Au­to­no­mía uni­ver­si­ta­ria

La Tercera - - CORREO - Ri­car­do Sande

Se­ñor di­rec­tor: El pro­yec­to de ley de des­pe­na­li­za­ción del abor­to po­ne en jue­go no só­lo cier­tos va­lo­res éti­cos, sino tam­bién el de­re­cho más ele­men­tal de to­dos: la vida.

De­fen­de­mos la vida des­de la con­cep­ción has­ta la muer­te na­tu­ral. Es en el mo­men­to de la con­cep­ción cuan­do se ge­ne­ra una nue­va cé­lu­la con un ma­te­rial ge­né­ti­co dis­tin­to al de los pro­ge­ni­to­res, que tie­ne to­das las con­di­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra co­men­zar un desa­rro­llo inin­te­rrum­pi­do has­ta la muer­te. Con lo an­te­rior, no pre­ten­de­mos ne­gar un pro­ble­ma que sa­be­mos es cier­to: el su­fri­mien­to de mu­chas mu­je­res con em­ba­ra­zos di­fí­ci­les o no desea­dos a cau­sa de vio­la­cio­nes. Com­par­ti­mos el diag­nós­ti­co, pe­ro dis­cre­pa­mos en la so­lu­ción: el abor­to no es la res­pues­ta. Es nues­tro de­ber como so­cie­dad pro­te­ger a los más vul­ne­ra­bles y apo­yar y acom­pa­ñar a esas mu­je­res.

Preo­cu­pa el chan­ta­je a la UC cuan­do se le exi­ge que es­té dis­po­ni­ble pa­ra ha­cer abor­tos ba­jo ame­na­za de per­der su fi­nan­cia­mien­to es­ta­tal. Es pe­dir­le que de­je de ser fiel a su mi­sión y, más aún, que de­je de ser la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca. Es de­cir­le a una ins­ti­tu­ción, a las per­so­nas que la com­po­nen y a quie­nes li­bre­men­te la eli­gen có­mo tie­nen que pen­sar y ac­tuar. Es­to aten­ta di­rec­ta­men­te con­tra la di­ver­si­dad de pro­yec­tos edu­ca­ti­vos, con­tra la au­to­no­mía uni­ver­si­ta­ria, y con­tra una so­cie­dad di­ver­sa, plu­ra­lis­ta y to­le­ran­te.

Es­to dis­ta de ser una me­ra de­fen­sa de in­tere­ses cor­po­ra­ti­vos. ¿Le va­mos a qui­tar la po­si­bi­li­dad a mi­les de per­so­nas que se atien­den por Fo­na­sa a te­ner ac­ce­so a un buen hos­pi­tal y a que eli­jan li­bre­men­te? Si les va­mos a de­cir que no pue­den acu­dir a es­ta ins­ti­tu­ción, o cual­quier otra, el Es­ta­do es­tá de­ci­dien­do por ellos.

No que­re­mos caer en una ló­gi­ca re­duc­cio­nis­ta que vea lo pú­bli­co como lo es­ta­tal, o lo que coin­ci­de con la ideo­lo­gía de turno. To­dos de­be­mos ge­ne­rar bie­nes pú­bli­cos, sin im­por­tar nues­tras ideas o creen­cias. Ese es el Chile que te­ne­mos que cons­truir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.