­ca­dos en al­gu­nos mo­men­tos. En me­dio de to­do, Leiva lla­ma al or­den a las can­di­da­tas cuan­do con­ver­san de­ma­sia­do pa­ra que se en­tien­da la di­ná­mi­ca.

En un rin­cón, Ju­lio Cé­sar Ro­drí­guez, con­duc­tor del es­pa­cio, es­pe­ra que lle­gue su turno pa­ra in­ter­ve­nir. “Es una apues­ta van­guar­dis­ta e in­no­va­do­ra de có­mo ele­gir a las mis­ses. Que la ga­na­do­ra de es­te ti­po de for­ma­to nos va­ya a re­pre­sen­tar y que va­ya­mos a se­guir sus historias es no­ve­do­so. La gen­te no las va a co­no­cer un día, sino que a lo lar­go de tres o cua­tro me­ses”, co­men­ta Ro­drí­guez so­bre el for­ma­to.

La se­rie, de 22 epi­so­dios -se emi­ti­rá dos ve­ces a la se­ma­na-, ter­mi­na­rá con la ga­la de elec­ción de la r e pr e s e nt a nt e c hi l e na de Miss Mun­do. Ahí, par­te de la se­lec­ción co­rre­rá por par­te de los vo­tos del pú­bli­co. Tam­bién ha­brá un show de ta­len­tos, ase­so­ra­do por el ju­ra­do de Mi nom­bre es..., Gus­ta­vo Sán­chez. Pa­ra eso, las can­di­da­tas van a cla­ses de dis­tin­tas dis­ci­pli­nas. Las can­tan­tes del gru­po, por ejem­plo, to­man lec­cio­nes en la aca­de­mia de Ve­ró­ni­ca Vi­lla­rroel. Las ci­ru­gías es­té­ti­cas tam­bién va­len: una de las par­ti­ci­pan­tes se pon­drá im­plan­tes ma­ma­rios en los pró­xi­mos días. Con to­do el pro­ce­so re­gis­tra­do en cá­ma­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.