Ba­lan­ce a ocho años de Tran­san­tia­go Se­ría inex­pli­ca­ble se­guir au­men­tan­do los cuan­tio­sos sub­si­dios es­ta­ta­les que ya re­ci­be el sis­te­ma en vez de abo­car­se a su ur­gen­te re­di­se­ño.

La Tercera - - OPINIÓN -

HOY SE cum­plen ocho años des­de que Tran­san­tia­go de­bu­tó como el nue­vo sis­te­ma de trans­por­tes de la ca­pi­tal, cu­ya caó­ti­ca pues­ta en mar­cha per­ma­ne­ce aún en el re­cuer­do de los san­tia­gui­nos. La pro­me­sa de que co­men­za­ba lo que se­ría un mo­de­lo ejem­plar, que emu­la­ría los me­jo­res es­tán­da­res in­ter­na­cio­na­les, se ha di­lui­do por com­ple­to. A pe­sar del tiem­po trans­cu­rri­do, Tran­san­tia­go si­gue pre­sen­tan­do se­ve­ras de­fi­cien­cias en cuan­to a fre­cuen­cias y tiem­pos de re­co­rri­do —si bien es­tas va­ria­bles pre­sen­tan al­gu­nas me­jo­ras res­pec­to de los años ini­cia­les—, ha re­que­ri­do de sus­tan­cia­les sub­si­dios es­ta­ta­les pa­ra man­te­ner­se ope­ra­ti­vo, arras­tra un dé­fi­cit evi­den­te en su in­fra­es­truc­tu­ra ele­men­tal —fal­ta de pa­ra­de­ros, por ejem­plo— y la ta­sa de eva­sión se ha es­tan­ca­do pe­li­gro­sa­men­te en torno al 20%.

Fren­te a un sis­te­ma de trans­por­te pú­bli­co que dis­ta mu­cho de cum­plir con ni­ve­les de ser­vi­cio apro­pia­dos, y que ca­da vez re­quie­re más fon­dos por par­te de los con­tri­bu­yen­tes, lo ra­zo­na­ble se­ría abo­car­se a un re­di­se­ño es­truc­tu­ral. Las re­ne­go­cia­cio­nes de con­tra­tos con los ope­ra­do­res de Tran­san­tia­go han per­mi­ti­do in­tro­du­cir ma­yo­res gra­dos de com­pe­ten­cia, y el he­cho de que se ha­ya mi­gra­do ha­cia un mo­de­lo que pre­mie la can­ti­dad de pa­sa­je­ros trans­por­ta­dos y no los ki­ló­me­tros re­co­rri­dos, son avan­ces que en to­do ca­so re­sul­tan in­su­fi­cien­tes. Los co­rre­do­res se­gre­ga­dos y las vías ex­clu­si­vas han per­mi­ti­do que en al­gu­nos tra­mos au­men­te dis­cre­ta­men­te la ve­lo­ci­dad pro­me­dio de los bu­ses, pe­ro en mu­chos ca­sos ello ha si­do a cos­ta de de­te­rio­rar irre­me­dia­ble­men­te el pai­sa­je ur­bano; por cier­to, el plan de agre­gar 40 ki­ló­me­tros adi­cio­na­les de co­rre­do­res de­be­ría ser ob­je­to de un cui- da­do aná­li­sis, en­tre otras ra­zo­nes por­que el cos­to de las ex­pro­pia­cio­nes pa­ra lle­var a ca­bo es­tas obras se­rá sus­tan­cial­men­te ele­va­do.

El re­sul­ta­do de es­ta po­lí­ti­ca de trans­por­te ha si­do que la can­ti­dad de via­jes en bu­ses pa­ra­do­jal­men­te ha dis­mi­nui­do. A fi­nes de 2014 el nú­me­ro de va­li­da­cio­nes a tra­vés de la tar­je­ta Bip! ha­bía caí­do en más de 100 mi­llo­nes res­pec­to del año 2007; en cam­bio, las va­li­da­cio­nes en la red de Me­tro han au­men­ta­do. Se tra­ta de un an­te­ce­den­te que de­be ser to­ma­do en cuen­ta pa­ra efec­tos de fu­tu­ros ajus­tes en Tran­san­tia­go, por­que pa­re­ce evi­den­te que la ciu­da­da­nía pri­vi­le­gia ma­yo­ri­ta­ria­men­te el trans­por­te sub­te­rrá­neo an­tes que en su­per­fi­cie, so­bre to­do con­si­de­ran­do las gran­des dis­tan­cias de la ciu­dad.

Nin­gún aná­li­sis pu­do pre­ver el enor­me cos­to fis­cal que re­pre­sen­ta­ría es­te sis­te­ma de trans­por­te. En 2009 fue ne­ce­sa­rio apro­bar un sub­si­dio me­dian­te ley por más de US$ 3.900 mi­llo­nes, par­te de los cua­les se des­ti­na­ron a re­gio­nes. Y en 2013 el Con­gre­so apro­bó el pro­yec­to que crea un sub­si­dio per­ma­nen­te —con su res­pec­ti­vo fon­do es­pe­jo re­gio­nal— que se ex­ten­de­rá has­ta 2022, y que en to­tal re­pre­sen­ta­rá pa­ra los con­tri­bu­yen­tes más de US$ 13.000 mi­llo­nes.

Re­cien­te­men­te el mi­nis­tro de Trans­por­tes ha se­ña­la­do que se en­cuen­tra en es­tu­dio la po­si­bi­li­dad de au­men­tar el sub­si­dio que re­ci­be Tran­san­tia­go. Re­sul­ta­ría inex­pli­ca­ble que tras la ex­pe­rien­cia de es­tos ocho años se in­sis­tie­ra en se­guir au­men­tan­do los fon­dos es­ta­ta­les y no pro­mo­ver una re­for­ma es­truc­tu­ral. Tran­si­tar a esa di­rec­ción im­pli­ca­ría en los he­chos una es­ta­ti­za­ción en­cu­bier­ta, pro­fun­di­za­ría un mo­de­lo fi­nan­cie­ra­men­te in­sos­te­ni­ble y con­ti­nua­ría pos­ter­gan­do in­ver­sio­nes in­dis­pen­sa­bles en el sis­te­ma de trans­por­te pú­bli­co de re­gio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.