Cer­ti­fi­ca­ción ProPy­me su­ma 114 em­pre­sas y Eco­no­mía eva­lúa mo­di­fi­ca­cio­nes

La Tercera - - NEGOCIOS - Ca­ro­li­na León Sa­la­man­ca

A po­co más de tres años des­de su lan­za­mien­to, du­ran­te la ad­mi­nis­tra­ción de Sebastián Pi­ñe­ra, el Se­llo ProPy­me ha lo­gra­do man­te­ner­se y con­so­li­dar­se du­ran­te el go­bierno de Mi­che­lle Ba­che­let.

El me­ca­nis­mo apun­ta a re­co­no­cer a aque­llas gran­des em­pre­sas -que ten­gan al me­nos un 5% de pro­vee­do­res pyme- que reali­cen los pa­gos de fac­tu­ras a fir­mas de me­nor ta­ma­ño en un pla­zo má­xi­mo de 30 días. Du­ran­te 2014 el se­llo su­mó 14 nue­vas em­pre­sas, al­can­zan­do un to­tal de 114.

Den­tro de las que se ad­hi­rie­ron el año pa­sa­do des­ta­can: el Con­se­jo Na­cio­nal de Pro­duc­ción Lim­pia, el Fon­do Na­cio­nal de Sa­lud (Fo­na­sa), Lan Car­go, Trans­por­te Aé­reo- Latam, Po­lla Chi­le­na de Be­ne­fi­cien­cia, en­tre otras.

El Se­llo ProPy­me se creó en 2011 y al año si­guien­te se mo­di­fi­có el re­gla­men­to pa­ra fa­ci­li­tar la in­cor­po­ra­ción de em­pre­sas que no cum­plie­ran con la to­ta­li­dad de los re­qui­si­tos. Así fi­nal­men­te se crea­ron dos ca­te­go­rías: Se­llo de­fi­ni­ti­vo y Se­llo en con­ve­nio (in­cor­po­ra­ción gra­dual).

A es­te úl­ti­mo las em­pre­sas pue­den ac­ce­der cum­plien­do por­cen­ta­jes o es­tán­da­res in­fe­rio­res a los es­ta­ble­ci­dos por el re­gla­men­to por un pla­zo má­xi­mo de dos años has­ta al­can­zar la cer­ti­fi­ca­ción de­fi­ni­ti­va.

Ini­cial­men­te, el Se­llo Propy­me bus­ca­ba be­ne­fi­ciar al me­nos a unas 40 mil em­pre­sas de me­nor ta­ma­ño. Ac­tual­men­te, se­gún el mi­nis­tro de Eco­no­mía, Luis Fe­li­pe Cés­pe­des, el nú­me­ro de uni­da­des pro­duc­ti­vas be­ne­fi­cia­das al­can­za a ca­si 95 mil.

“Las mi­cros, pe­que­ñas y me­dia­nas em­pre­sas son cla­ves pa­ra lo­grar en nues­tra eco­no­mía un cre­ci­mien­to sos­te­ni­ble e in­clu­si­vo (...) pa­ra que las py­mes se pue­dan desa­rro­llar de ma­ne­ra sos­te­ni­ble, es clave con­si­de­rar los tiem­pos de pa­go de las fac­tu­ras. Pa­ra que así es­tas em­pre­sas cuen­ten con una ma­yor li­qui­dez que les per­mi­ta dar con­ti­nui­dad a sus ne­go­cios y ma­te­ria­li­zar de es­ta for­ma sus pro­yec­tos de me­jo­ra­mien­to y de ex­pans i ón”, se­ña­la el t i t ul ar de la car­te­ra.

“El se­llo lo­gró crear cons­cien­cia en las gran­des em­pre­sas de que ha­bía que te­ner cum­pli­mien­to en un pla­zo ra­zo­na­ble de los pa­gos a los pro­vee­do­res”, di­ce Ra­fael Cum­si­lle, pre­si­den­te de la Con­fe­de­ra­ción Na­cio­nal de la Mi­cro, Pe­que­ña y Me­dia­na Em­pre­sa (Co­napy­me) y de la Con­fe­de­ra­ción del Co­mer­cio De­ta­llis­ta y Tu­ris­mo de Chile (Con­fe­dech).

“El te­ma de fon­do es la en­se­ñan­za que se en­tre­ga (...) hay mu­chas em­pre­sas gran­des que son cons­cien­tes que las em­pre­sas de me­nor ta­ma­ño son im­por­tan­tes. Es­te ti­po de pro­gra­ma per­mi­te que las fir­mas más chi­cas de­ban en­deu­dar­se me­nos y ofre­ce­cer sus pro­duc­tos en me­jo­res con­di­cio­nes. Es un ga­nar-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.