“A mí no se me ocu­rri­ría de­cir que la U. de Chile no va a cum­plir con las le­yes de la Re­pú­bli­ca”

Rec­tor de la Uni­ver­si­dad de Chile La au­to­ri­dad del plan­tel dis­cre­pa de los di­chos de su par de la UC, Ig­na­cio Sán­chez, quien di­jo que en su red no ha­rán abor­tos aun­que sea ley. Agre­ga que la nor­ma de­be per­mi­tir la ob­je­ción de con­cien­cia en los mé­di­cos, pe

La Tercera - - NACIONAL - Cris­tó­bal Pa­la­cios

En el mar­co de la dis­cu­sión que ha ge­ne­ra­do el pro­yec­to de ley que des­pe­na­li­za la in­te­rrup­ción del em­ba­ra­zo por tres cau­sa­les (vio­la­ción, in­via­bi­li­dad fe­tal y ries­go de vida de la ma­dre) que pre­sen­tó el go­bierno de la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let, el rec­tor de la Uni­ver­si­dad de Chile, En­nio Vi­val­di, ma­ni­fes­tó su pos­tu­ra an­te los al­can­ces de la nue­va le­gis­la­ción. En en­tre­vis­ta con La Ter­ce­ra, la au­to­ri­dad aca­dé­mi­ca, cu­ya pro­fe­sión es mé­di­co ci­ru­jano, dis­cre­pó, ade­más, de los di­chos del rec­tor de la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca, Ig­na­cio Sán­chez, quien ase­gu­ró que, de apro­bar­se en el Con­gre­so es­ta pro­yec­to de ley, la ca­sa de es­tu­dios con­ti­nua­rá con su po­lí­ti­ca de que sus mé­di­cos no prac­ti­ca­rán abor­tos en su red de sa­lud. ¿Qué opi­na de la de­ci­sión del Eje­cu­ti­vo de pre­sen­tar el pro­yec­to so­bre in­te­rrup­ción del em­ba­ra­zo? Yo ha­ría una dis­tin­ción muy gran­de. Pri­me­ro, la ley no es una nor­ma pro abor­to. Aquí no es­ta­mos ha­blan­do del abor­to en ge­ne­ral, sino de una le­gis­la­ción muy es­pe­cí­fi­ca que ha­bla de des­pe­na­li­zar tres si­tua­cio­nes muy con­cre­tas. ¿Es­ti­ma que es­ta ley es ne­ce­sa­ria pa­ra el país? Evi­den­te­men­te, por­que creo que la le­gis­la­ción ac­tual (que hay en Chile), y es cues­tión de ver el ma­pa, prác­ti­ca­men­te no exis­te en nin­gu­na par­te del mun­do. Es una si­tua­ción anacró­ni­ca. ¿Con qué éti­ca se po­dría obli­gar a la mu­jer a lle­var ade­lan­te un em­ba­ra­zo en esas con­di­cio­nes? Y eso es lo que la ley es­tá per­mi­tien­do (es­ta in­ter­ven­ción) des­de el pun­to de vis­ta mé­di­co. Pa­ra el ca­so de la vio­la­ción es bien co­no­ci­da la ar­gu­men­ta­ción en torno a ese te­ma. Al mar­gen de eso, yo creo que tam­bién es un te­ma de re­fle­xión la tre­men­da di­fe­ren­cia que tie­nen los dis­tin­tos gru­pos so­cio­eco­nó­mi­cos pa­ra en­fren­tar es­te ti­po de pro­ble­ma. Creo que es un te­ma que hay que po­ner­lo en el ta­pe­te. ¿To­dos los mé­di­cos ca­pa­ci­ta­dos de­be­rían rea­li­zar es­tá prác­ti­ca? Me pa­re­ce que es clave que la nor­ma­ti­va per­mi­ta que ha­ya ob­je­to­res de con­cien­cia. Es­ti­mo que es esen­cial, por­que si hay un gru­po de la po­bla­ción que es­tá ra­di­cal­men­te en con­tra, y con­si­de­ra de que por nin­gún mo­ti­vo de­be ha­cer­se un abor­to, creo que eso tie­ne que ser­le per­mi­ti­do. Por lo tan­to, las uni- “Como Uni­ver­si­dad de Chile, si una pa­cien­te, con­for­me a la ley, di­ce que se quie­re ha­cer un abor­to, se lo va­mos a ha­cer siem­pre”. “La ac­tual le­gis­la­ción en Chile, y es cues­tión de ver el ma­pa prác­ti­ca­men­te no exis­te en nin­gu­na par­te