El nue­vo ci­clo arran­có con una ac­ti­tud dis­tin­ta

En el ves­tua­rio al­bo ha­bía tran­qui­li­dad por el em­pa­te y la le­ve me­jo­ría que mos­tró el equi­po an­te un clá­si­co ri­val. “Hu­bo ma­yor en­tre­ga y or­den. Los cam­bios fue­ron opor­tu­nos y acer­ta­dos”, des­ta­có el ti­mo­nel de BYN, Car­los Ta­pia.

La Tercera - - DEPORTES COLO COLO-U.CATÓLICA - Ro­dri­go Val­dés Sa­li­nas Lean­dro Del­ga­do De­fen­sa de Co­lo Co­lo Pa­blo Contreras De­fen­sa de Co­lo Co­lo Es­te­ban Pa­re­des Ca­pi­tán de Co­lo Co­lo Car­los Ta­pia Pre­si­den­te de BYN

R Lue­go de días agi­ta­dos, Co­lo Co­lo pa­re­ce en­con­trar al­go de cal­ma. El em­pa­te an­te Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca fue re­ci­bi­do con me­su­ra y con la es­pe­ran­za de que sea el co­mien­zo de una eta­pa más fe­liz en Ma­cul.

Si bien la igual­dad no per­mi­te me­jo­rar la ne­gra es­ta­dís­ti­ca que mues­tra el “Ca­ci­que” en el es­ta­dio Mo­nu- Se­gu­ro. Sin ma­yo­res erro­res y bien en el cor­te de cen­tros. Su úni­co ye­rro fue un mal des­pe­je en el pri­mer tiem­po que ori­gi­nó una lle­ga­da de pe­li­gro pa­ra Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca. El me­jor del fon­do. Por pri­me­ra vez, des­de que vol­vió a Co­lo Co­lo, ju­gó en la po­si­ción que más le aco­mo­da ( por la de­re­cha). Cer­te­ro en los cru­ces y en la an­ti­ci­pa­ción. Una ju­ga­da su­ya ter­mi­nó en el gol de Mi­llar. Vol­vió, lue­go de unas se­ma­nas de un ba­jón si­co­ló­gi­co, pro­duc­to del de­ce­so de un fa­mi­liar. Y no des­en­to­nó en su re­gre­so. En­tre­gó se­gu­ri­dad y men­tal, re­duc­to en don­de no ga­na des­de el 19 de fe­brer o , ni t a mpo­co v o l v e r a abra­zar­se an­te un clá­si­co ri­val, de se­gu­ro ayu­da­rá a des­com­pri­mir un ves­tua­rio gol­pea­do tras el des­pi­do de Ivo Ba­say.

“Lue­go de una s e ma­na com­pli­ca­da, el em­pa­te no vie­ne mal. Del me­dio ha­cia arri­ba que­da­mos un po­co en deu­da, con­si­de­ran­do que de­fen­si­va­men­te res­pon­di- or­den a la de­fen­sa, con su co­no­ci­da pul­cri­tud téc­ni­ca.

El ex Unión Es­pa­ño­la no hi­zo un mal par­ti­do, pe­se a que de los tres en de­fen­sa fue quien tuvo más com­pli­ca­cio­nes con Daúd Ga­za­le. En ge­ne­ral, hi­zo un par­ti­do co­rrec­to, pe­ro no des­lum­bró. Ba­jo en­cuen­tro del la­te­ral for­ma­do pre­ci­sa­men­te en el ri­val. El ca­rri­le­ro es­tu­vo me­jor en fa­ce­tas de­fen­si­vas, ya que ja­más se pu­do con­ver­tir en un agen­te de ata­que por la ban­da de­re­cha. Anotó un go­la­zo, ra­ti­fi­cán­do­se co­mo el “ar­ti­lle­ro” del

R mos muy bien an­te un equi­po con gran ma­ne­jo de ba­lón”, re­su­mió Luis Pé­rez tras el inicio de su ter­cer in­te­ri­na­to en la ban­ca po­pu­lar.

Sus ju­ga­do­res, en tan­to, coin­ci­die­ron en re­sal­tar la im­por­tan­cia de re­cu­pe­rar la con­fian­za a l a bre­ve­dad. “Fue un re­sul­ta­do jus­to. La ac­ti­tud fue un po­co dis­tin­ta, te­ne­mos cla­ro que de­be­mos re­for­zar nues­tras con­vic­cio­nes.”, afir­mó el de­fen­sor equi­po, con cin­co tan­tos. Pe­se a que co­men­zó bien su ni­vel, se fue di­lu­yen­do de­bi­do al can­san­cio. Bien en la re­cu­pe­ra­ción y en la dis­tri­bu­ción de los ba­lo­nes. Uno de los po­cos que con Ba­say tuvo un ni­vel re­gu­lar y que aho­ra pu­do man­te­ner­se. Fí­si­ca­men­te sin­tió el par­ti­do.

El peor de su es­cua­dra. Ja­más pu­do gra­vi­tar por el sec­tor iz­quier­do y nun­ca pu­do ex­plo­tar su ve­lo­ci­dad ni ga­nar­le las es­pal­das a Mi­chael Ríos. Sa­lió re­em­pla­za­do a los 77’ por Ho­ra­cio Car­do­zo.

El es­tan­dar­te de es­te Co­lo Lean­dro Del­ga­do.

