De­pó­si­tos en cuen­tas de par­la­men­ta­rios re­vi­ven po­lé­mi­ca

La Tercera - - PAÍS - J. M. W.

Ape­nas he­cha la de­cla­ra­ción pú­bli­ca que ha­bían pre­pa­ra­do pa­ra la oca­sión y mien­tras sur­gían las pri­me­ras pre­gun­tas de la pren­sa, los miem­bros del Consejo Re­so­lu­ti­vo de Asig­nac i o ne s P a r l a men­tar i a s s e pu­sie­ron rá­pi­da­men­te de pie y aban­do­na­ron ayer la se­de del Con­gre­so en San­tia­go.

Tras una reunión ex­tra­or­di­na­ria con­vo­ca­da pa­ra ana­li­zar la po­lé­mi­ca es­ta­lla­da con la de­ci­sión de au­men­tar -a con­tar del 1 de ma­yo- en $ 2 mi­llo­nes las asig­na­cio­nes de los se­na­do­res pa­ra gas­tos ope­ra­cio­na­les, el se­cre­ta­rio eje­cu­ti­vo del or­ga­nis­mo, Car­los Lo­yo­la, hi­zo lec­tu­ra de un tex­to de tres ca­ri­llas, re­dac­ta­do es­pe­cial­men­te pa­ra res­pon­der a los cues­tio­na­mien­tos.

La no­ta de cin­co pun­tos es­ta­ba fir­ma­da por Ser­gio Páez (ex se­na­dor DC), Andrés Ega­ña (ex dipu­tado UDI), Vit­to­rio Cor­bo (ex titular del Ban­co Cen­tral), Alberto Are­nas (PS y ex di­rec­tor de Pre­su­pues­to) y Luis Ri­ve­ros (ra­di­cal y ex rec­tor de la U. de Chi­le), quie­nes acom­pa­ña­ron en si­len­cio la lec­tu­ra del tex­to.

Cues­tio­nan­do al­gu­nas ex­pre­sio­nes “inexac­tas”, “equi­vo­ca­das e inapro­pia­das” de par­la­men­ta­rios -en alu­sión al dipu­tado PS Fi­del Es­pi­no­za-, el consejo no só­lo sa­lió a de­fen­der su ac­tuar en las de­fi­ni­cio­nes por el nue­vo sis­te­ma de dis­tri­bu­ción de re­cur­sos en­tre los par l a men­ta­rios, s i no que tam­bién ad­vir­tió so­bre even­tua­les nue­vos cam­bios.

Y es que se­gún que­da de ma­ni­fies­to en su de­cla­ra­ción, el consejo se en­cuen­tra eva­luan­do un nue­vo au­men­to en las asig­na­cio­nes pa­ra los se­na­do­res.

“Se ha­ce pre­sen­te que los mon­tos in­for­ma­dos (pa­ra se­na­do­res) no han si­do dis­tri­bui­dos en su to­ta­li­dad, ya que se en­cuen­tra en es­tu­dio el detalle de la dis­tri­bu­ción territorial se­gún cir­cuns­crip­ción”, di­ce el tex­to.

Sal­do de $ 1.000 mi­llo­nes

En el Con­gre­so pre­ci­san que el es­tu­dio al que se alu­de, que fi­na­li­za­ría en­tre ju­nio o ju­lio, po­dría con­si­de­rar un in­cre­men­to pa­ra asig­na­cio­nes por con­cep­to de den­si­dad po­bla­cio­nal o ex­ten­sión territorial. Al­go en lo que, se­gún ex­pli­can en la ins­tan­cia, se ven en la obli­ga­ción de avan­zar, de­bi­do al re­ma­nen­te de re­cur­sos que que­da­ron dis­po­ni­bles lue­go de

RR las ges­tio­nes que un gru­po de s e na­do­res r e a l i z ó a nt e e l go­bierno, pa­ra ase­gu­rar el in­cre­men­to en el pre­su­pues­to de la Cá­ma­ra Al­ta pa­ra el 2012.

En su de­cla­ra­ción de ayer, el mis­mo consejo de asig­na­cio­nes des­lin­da­ba res­pon­sa­bi­li­da­des en una even­tual me­di­da de ese ti­po, al pre­ci­sar que “no tie­ne com­pe­ten­cias so­bre la fi­ja­ción de los pre­su­pues­tos de am­bas cá­ma­ras”. Y agre­ga que al or­ga­nis­mo só­lo “le co­rres­pon­de dis­tri­buir” los re­cur­sos apro­ba­dos por el Par­la­men­to en la Ley de Pre­su­pues­to. “Só­lo con una mo­di­fi­ca­ción de la Ley Or­gá­ni­ca Constitucional del Con­gre­so Na­cio­nal, se­ría po­si­ble que es­te consejo dis­mi­nu­ye­ra los mon­tos in­for­ma­dos”, di­ce la de­cla­ra­ción.

En el Par­la­men­to ex­pli­can que, de es­ta for­ma, el consejo no po­dría ne­gar­se a au­men­tar los fon­dos si exis­tie­se una pe­ti­ción del Se­na­do.

