Ca­sen y de­sigual­dad

La Tercera - - CORREO -

Se­ñor di­rec­tor: En una car­ta pu­bli­ca­da el vier­nes, Juan Pablo Ca­neo nos pre­gun­ta: ¿Qué im­por­ta si los ri­cos son más ri­cos, cuan­do los po­bres tam­bién se ha­cen más ri­cos? Una pre­gun­ta vá­li­da fren­te a la es­ta­bi­li­dad que los ín­di­ces de de­sigual­dad han te­ni­do en Chile du­ran­te los úl­ti­mos años. No obs­tan­te, se de­be te­ner cui­da­do fren­te a cifras que pue­den ser ma­lin­ter­pre­ta­das, es­pe­cial­men­te de acuer­do al mo­do de me­di­ción es­co­gi­do.

Por ejem­plo, si una so­cie­dad con dos per­so­nas pre­sen­ta in­gre­sos de 10 y 100 y en el si­guien­te pe­río­do de 20 y 200, la de­sigual­dad se­gún el Gi­ni “tra­di­cio­nal” se ha man­te­ni­do cons­tan­te en 0,4. Sin em­bar­go, la bre­cha de in­gre­sos se ha du­pli­ca­do de 90 a 180, y con es­to la bre­cha en el bie­nes­tar eco­nó­mi­co se ha in­cre­men­ta­do tam­bién.

Es­ta bre­cha, en un país don­de el 10% más adi­ne­ra­do con­cen­tra un 34,4% del in­gre­so mo­ne­ta­rio mien­tas que el de­cil más po­bre bor­dea el 2%, creo que sí de­bie­ra preo­cu­par­nos como so­cie­dad, es­pe­cial­men­te lue­go de un año en don­de los dis­tin­tos ca­sos de co­rrup­ción nos dan cuen­ta de có­mo se al­can­zan al­gu­nas for­tu­nas en Chile.

En el es­ce­na­rio de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co sos­te­ni­do que Chile ha te­ni­do en los úl­ti­mos años, sin

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.