Su com­pa­ñe­ro de za­ga, Pa­blo Contreras, quien vol­vía des­pués de dos se­ma­nas, fue un po­co más au­to­crí­ti­co y se­ña­ló que el equi­po de­be ha­cer­se res­pe­tar co­mo lo­cal. “Hay que re­sal­tar la ac­ti­tud del gru­po, que a pe­sar de las di­fi­cul­ta­des in­ten­tó siem­pre dar la ca­ra. Vi­vi­mos una de las peo­res se­ma­nas de Co­lo Co­lo y es­ta­mos en me­dio de una cri­sis de­por­ti- Co­lo se dio ma­ña pa­ra crear­se tres oca­sio­nes de ano­tar, una que ca­si ter­mi­na en un ver­da­de­ro go­la­zo, lue­go de elu­dir a cua­tro ri­va­les. La úni­ca crí­ti­ca es que fue un po­co in­di­vi­dua­lis­ta a ra­tos con el res­to de sus com­pa­ñe­ros. Par­tió im­pre­ci­so y des­co­nec­ta­do del par­ti­do. Con los mi­nu­tos fue ge­ne­ran­do pe­li­gro por la iz­quier­da me­dian­te re­ma­tes de dis­tan­cia. Es­tu­vo al­go des­co­nec­ta­do del res­to y tam­po­co le lle­gó mu­cho jue­go en el ata­que. Sin­tió la di­fí­cil se­ma­na que le to­có vi­vir, pe­se a que el pú­bli­co lo res­pal­dó con una gran ova­ción. va que de­be­mos sa­car ade­lan­te”, opi­nó el se­lec­cio­na­do na­cio­nal.

El ca­pi­tán Es­te­ban Pa­re­des, en tan­to, se­ña­ló que la ta­rea in­me­dia­ta se­rá ele­var el ni­vel in­di­vi­dual y co­lec­ti­vo: “El pun­to es im­por­tan­te. Te­ne­mos que es­tar uni­dos, tra­ba­jar y sa­lir rá­pi­do de es­te mo­men­to com­pli­ca­do”.

En me­dio del ri­gu­ro­so res­guar­do po­li­cial en la zo­na de ves­tua­rios, pe­rí­me­tro que fue cus­to­dia­do por una de­ce­na de ca­ra­bi­ne­ros y guar­dias pri­va­dos, el nue­vo man­da­más de BYN, Car­los Ta­pia, ana­li­zó el es­treno de Luis Pé­rez.

“Sor­tea­mos un par­ti­do muy im­por­tan­te. Subimos el ni­vel de jue­go, hu­bo ma­yor en­tre­ga y coor­di­na­ción an­te un ri­val de ni­vel. Se or­de­na­ron al­gu­nas de­bi­li­da­des que te­nía­mos, co­mo la ubi­ca­ción y la ac­ti­tud. Los cam­bios fue­ron acer­ta­dos y opor­tu­nos”, ex­pre­só el di­ri­gen­te.

So­bre las de­fi­ni­cio­nes que po­dría to­mar el di­rec­to­rio en su pri­me­ra reunión a me­dia­dos de se­ma­na, en es­pe­cial el fu­tu­ro de Jai­me Pi­za­rro en la ge­ren­cia de­por­ti­va, Ta­pia afir­mó que “todos, des­de el pre­si­den­te has­ta el úl­ti­mo fun­cio­na­rio, es­ta­mos en cons­tan­te eva­lua­ción. To­ma­re­mos al­gu­nas re­so­lu­cio­nes, ya sea pa­ra ra­ti­fi­car o pa­ra se­llar al­gún cam­bio”, con­clu­yó el nue­vo man­da­más de la con­ce­sio­na­ria.

El “Kái­ser”, por su par­te, se re­fi­rió a la com­pli­ca­ción ad­mi n i s t r a t i v a q u e p o d r í a afec­tar a Pé­rez. “Ba­jo su ac­tual con­di­ción só­lo po­dría di­ri­gir cua­tro par­ti­dos”, sub­ra­yó, so­bre la ne­ce­si­dad de ges­tio­nar un nue­vo con­tra­to pa­ra el ex de­lan­te­ro, el que le per­mi­ta cum­plir con el de­seo de la di­rec­ti­va de man­te­ner­lo en su car­go has­ta me­dia­dos de año. go­les su­ma Ro­dri­go Mi­llar, trans­for­mán­do­se en el má­xi­mo ano­ta­dor de su es­cua­dra. Le si­gue Car­los Mu­ñoz con 4. triun­fos e igual can­ti­dad de em­pa­tes y de­rro­tas su­man los al­bos en lo que va del tor­neo. El me­ta ve­ne­zo­lano Renny Ve­ga fue uno de los pri­me­ros en aban­do­nar el es­ta­dio. El ex Ca­ra­cas si­gue sin ac­tuar en el tor­neo, si­tua­ción que lo ha­rá re­plan­tear su es­ta­día en el club a par­tir de ju­nio. En dos se­ma­nas más, Co­lo Co­lo vi­si­ta­rá a Uni­ver­si­dad de Chi­le. Antes via­ja­rá a Tal­ca pa­ra ju­gar an­te Ran­gers, pa­ra lue­go en­fren­tar en San­tia­go a San Fe­li­pe, An­to­fa­gas­ta y Au­dax Ita­liano. Se no­tó en de­ma­sía su inac­ti­vi­dad. No lo­gró des­bor­dar co­mo se es­pe­ra­ba y se ga­nó tar­je­ta ama­ri­lla. De­bió ser ex­pul­sa­do por una fuer­te en­tra­da so­bre Pa­blo Gon­zá­lez. Con su in­gre­so se bus­ca­ba más mo­vi­li­dad en el área “cru­za­da”; sin em­bar­go, el ata­can­te se per­dió en­tre la mar­ca de los cen­tra­les vi­si­tan­tes y no des­equi­li­bró. In­gre­só con la mi­sión de oxi­ge­nar el me­dio­cam­po de los al­bos, so­bre to­do pa­ra ayu­dar en la­bo­res de con­ten­ción en el se­gun­do lap­so.

RR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.