Ren­di­mien­to hos­pi­ta­la­rio

La Tercera - - OPINIÓN - Ro­dri­go Cas­tro

EL UL­TI­MO re­por­te del Mi­nis­te­rio de Sa­lud des­ta­ca que aun­que las in­ter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas han ve­ni­do au­men­tan­do sos­te­ni­da­men­te, la ta­sa de ocu­pa­ción de los pa­be­llo­nes en los hos­pi­ta­les de la red pú­bli­ca ha dis­mi­nui­do has­ta al­can­zar un 62% de la ca­pa­ci­dad to­tal. Se pue­de se­ña­lar que una par­te de es­te ba­jo ren­di­mien­to se ex­pli­ca por el dé­fi­cit de es­pe­cia­lis­tas; sin em­bar­go, la his­to­ria de los hos­pi­ta­les pú­bli­cos es­tá mar­ca­da prin­ci­pal­men­te por los pro­ble­mas de ges­tión e in­cen­ti­vos.

Du­ran­te los úl­ti­mos vein­te años se ha rea­li­za­do un im­por­tan­te es­fuer­zo de in­ver­sión en el sis­te­ma pú­bli­co de sa­lud. Es­te ha per­mi­ti­do for­ta­le­cer la red de aten­ción pri­ma­ria y hos­pi­ta­la­ria. Tam­bién des­ta­ca el au­men­to de do­ta­ción de per­so­nal y el me­jo­ra­mien­to de las re­mu­ne­ra­cio­nes del sec­tor. Lo an­te­rior se ha tra­du­ci­do en un in­cre­men­to del gas­to pú­bli­co en sa­lud, ex­pre­sa­do como por­cen­ta­je del PIB y del gas­to pú­bli­co to­tal. En cuan­to a los re­sul­ta­dos del ma­yor gas­to, és­te se ha vis­to re­fle­ja­do en el in­cre­men­to de un con­jun­to de pres­ta­cio­nes y una me­jo­ra con­ti­nua en los in­di­ca­do­res bio­mé­di­cos.

No obs­tan­te lo an­te­rior, y a pe­sar de los avan­ces lo­gra­dos du­ran­te las úl­ti­mas dos dé­ca­das, per­sis­ten im­por­tan­tes pro­ble­mas re­fe­ri­dos a la efi­cien­cia en la ges­tión ad­mi­nis­tra­ti­va y en el uso y ren­di­mien­to de los re­cur­sos. A tal re­sul­ta­do con­cu­rren una se­rie de ca­rac­te­rís­ti­cas aso­cia­das a la or­ga­ni­za­ción tra­di­cio­nal de la pro­vi­sión pú­bli­ca: cen­tra­li­za­ción de fun­cio­nes; asig­na­ción de re­cur­sos a los es­ta­ble­ci­mien­tos so­bre la ba­se de cri­te­rios de ofer­ta; au­sen­cia de me­ca­nis­mos de ren­di­ción de cuen­tas ha­cia los be­ne­fi­cia­rios; fal­ta de dis­ci­pli­na fi­nan­cie­ra en un con­tex­to de res­tric­cio­nes pre­su­pues­ta­rias y la ges­tión de ti­po bu­ro­crá­ti­ca con baja au­to­no­mía y sig­ni­fi­ca­ti­vas li­mi­ta­cio­nes en el uso de in­su­mos. Asi­mis­mo, se ve­ri­fi­ca que per­sis­te la in­sa­tis­fac­ción de los usua­rios del sis­te­ma.

Aho­ra bien, la ges­tión de los más de 600 pa­be­llo­nes qui­rúr­gi­cos re­quie­re un cam­bio pro­fun­do. Así, por ejem­plo, se de­be­ría avan­zar en los si­guien­tes cam­bios: crear in­cen­ti­vos pa­ra que los ser­vi­cios ex­tien­dan sus ho­ras de aten­ción, se im­ple­men­te un sis­te­ma de pre­dic­ción en la du­ra­ción de ci­ru­gías, se me­jo­re la pre­pa­ra­ción preope­ra­to­ria pa­ra re­du­cir las sus­pen­sio­nes, y se de­be­rían ha­cer pú­bli­cos los re­tra­sos por ser­vi­cio y ci­ru­jano. ¿Qué re­sul­ta­dos se po­drían es­pe­rar de es­te con­jun­to de me­di­das? De acuer­do a la evi­den­cia in­ter­na­cio­nal, la pro­duc­ti­vi­dad de pa­be­llo­nes po­dría au­men­tar en­tre tres a cin­co ve­ces.

Sin em­bar­go, pa­ra cap­tu­rar es­ta opor­tu­ni­dad es ne­ce­sa­rio crear trans­pa­ren­cia en el desem­pe­ño de los ac­to­res del pro­ce­so a tra­vés de sis­te­mas de con­trol y ges­tión del desem­pe­ño, cam­biar las ba­ses de ges­tión des­de la pla­ni­fi­ca­ción reac­ti­va ha­cia la di­rec­ción proac­ti­va por objetivos, don­de to­dos se in­vo­lu­cren y se ha­gan res­pon­sa­bles en la to­ma de de­ci­sio­nes y un cam­bio cul­tu­ral en tér­mi­nos de la ges­tión y de la im­por­tan­cia de la sa­tis­fac­ción del usua­rio por so­bre tér­mi­nos po­lí­ti­cos y/o gru­pa­les. Pe­se a la in­ver­sión rea­li­za­da, per­sis­ten va­rios pro­ble­mas de efi­cien­cia en la ges­tión ad­mi­nis­tra­ti­va y en el uso y ren­di­mien­to de los re­cur­sos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.