del mun­do. Es una si­tua­ción anacró­ni­ca”. ver­si­da­des, como cual­quier otra ins­tan­cia, de­be­rían sal­va­guar­dar el de­re­cho de un mé­di­co que no quie­re par­ti­ci­par en una in­ter­ven­ción de es­te ti­po, de­bi­do a que pien­sa, por sus creen­cias, que es­tá moralmente equi­vo­ca­do ha­cer­lo. Pe­ro, ¿esa ob­je­ción de con­cien­cia de­be­ría ser in­di­vi­dual? Se lo pre­gun­to por las de­cla­ra­cio­nes del rec­tor de la U. Ca­tó­li­ca. De­fi­ni­ti­va­men­te tie­ne que ser per­so­nal e in­di­vi­dual. A mí se me ha­ce muy di­fí­cil de­cla­rar que una ins­ti­tu­ción pue­da de­cir que no se de­be, en esa ins­ti­tu­ción, aca­tar una ley. En­ton­ces, ¿re­cha­za los di­chos del rec­tor Sán­chez? A mi no me co­rres­pon­de juz­gar las opi­nio­nes de otro rec­tor. Sin em­bar­go, lo pri­me­ro que pen­sé al es­cu­char es­tas de­cla­ra­cio­nes es que si al­guien en una ins­ti­tu­ción pri­va­da pien­sa que ahí no de­be ha­cer­se abor­to, creo que es­tá en su de­re­cho de exi­gir que los mé­di­cos que in­gre­san no ha­gan abor­tos, in­clu­so me­dian­te una de­cla­ra­ción ju­ra­da. Pe­ro es to­tal­men­te dis­tin­to de­cla­rar que una ins­ti­tu­ción no lo pue­de ha­cer, por­que ahí ya es co­lo­car­la fue­ra de las le­yes chi­le­nas y eso lo con­si­de­ro, por de­cir lo me­nos, pe­li­gro­so, por­que al sen­tir­se al mar­gen de la ley uno po­dría ter­mi­nar jus­ti­fi­can­do cual­quier co­sa. De acuer­do a lo que plantea ¿la pos­tu­ra de la UC es­tá equi­vo­ca­da? Ellos son una ins­ti­tu­ción pri­va­da y es­tán en el de­re­cho de co­lo­car re­glas del jue­go en el con­tex­to de la ley. Lo que no en­tien­do es que pue­dan ha­cer una de­cla­ra­ción en la cual como ins­ti­tu­ción se co­lo­can al mar­gen de la ley. Yo me ima­gino que pue­den ha­ber me­ca­nis­mos me­dian­te los cua­les la ins­ti­tu­ción le pi­da a sus mé­di­cos que sean ob­je­to­res de con­cien­cia, pe­ro sin ha­cer una de­cla­ra­ción como la que es­tán ha­cien­do. Es como que yo di­je­ra ‘mi­re, es­ta ley de la Re­pú­bli­ca de Chile, en nues­tro hos­pi­tal, en el J.J. Agui­rre, no se va a cum­plir’. Eso no lo pue­do en­ten­der e in­sis­to, lo en­cuen­tro pe­li­gro­so. Me pa­re­ce­ría muy gra­ve que una ins­ti­tu­ción di­je­ra ‘aun­que el país ha­ya de­ci­di­do es­to, a tra­vés de su Po­der Le­gis­la­ti­vo, y ha­ya pro­mul­ga­do es­ta ley, no­so­tros no la va­mos a acep­tar’. ¿La Uni­ver­si­dad de Chile la va a acep­tar e im­ple­men­tar? Me pa­re­ce in­ne­ce­sa­rio que yo ha­ga una acla­ra­ción como rec­tor de es­ta ca­sa de es­tu­dios, de que nues­tra uni­ver­si­dad va a cum­plir con la ley. A mí no se me ocu­rri­ría de­cir que la U. de Chile no va a cum­plir con las le­yes de la Re­pú­bli­ca. En­ton­ces, ¿se prac­ti­ca­rán abor­tos en re­cin­tos de la U. de Chile? Pe­ro evi­den­te. Si al­guien tie­ne ob­je­ción de con­cien­cia y no lo quie­re ha­cer, lo ha­rá otro. Es una ley de la Re­pú­bli­ca y nin­gu­na ins­ti­tu­ción, ya sea pú­bli­ca o pri­va­da, pue­de es­tar al mar­gen de és­ta. Pe­ro yo no ten­dría pro­ble­ma en que los obs­te­tras de los re­cin­tos de la Uni­ver­si­dad de Chile fue­ra ob­je­to­res de con­cien­cia. Yo siem­pre he de-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.