Ma­ni­fes­ta­ción en Ca­bur­gua

La Tercera - - OPINIÓN -

UN GRU­PO de ciu­da­da­nos efec­tuó una ma­ni­fes­ta­ción en las in­me­dia­cio­nes del lu­gar don­de ve­ra­nea la Pre­si­den­ta de la Re­pú­bli­ca. No hu­bo da­ños a ter­ce­ros ni per­so­nas de­te­ni­das. Sim­ple­men­te, hi­cie­ron no­tar a la opi­nión pú­bli­ca su preo­cu­pa­ción por los he­chos de vio­len­cia que por va­rios años se re­gis­tran en la Re­gión de la Arau­ca­nía y que ame­na­zan con ex­ten­der­se a otras zo­nas del sur del país.

La res­pues­ta a es­ta ma­ni­fes­ta­ción no se hi­zo es­pe­rar y pro­vino del re­pre­sen­tan­te del go­bierno en la re­gión, quien la con­si­de­ró “pa­té­ti­ca”. Par­la­men­ta­rios ofi­cia­lis­tas se en­car­ga­ron, tam­bién, de des­ca­li­fi­car tan­to el me­ca­nis­mo uti­li­za­do como las mo­ti­va­cio­nes de sus or­ga­ni­za­do­res. Sin un aná­li­sis más pro­fun­do, ad­vir­tie­ron que se tra­ta­ba de un in­ten­to “de­ses­pe­ra­do” de la opo­si­ción pa­ra des­viar la aten­ción de los pro­ble­mas pro­pios del sec­tor.

Por cier­to que en la ma­ni­fes­ta­ción par­ti­ci­pa­ron par­la­men­ta­rios de la Alian­za y no es des­car­ta­ble al- gún in­te­rés po­lí­ti­co en­tre los in­vo­lu­cra­dos, pe­ro el pro­ble­ma de es­te diag­nós­ti­co es que de­ja sin aten­der las preo­cu­pa­cio­nes de quie­nes sí acu­die­ron a Ca­bur­gua pa­ra ex­pre­sar su le­gí­ti­mo des­con­ten­to por la for­ma como el Es­ta­do en su con­jun­to ha en­fren­ta­do los he­chos de vio­len­cia ocu­rri­dos en La Arau­ca­nía. Son mu­chos los agri­cul­to­res que, ade­más de los in­con­ve­nien­tes pro­pios de su ac­ti­vi­dad, como la se­quía, hoy de­ben li­diar con ame­na­zas e, in­clu­so, aten­ta­dos por par­te de gru­pos vio­len­tis­tas.

Di­ver­sas de­ci­sio­nes, tan­to del go­bierno como de Tri­bu­na­les, han ido mer­man­do la sen­sa­ción de jus­ti­cia y se­gu­ri­dad en­tre los ha­bi­tan­tes de la re­gión. Ello no con­tri­bu­ye ni al em­pren­di­mien­to -en una zo­na que re­quie­re in­cre­men­tos sus­tan­ti­vos en la in­ver­sión- ni a la ne­ce­sa­ria con­vi­ven­cia in­ter­na. Por lo mis­mo, en lu­gar de elu­dir o des­ca­li­fi­car a los or­ga­ni­za­do­res de es­ta ma­ni­fes­ta­ción, co­rres­pon­de aten­der al ori­gen de sus preo­cu­pa­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.