Re­for­ma la­bo­ral abre nue­vo flan­co de dispu­ta al in­te­rior de la CUT

Crí­ti­cos de la ges­tión de Bár­ba­ra Fi­gue­roa plan­tean que hu­bo un apre­su­ra­mien­to en sa­lir a apo­yar el pro­yec­to del go­bierno. A jui­cio de Ar­tu­ro Martínez la ini­cia­ti­va tie­ne va­rios te­mas que en lu­gar de ayu­dar com­pli­can al sin­di­ca­lis­mo. El 2 de mar­zo la Cent

La Tercera - - NEGOCIOS - Cris­ti­na Cá­ce­res Ja­ra

La mo­les­tia era evi­den­te. El 12 de enero pa­sa­do, uno a uno se fue­ron re­ti­ran­do del sa­lón del ex Con­gre­so Na­cio­nal los di­ri­gen­tes sin­di­ca­les que par­ti­ci­pa­ban en el se­mi­na­rio or­ga­ni­za­do por la Se­re­mi del Tra­ba­jo Me­tro­po­li­ta­na pa­ra abor­dar los al­can­ces de la Agen­da La­bo­ral.

Así, los ex­po­si­to­res del even­to, la pre­si­den­ta de la Cen­tral Uni­ta­ria de Tra­ba­ja­do­res (CUT), Bár­ba­ra Fi­gue­roa, el sub­se­cre­ta­rio de Pre­vi­sión So­cial, Mar­co Ba­rra­za, -am­bos co­mu­nis­tas- y el pre­si­den­te de Asex­ma, Ro­ber­to Fan­tuz­zi, cons­ta­ta­ron in si­tu la dis­con­for­mi­dad que des­per­ta­ba el pro­yec­to.

A me­di­da que los tra­ba­ja­do­res se iban re­ti­ran­do re­cla­ma­ban a vi­va voz por el con­te­ni­do de la ini­cia­ti­va en­via­da por el go­bierno al par­la­men­to el 29 de di­ciem­bre y que fue ca­li­fi­ca­da en­ton­ces como “his­tó­ri­ca” por Fi­gue­roa.

El epi­so­dio fue sin­to­má­ti­co de las di­vi­sio­nes in­ter­nas que es­tá arras­tran­do la CUT y que se pro­fun­di­za­ron des­de que se co­no­ció la pro­pues­ta gu­ber­na­men­tal.

Du­ran­te las dos pri­me­ras se­ma­nas de enero el de­ba­te al in­te­rior de la Cen­tral fue in­ten­so, con los re­pre­sen­tan­tes del PC lla­man­do a ali­near­se con la ini­cia­ti­va. Sin em­bar­go, las vo­ces en con­tra se le­van­ta­ron des­de las de­más co­lec­ti­vi­da­des re­pre­sen­ta­das en la Cen­tral.

“Si bien el pro­yec­to es­ta­ba bien ins­pi­ra­do, te­nía le­tra chi­ca”, ad­vier­te una fuen­te sin­di­cal y por ello cues­tio­nan el res­pal­do ini­cial en­tre­ga­do por Fi­gue­roa.

Pa­ra re­ver­tir las crí­ti­cas, Fi­gue­roa so­li­ci­tó una reunión con el go­bierno, la que a la fe­cha no se ha con­cre­ta­do, y pos­ter­gó has­ta el 2 de mar­zo su pre­sen­ta­ción en el Con­gre­so, en lu­gar de ha­cer­lo el 12 de enero jun­to a la Con­fe­de­ra­ción de la Pro­duc­ción y del Co­mer­cio (CPC), en­ti­dad que sí acu­dió a ex­po­ner sus re­pa­ros.

Las crí­ti­cas

El se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la CUT, Ar­tu­ro Martínez (PS) ase­gu­ra que den­tro de la Cen­tral exis­ten apre­cia­cio­nes dis­tin­tas en es­ta ma­te­ria, ya que “la re­for­ma la­bo­ral tie­ne va­rios te­mas que en vez de ayu­dar com­pli­can al sin­di­ca­lis­mo”.

En ese sen­ti­do, Martínez ad­vier­te que hu­bo un apre­su­ra­mien­to de par­te de la di­ri­gen­cia por sa­lir a va­lo­rar el pro­yec­to “como una gran re­for­ma”, pues una vez que se ana­li­zó en pro­fun­di­dad, hu­bo coin­ci­den­cia en que ha­bía que ha­cer­le in­di­ca­cio­nes.

Otro de los re­pre­sen­tan­tes de la CUT que fue ca­te­gó­ri­co en el re­cha­zo a la pro­pues­ta fue su vi­ce­pre­si­den­te, Nol­ber­to Díaz (DC), quien ha apo­ya­do la ges­tión de Fi­gue­roa des­de que asu­mió la ti­tu­la­ri­dad de la cen­tral.

No obs­tan­te, Díaz es crí­ti- co del pro­yec­to de ley. “Que­da bas­tan­te al de­be”, di­ce y agre­ga que “for­ta­le­ce aun más la pro­fun­da des­con­fian­za con que la di­ri­gen­cia po­lí­ti­ca mi­ra la or­ga­ni­za­ción de los tra­ba­ja­do­res”.

Así la re­for­ma la­bo­ral de­jó en evi­den­cia las di­vi­sio­nes que exis­ten al in­te­rior de la CUT y, de pa­so, lan­zó du­das so­bre la even­tual pér­di­da de au­to­no­mía que la en­ti­dad ha te­ni­do du­ran­te es­te se­gun­do go­bierno de Mi­che­lle Ba­che­let.

Los de­trac­to­res apun­tan al pro­ta­go­nis­mo que al­can­za­ron al­gu­nos per­so­ne­ros co­mu­nis­tas, en­ca­be­za­dos por Guillermo Sa­li­nas, con­se­je­ro na­cio­nal de la Cen­tral y cer­cano a Fi­gue­roa.

De he­cho, se­gún fuen­tes de la CUT, Sa­li­nas par­ti­ci­pó ac­ti­va­men­te du­ran­te las se­ma­nas pre­vias al en­vío del pro­yec­to en las reu­nio­nes “se­cre­tas” con el Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da. Fue­ron ca­li­fi­ca­das así por­que va­rios di­ri­gen­tes de la CUT se en­te­ra­ron des­pués de los en­cuen­tros, sin ha­ber si­do in­vi­ta­dos.

Al ser con­sul­ta­do so­bre es­te pun­to, Martínez ase­gu­ró que du­ran­te su ges­tión como lí­der de los tra­ba­ja­do­res nun­ca se hi­cie­ron reu­nio­nes se­cre­tas.

Quie­nes cues­tio­nan el rol que ha ju­ga­do Fi­gue­roa en es­te de­ba­te ar­gu­men­tan que ha to­ma­do una pos­tu­ra “muy ofi­cia­lis­ta” y creen que la CUT de­be ser “con­tra­par­te del go­bierno y no es­pe­rar que to­do lo ha­ga el Eje­cu­ti­vo”.

No fue po­si­ble ubi­car a la pre­si­den­ta de la CUT, pues es­tá de va­ca­cio­nes, pe­ro en una en­tre­vis­ta re­cien­te ase­gu­ró que pe­di­rán eli­mi­nar del pro­yec­to la adap­ta­bi­li­dad la­bo­ral.

FO­TO: AGENCIAUNO

Ar­tu­ro Martínez, se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la CUT.

FO­TO: AGENCIAUNO

Bár­ba­ra Fi­gue­roa, pre­si­den­ta de la CUT.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.