“Hoy la Co­na­di no res­pon­de lo su­fi­cien­te a los re­que­ri­mien­tos de los pue­blos in­dí­ge­nas”

Mi­nis­tra de Desa­rro­llo So­cial Ti­tu­lar afir­ma que la Cor­po­ra­ción tie­ne “res­tric­cio­nes es­truc­tu­ra­les” que re­fle­jan la ne­ce­si­dad de crea­ción de un nue­vo mi­nis­te­rio pa­ra las et­nias ori­gi­na­rias. Con­sul­ta en el país ter­mi­nó el fin de se­ma­na, y lue­go de cin­co me

La Tercera - - NACIONAL - Ka­ren González T.

Cer­ca de las 3.00 de la ma­dru­ga­da de ayer y lue­go de cin­co me­ses de tra­ba­jo, ter­mi­nó en la co­mu­na de San Esteban, en la Re­gión de Val­pa­raí­so, la Con­sul­ta Pre­via a los Pue­blos In­dí­ge­nas, en la cual los re­pre­sen­tan­tes de las nue­ve et­nias del país die­ron por apro­ba­do la crea­ción del Mi­nis­te­rio de Pue­blos In­dí­ge­nas y la con­for­ma­ción de un con­se­jo por ca­da pue­blo y uno a ni­vel na­cio­nal.

Así, el pro­ce­so con­sul­ti­vo, que se en­mar­ca en el Con­ve­nio 169 de la OIT, per­mi­te la ela­bo­ra­ción del pro­yec­to de ley que crea la car­te­ra y las nue­vas en­ti­da­des. Al res­pec­to, la ti­tu­lar del Desa­rro­llo So­cial, Fer­nan­da Vi­lle­gas, se­cre­ta­ría de Es­ta­do que en­ca­be­zó la ini­cia­ti­va, afir­ma que el nue­vo mi­nis­te­rio “va a re­pre­sen­tar un sal­to muy im­por­tan­te en las po­lí­ti­cas pú­bli­cas des­ti­na­das a los pue­blos in­dí­ge­nas”. ¿Cuá­les se­rían las ma­te­rias que ve­ría el nue­vo Mi­nis­te­rio de Pue­blos In­dí­ge­nas? Ten­drá por una par­te las mis­mas com­pe­ten­cias que po­seen los otros, con una es­truc­tu­ra a lo lar­go del país, y por otra ve­rá la po­lí­ti­ca na­cio­nal in­dí­ge­na: fa­vo­re­cer el desa­rro­llo e in­clu­sión de los pue­blos. Po­see­rá un área que se ocu­pe y coor­di­ne las po­lí­ti­cas sec­to­ria­les de vi­vien­da, sa­lud, tra­ba­jo, y se desa­rro­lla­rán nue­vas lí­neas pro­gra­má­ti­cas que sean ex­pre­sión de lo que ne­ce­si­ta el mun­do in­dí­ge­na hoy. ¿Por qué se cam­bió la pa­la­bra “Asun­tos” por “Pue­blos” en el nom­bre ori­gi­nal del mi­nis­te­rio? Pa­ra ojos de al­gu­nos pue­de ser un te­ma se­mán­ti­co, pe­ro tie­ne que ver con la reivin­di­ca­ción y re­co­no­ci­mien­to de los pue­blos. “Asun­tos” tie­ne una en­ti­dad de me­nor po­ten­cia ex­pli­ca­ti­va res­pec­to de es­to. Es un sen­ti­do de reivin­di­ca­ción de iden­ti­dad y re­co­no­ci­mien­to. ¿Có­mo fun­cio­na­ría la in­te­gra­ción de la car­te­ra con es­tos con­se­jos? No es­toy en con­di­cio­nes de res­pon­der eso por­que aún es­ta­mos afi­nan­do el di­se­ño. El mi­nis­te­rio ten­drá una con­tra­par­te que son los Con­se­jos de Pue­blos y el Con­se­jo Na­cio­nal, los que tra­ba­ja­rán en la cons­truc­ción de la po­lí­ti­ca, de ha­cer se­gui­mien­to y de con­trol so­cial. ¿ Pe­ro qué tan vin­cu­lan­tes se­rán los acuer­dos que to­me el Con­se­jo Na­cio­nal? En la pro­pues­ta es un ór­gano de ca­rác­ter con­sul­ti­vo y de se­gui­mien­to de los pro­ce­sos. Mu­chos mi­nis­te­rios tie­nen hoy con­se­jos que en­tre­gan los li­nea­mien­tos de la po­lí­ti­ca. ¿Có­mo se re­con­fi­gu­ra­rá la Co­na­di con el mi­nis­te­rio? En es­te mi­nis­te­rio va a ha­ber un or­ga­nis­mo eje­cu­tor de la po­lí­ti­ca que co­rres­pon­de­ría a lo que es la Co­na­di. Se pu­de pro­po­ner un ajus­te de nom­bre o al­gu­nos cam­bios. ¿Y có­mo eva­lúa las fun­cio­nes y el rol que ha cum­pli­do has­ta aho­ra la Co­na­di? Es­ta cor­po­ra­ción tie­ne res­tric­cio­nes es­truc­tu­ra­les pa­ra po­der cum­plir: tie­ne una plan­ta pe­que­ña, atri­bu­cio­nes mar­ca­das por un ser­vi­cio, no tie­ne ini­cia­ti­vas le­gis­la­ti­vas. La Co­na­di sir­vió en un tiem­po his­tó­ri­co pa­ra avan­zar, pe­ro como to­do de­be te­ner su re­vi­sión, de­be dar sal­tos im­por­tan­tes en re­la­ción pre­ci­sa­men­te de lo que el país es­tá en con­di­cio­nes de ha­cer. En ese sen­ti­do, hoy la Co­na­di no res­pon­de lo su­fi­cien­te a los re­que­ri­mien­tos de los pue­blos in­dí­ge­nas y eso es par­te del diag­nós­ti­co que ha­ce que im­pul­se­mos con tan­ta de­ci­sión es­ta nue­va car­te­ra. ¿Cuán­do le gus­ta­ría ver apro­ba­do en el Con­gre­so el pro­yec­to? Te­ne­mos como me­ta en­viar el pro­yec­to de ley el primer se­mes­tre, pe­ro da­do el al­to ni­vel de acuer­do e in­te­rés de las co­mu­ni­da­des de ser par­te ac­ti­va del pro­ce­so le­gis­la­ti­vo, ve­mos que po­dría in­gre­sar en mar­zo (...) Lo que he­mos con­ver­sa­do con los re­pre­sen­tan­tes de los nue­ve pue­blos es que es­pe­ra­mos que du­ran­te 2015 pu­dié­ra­mos de­cir que te­ne­mos mi­nis­te­rio y Con­se­jos de Pue­blos. Va­mos a po­ner el pie en el ace­le­ra­dor.

