OTROS EVAN­GE­LIOS

La Tercera - - SOCIEDAD - An­ne Ma­rie Lui­jen­dijk

muy pe­que­ño: en­ca­ja jus­to en la pal­ma de mi mano”, ex­pli­ca Lui­jen­dijk a La Ter­ce­ra.

Se­gún la ex­per­ta, su aná­li­sis “po­dría re­es­cri­bir la de­fi­ni­ción y el pro­pó­si­to de los evan­ge­lios”.

Lui­jen­dijk di­ce que al des­cri­frar el tex­to se to­pó con la pa­la­bra evan­ge­lio en la pri­me­ra lí­nea, por lo que es­pe­ra­ba en­con­trar­se con una na­rra­ción so­bre la vida de Jesús. “Pe­ro no fue así”. Se­gún Lui­jen­dijk, es pro­ba­ble que en aque­llos tiem­pos la pa­la­bra evan­ge­lio (que sig­ni­fi­ca li­te­ral­men­te “bue­nas no­ti­cias”) ha­ya si­do vis­ta des­de una per­pec­ti­va dis­tin­ta a la de hoy, aso­cia­da como un re­la­to de la vida de Jesús.

“He sos­te­ni­do en mi li­bro que el tér­mino evan­ge­lio tie­ne múl­ti­ples con­no­ta­cio­nes en es­te do­cu­men­to”. Por ejem­plo, ex­pli­ca, ya que la pa­la­bra evan­ge­lio sig­ni­fi­ca li­te­ral­men­te “bue­na no­ti­cias”, el tí­tu­lo tam­bién le da a los lec­to­res la po­si­bi­li­dad de re­ci­bir res­pues­tas po­si­ti­vas a sus pre­gun­tas al con­sul­tar el tex­to. “De he­cho, al con­sul­tar un orácu­lo, la gen­te, por su­pues­to, pre­fie­re re­ci­bir bue­nas no­ti­cias”.

El an­ti­guo ma­nus­cri­to pue­de ha­ber si­do uti­li­za­do pa­ra pro­por­cio­nar orien­ta­ción o es­tí­mu­lo a las per­so­nas que bus­ca­ban ayu­da a sus pro­ble­mas.

Adi­vi­nan­zas

El ma­nus­cri­to con­tie­ne una se­rie de 37 oráculos en sus 160 pá­gi­nas, don­de ape­nas se men­cio­na a Jesús, y que pu­die­ron ser usa­dos pa­ra la adi­vi­na­ción. Así, si al­guien lle­ga­ba con al­gún pro­ble­ma, só­lo de­bía ele­gir al azar al­gu­na de las 37 op­cio­nes y to­mar­la como una po­si­ble so­lu­ción a sus pro­ble­mas, quien po­día ha­cer la in­ter­pre­ta­ción que qui­sie­ra.

La ex­per­ta di­ce que el tex­to es un li­bro que con­tie­ne res­pues­tas va­gas que ha­cen alu­sión a Dios, Jesús y los ar­cán-

Evan­ge­lio de To­más. Des­cu­bier­to en 1945 en Egip­to.

Evan­ge­lio de Ma­ría Mag­da­le­na. Fue es­cri­to en el si­glo II.

Evan­ge­lio de Ju­das. Es­cri­be otra his­to­ria del após­tol.

Evan­ge­lio de Va­len­tín. Es­tá da­ta­do en el si­glo III. “Es­te tex­to po­dría re­es­cri­bir la de­fi­ni­ción y el pro­pó­si­to de los evan­ge­lios”. ge­les. “El tex­to sue­na muy bí­bli­co, ya que es­tá im­preg­na­do de alu­sio­nes como ‘la obra de tus ma­nos’, ‘Dios en­via­rá a sus án­ge­les’, etc.”

Las pá­gi­nas del li­bro re­ve­lan que fue con­sul­ta­do con fre­cuen­cia en la an­ti­güe­dad, “ya que es­tá muy su­cio”. In­clu­so, di­ce, aún se pue­den ver hue­llas di­gi­ta­les.

FO­TO: U DE HAR­VARD

Ima­gen del pe­que­ño evan­ge­lio.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.