Plan de va­cu­na­ción ma­si­va pa­ra oc­tu­bre

La Tercera - - SOCIEDAD -

adul­tos en­tre los 34 y los 44 años que no tu­vie­ron la do­sis com­ple­ta de ni­ños ya que cuan­do les co­rres­pon­dió va­cu­nar­se, se creía que con me­dia do­sis era su­fi­cien­te pa­ra in­mu­ni­zar­los, lo que fi­nal­men­te no era co­rrec­to.

Ne­ga­ti­va a las va­cu­nas

Pa­ra Mu­ñoz, la si­tua­ción de EE.UU. no es nue­va y coin­ci­de con el au­men­to de fa­mi­lias que se nie­gan a en­tre­gar el cer­ti­fi­ca­do de va­cu­nas al mo­men­to de ma­tri­cu­lar un hi­jo en el co­le­gio (ob­jec­ción de con­cien­cia). “En EE.UU., cuan­do un ni­ño en­tra al co­le­gio, se le exi­ge un cer­ti­fi­ca­do que di­ga que tie­ne to­das las va­cu­nas. Es obli­ga­to­rio, pe­ro al­gu­nas fa­mi­lias, que ya son cer­ca del 10% en el es­ta­do de Ca­li­for­nia, ape­lan a cues­tio­nes re­li­gio­sas o éti­cas pa­ra no en­tre­gar el do­cu­men­to”, di­ce Mu­ñoz.

Pa­ra Ana­be­lla Arre­don­do, epi­de­mió­lo­ga y aca­dé­mi­ca de Me­di­ci­na de la U. An­drés Be­llo, el au­men­to de ca­sos en es­te país es­tá re­la­cio­na­do con los mo­vi­mien­tos an­ti­va­cu­nas. “Cuan­do hay un gru­po im­por­tan­te de gen­te que no es­tá va­cu­na­da, se crean bol­so­nes de sus­cep­ti­bi­li­dad y si se en­fer­man, lo ha­cen en gran nú­me­ro”. En el ca­so es­pe­cí­fi­co del vi­rus del sa­ram­pión, la ex­per­ta di­ce que es al­ta­men­te con­ta­gio­so y con va­rias vías de in­gre­so al cuer­po (vía res­pi­ra­to­ria, con­jun­ti­va de los ojos y cual­quier otra mu­co­sa). “En la me­di­da que el res­to de la po­bla­ción se si­ga va­cu­nan­do, aque­llos que no lo ha­cen pue­den es­tar pro­te­gi­dos, pe­ro si es­te gru­po au­men­ta, se­gu­ro en­fer­ma­rán”.

“Cuan­do hay po­ca gen­te va­cu­na­da, bas­ta un en­fer­mo en con­tac­to con la po­bla­ción sus­cep­ti­ble pa­ra que se ini­cie un bro­te im­por- tan­te”, ex­pli­ca Ale­jan­dra Mar­cot­ti, in­fec­tó­lo­ga de Clí­ni­ca Ale­ma­na.

Ba­ses cien­tí­fi­cas

Ja­cob Cohen, pe­dia­tra in­fec­tó­lo­go de Clí­ni­ca Las Con­des, se­ña­la que en Chile tam­bién hay pa­dres que por op­ción de­ci­den no va­cu­nar a sus hi­jos. “Los pe­dia­tras lo ve­mos en la con­sul­ta, son fa­mi­lias más na­tu­ra­lis­tas, que tien­den a re­cha­zar la me­di­ci­na alo­pá­ti­ca, las va­cu­nas, o que a ve­ces re­cha­zan so­lo las va­cu­nas que tie­nen al­gún gra­do de mer­cu­rio”.

Al fi­nal le es­tán ha­cien­do un da­ño a sus hi­jos, aún cuan­do ten­gan las me­jo­res in­ten­cio­nes. “Cuan­do me en­cuen­tro con es­tas fa­mi­lias, les ex­pli­co las ba­ses cien­tí­fi­cas de­trás de las va­cu­nas, que lle­van más de 200 años, que hay que fi­jar­se en es­tu­dios se­rios y que fi­nal­men­te, los be­ne­fi­cios son in­dis­cu­ti­dos”, di­ce el pe­dia­tra.

“Hay per­so­nas que di­cen, ‘yo de­ci­do por mi hi­jo’. Pe­ro en un vi­rus como és­te, no so­lo de­ci­de por él, sino por los que es­tán a su al­re­de­dor”, aña­de Arre­don­do.

El je­fe del Pro­gra­ma Na­cio­nal de In­mu­ni­za­cio­nes (PNI), Fer­nan­do Mu­ñoz, di­ce que la ac­tual va­cu­na que se uti­li­za con­tra el sa­ram­pión es muy bue­na, pe­ro que como ocu­rre con to­das las va­cu­nas del mer­ca­do, no es 100% efec­ti­va.

“Ese por­cen­ta­je de fa­lla téc­ni­ca, su­ma­do a los ni­ños que no se va­cu­nan por de­ci­sión de sus pa­dres, por­que no pue­den ha­cer­lo por pro­ble­mas de in­mu­ni­dad, o so­lo se po­nen una do­sis, se van acu­mu­lan­do, for­man­do una po­bla­ción sus­cep­ti­ble a con­traer la en­fer­me­dad en ca­so de que es­tén en con­tac­to con al­guien en­fer­mo”, di­ce Mu­ñoz.

Por esa ra­zón, la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS) re­co­mien­da a to­dos los paí­ses rea­li­zar una cam­pa­ña na­cio­nal de va­cu­na­ción con­tra es­ta en­fer­me­dad ca­da cin­co años.

En oc­tu­bre se­rá nue­va­men­te el turno de Chile. En esa fe­cha se va­cu­na­rán a to­dos los me­no­res de seis años, sin im­por­tar si ya es­ta­ban va­cu­na­dos, por­que el ob­je­ti­vo es lo­grar la má­xi­ma co­ber­tu­ra con­tra la en­fer­me­dad. Se­gún los es­pe­cia­lis­tas, no exis­te nin­gu­na con­tra­in­di­ca­ción mé­di­ca pa­ra va­cu­nar­se dos ve­ces.

“Si la gen­te que no se ha va­cu­na­do no se en­fer­ma, es por­que te­ne­mos un pro­gra­ma de in­mu­ni­za­ción exi­to­so”, di­ce Mu­ñoz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.