¿Có­mo fun­cio­nó el fue­ro del par­la­men­ta­rio?

La Tercera - - NACIONAL -

El ar­tícu­lo 417 del Có­di­go Pro­ce­sal Pe­nal se­ña­la, res­pec­to de las per­so­nas que go­zan de fue­ro cons­ti­tu­cio­nal, como es el ca­so del se­na­dor Jai­me Quin­ta­na, que “si el afo­ra­do fue­re de­te­ni­do por ha­bér­se­le sor­pren­di­do en de­li­to fla­gran­te, el fis­cal lo pon­drá in­me­dia­ta­men­te a dis­po­si­ción de la Cor­te de Ape­la­cio­nes”.

Es­to no ocu­rrió en el ca­so de Quin­ta­na, por­que se­gún el fis­cal re­gio­nal (S) Al­ber­to Chif­fe­lle, tras los pri­me­ros an­te­ce­den­tes en­tre­ga­dos por la Siat de Ca­ra­bi­ne­ros, “se de­ci­dió no man­te­ner la de­ten­ción, por­que por aho­ra no exis­ten an­te­ce­den­tes pre­li­mi­na­res que per­mi­tan es­ta­ble­cer res­pon­sa­bi­li­dad del se­na­dor”.

So­bre por qué no se le lle­vó a tri­bu­na­les, como es ha­bi­tual, di­jo que ello res­pon­de a que “al te­ner fue­ro, hay que po­ner­lo a dis­po­si­ción de la Cor­te de Ape­la­cio­nes de Te­mu­co, cuan­do es­ta de­ten­ción se man­tie­ne. ¿Por qué no se man­tie­ne la de­ten­ción? Por­que to­dos los an­te­ce­den­tes pre­li­mi­na­res -que con­du­cía a una ve­lo­ci­dad ra­zo­na­ble y pru­den­te, que lo ha­cía por su cal­za­da, que la al­coho­le­mia o al­co­test arro­jó ce­ro, que el fun­cio­na­rio po­li­cial es­ta­ba ha­cien­do el con­trol ha­bien­do in­va­di­do la cal­za­da con­tra­ria- da cuen­tan que no ten­dría nin- gún ti­po de res­pon­sa­bi­li­dad”

De to­das for­mas, agre­gó que “mien­tras no ten­ga­mos los in­for­mes de­fi­ni­ti­vos de la Siat, no po­de­mos adop­tar otra de­ci­sión”.

De acuer­do al fis­cal, “des­de el mo­men­to en que es in­ves­ti­ga­do, él es impu­tado de cua­si­de­li­to de ho­mi­ci­dio”. Es­ta si­tua­ción va­ria­ría si el in­for­me de­fi­ni­ti­vo de la Siat es opues­to a los an­te­ce­den­tes pre­li­mi­na­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.