Di­fi­cul­ta­des

Des­de que se ini­ció la con­sul­ta in­dí­ge­na, va­rias co­mu­ni­da­des de­ci­die­ron re­ti­rar­se de las asam­bleas, no con­for­mes con el pro­ce­so, e in­clu­so, du­ran­te la se­ma­na pa­sa­da, aso­cia­cio­nes ma­pu­ches de la Re- “El nue­vo mi­nis­te­rio va a re­pre­sen­tar un sal­to muy im­por­tan­te en las po­lí­ti­cas pú­bli­cas des­ti­na­das a los pue­blos in­dí­ge­nas”. “En la pro­pues­ta es un ór­gano de ca­rác­ter con­sul­ti­vo y de se­gui­mien­to de los pro­ce­sos. Mu­chos mi­nis­te­rios lo tie­nen”. “La Co­na­di sir­vió en un tiem­po his­tó­ri­co pa­ra avan­zar, pe­ro como to­do de­be te­ner su re­vi­sión, de­be dar sal­tos im­por­tan­tes”. gión Me­tro­po­li­ta­na pu­sie­ron un re­cur­so de pro­tec­ción an­te la Cor­te de Ape­la­cio­nes pa­ra im­pe­dir la fi­na­li­za­ción de la con­sul­ta de­bi­do a la fal­ta de res­pues­ta a una pró­rro­ga del pro­ce­so que ha­bían so­li­ci­ta­do al mi­nis­te­rio. ¿ Cree que es­te ti­po de si­tua­cio­nes afec­ta la cre­di­bi­li­dad de la con­sul­ta? Creo que no, da­do que he­mos si­do muy trans­pa­ren­tes en el pro­ce­so. Es­ta­rá dis­po­ni­ble to­da la in­for­ma­ción y han es­ta­do pre­sen­te los vee­do­res de De­re­chos Hu­ma­nos. La­men­ta­ría mu­cho que al­guien em­pa­ña­se es­to, es­pe­cial­men­te si es de los pue­blos in­dí­ge­nas, por­que son ellos los que más han reivin­di­ca­do el de­re­cho de par­ti­ci­pa­ción ba­jo los es­tán­da­res del 169 y es­tas me­di­das que se con­sul­ta­ban era par­te de su pro­pia agen­da. En­ton­ces, ¿qué ha si­do lo más di­fí­cil del pro­ce­so? Par­tir de un pi­so de al­go que no se ha he­cho nun­ca, y co­men­zar con des­con­fian­za en el pro­ce­so y con cues­tio­na­mien­tos. Tu­vi­mos que for­ta­le­cer la idea de que el es­pí­ri­tu que nos ani­ma­ba era cum­plir el Con­ve­nio 169 de la OIT. Tam­po­co hay que alar­mar­se por­que ha­yan co­mu­ni­da­des o ac­to­res que no ha­yan que­ri­do par­ti­ci­par de él, es­to es par­te del ejer­ci­cio de­mo­crá­ti­co. Es­ta­mos en un pro­ce­so de cons­truc­ción que es his­tó­ri­co. ¿Cree que la in­ten­si­fi­ca­ción de la vio­len­cia en te­rri­to­rio ma­pu­che ha­ya em­pa­ña­do la con­sul­ta? Los pro­ce­sos so­cia­les son siem­pre in­te­gra­les y se afec­tan unos con otros. Pe­ro lo im­por­tan­te es que se lo­gró avan­zar pre­ci­sa­men­te en un con­tex­to que pu­die­ra con­si­de­rar­se ad­ver­so por­que hay vo­lun­tad de los pue­blos in­dí­ge­nas de dia­lo­gar.

FO­TO: AR­CHI­VO

La mi­nis­tra Fer­nan­da Vi­lle­gas en de­pen­den­cias de la car­te­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.