Así, en la Ley de Pre­su­pues­to fi­gu­ra­ba un in­cre­men­to de $ 1.816 mi­llo­nes, só­lo des­ti­na­do a me­jo­rar las asig­na­cio­nes del Se­na­do. Y si a ese fon­do se le des­con­ta­ra el au­men­to de dos El mi­nis­tro Fe­li­pe La­rraín lla­mó el vier­nes al titular del Se­na­do, Ca­mi­lo Es­ca­lo­na, pa­ra acla­rar la pos­tu­ra del go­bierno fren­te a la po­lé­mi­ca por las asig­na­cio­nes par­la­men­ta­rias. La­rraín ha­bía di­cho que és­ta­se­ran un te­ma de or­den in­terno del Con­gre­so. Es­ca­lo­na di­jo que acep­ta­ba las “ex­cu­sas” de La­rraín y agre­gó que “el mi­nis­tro no pue­de elu­dir su res­pon­sa­bi­li­dad... El Eje­cu­ti­vo fue quien hi­zo la pro­pues­ta de asig­na­cio­nes”. mi­llo­nes men­sua­les por se­na­dor, que co­men­za­rá re­gir a par­tir del 1 de ma­yo, aún así el Se­na­do ten­dría un sal­do a fa­vor de $ 1.000 mi­llo­nes.

La si­tua­ción de los dipu­tados es dis­tin­ta. Si bien es­te año la Cá­ma­ra tuvo un in­cre­men­to de $ 2.532 mi­llo­nes pa­ra me­jo­ras en asig­na­cio­nes, se­gún el consejo, los mon­tos pa­ra ese ob­je­ti­vo ya se en­cuen­tran dis­tri­bui­dos en su to­ta­li­dad. El se­na­dor de la DC di­jo ayer que nun­ca es­cu­chó a su par del PPD cues­tio­nar el au­men­to en las asig­na­cio­nes , du­ran­te las dis­cu­sio­nes que hu­bo la se­ma­na pa­sa­da por el te­ma. “No le es­cu­ché en nin­gún mo­men­to que iba a pe­dir una rec­ti­fi­ca­ción (de la me­di­da)”, di­jo Zal­dí­var, cues­tio­nan­do la opor­tu­ni­dad de la car­ta en­via­da el vier­nes por Lagos We­ber al titular del Se­na­do, pi­dien­do re­con­si­de­rar el in­cre­men­to. re­co­no­ció ayer que la cor­po­ra­ción no ha ac­tua­li­za­do la in­for­ma­ción de gas­tos y asi­ga­cio­nes que, por la Ley de Trans­pa­ren­cia, los le­gis­la­do­res es­tán obli­ga­dos a di­fun­dir por la web del Con­gre­so. Es­ca­lo­na ins­tru­yó pa­ra que es­ta se­ma­na se ac­tua­li­cen los da­tos. Lo mis­mo se or­de­nó en la Cá­ma­ra. “No son gas­tos que se de­po­si­ten en cuen­tas co­rrien­tes de los par­la­men­ta­rios. Es una in­for­ma­ción fal­sa”, di­jo ayer el pre­si­den­te del Se­na­do, Ca­mi­lo Es­ca­lo­na, quien em­pla­zó al dipu­tado PS Fi­del Es­pi­no­za a di­fun­dir la for­ma en que rin­de sus gas­tos.

El dipu­tado, en el pro­gra­ma To­le­ran­cia Ce­ro, ha­bía di­cho que “la pla­ta va a la cuenta co­rrien­te de los par­la­men­ta­rios”. In­clu­so, Es­pi­no­za agre­gó que una par­te de es­tos fon­dos se rin­de con una de­cla­ra­ción sim­ple. “Yo fir­mo un pa­pel que gas­té 600 mil pe­sos en ac­ti­vi­da­des dis­tri­ta­les y pun­to”, di­jo.

Sus di­chos mo­les­ta­ron en el Con­gre­so, ya que abrían un nue­vo flan­co, en vis­ta de que uno de los ar­gu­men­tos es que las asig­na­cio­nes no cons­ti­tu­yen re­mu­ne­ra­ción de los par­la­men­ta­rios. Aún así ha­bía ma­ti­ces en­tre lo que de­cía Es­pi­no­za y Es­ca­lo­na. Dipu­tados y se­na­do­res ad­mi­tie­ron que la ad­mi­nis­tra­ción del Con­gre­so de­po­si­ta só­lo una par­te de las asig­na­cio­nes pa­ra “ca­ja chi­ca” de ofi­ci­nas, cer­ca de $ 600 mil, que re­quie­re só­lo de una de­cla­ra­ción ju­ra­da pa­ra su ren­di­ción. Ade­más, se de­po­si­tan los viá­ti­cos del le­gis­la­dor, al­re­de­dor de un mi­llón men­sual, que es de li­bre dis­po­si­ción pa­ra pa­gar alo­ja­mien­to o ali­men­ta­ción en Val­pa­raí­so o San­tia­go. El res­to de los di­ne­ros, pa­ra arrien­dos o con­tra­tos de per­so­nal y ase­so­res, no es ma­ne­ja­do por los par­la­men­ta­rios y es pa­ga­do di­rec­ta­men­te por la cá­ma­ra res­pec­ti­va.

FO­TO: AGENCIAUNO

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.