De­sem­bar­cae­lAl­mi­ran­te

Fren­te a An­to­fa­gas­ta, el sá­ba­do, Ju­lio Barroso de­bu­ta­rá en el Clau­su­ra. El DT Ta­pia pro­ba­rá al za­gue­ro pa­ra el de­but en Co­pa Li­ber­ta­do­res.

La Tercera - - DEPORTES - Ig­na­cio Leal Cas­ti­llo

El sá­ba­do fue un día es­pe­cial pa­ra Ju­lio Barroso. Ese día, en que Co­lo Co­lo go­leó por 4-1 a Bar­ne­chea en el Es­ta­dio Mo­nu­men­tal, se cum­plió la con­de­na de seis fe­chas de sus­pen­sión pa­ra el za­gue­ro ar­gen­tino, cas­ti­ga­do por sus cues­tio­na­mien­tos a la pro­bi­dad del Cam­peo­na­to Na­cio­nal du­ran­te el Aper­tu­ra.

“Pa­ra un fut­bo­lis­ta, no te­ner la po­si­bi­li­dad de ju­gar to­dos los fi­nes de se­ma­na es du­ro”, re­co­no­ció el ju­ga­dor en una en­tre­vis­ta pa­ra el si­tio web del club al­bo.

Des­de su cas­ti­go, la au­sen­cia de Barroso ge­ne­ró un de- se­qui­li­brio en la de­fen­sa co­lo­co­li­na, que du­ran­te las tres pri­me­ras fe­chas no lo­gró en­con­trar­se den­tro de la can­cha. La du­pla Clau­dio Mal­do­na­do-Ch­ris­tian Vil­ches tu­vo po­ca efec­ti­vi­dad y fue con la lle­ga­da de Leo­nar­do Cá­ce­res, re­cién en la cuar­ta fe­cha, fren­te a O’Hig­gins, que la lí­nea pos­te­rior del Ca­ci­que co­men­zó a ver­se más sol­ven­te.

El pro­pio téc­ni­co, Héctor Ta­pia, re­co­no­ció tras la úl­ti­ma vic­to­ria que el equi­po ha­bía su­pe­ra­do esas com­ple­jas seis fe­chas sin el Al­mi­ran­te. Como que la es­cua­dra “cum­plió un ci­clo”, en pa­la­bras del es­tra­te­go.

Aho­ra, con el re­torno de Barroso, Co­lo Co­lo abre otro ca­pí­tu­lo, en el que la Co­pa Li­ber­ta­do­res aso­ma como ob­je­ti­vo com­ple­men­ta­rio a la lu­cha por el Clau­su­ra.

El pa­no­ra­ma, en to­do ca­so, no es sen­ci­llo. Barroso de­be re­to­mar la ca­den­cia de jue­go per­di­da en ape­nas una se­ma­na y me­dia. “El rit­mo de par­ti­do es di­fe­ren­te al de en­tre­na­mien­to. Cla­ra­men­te, me ten­go que acos­tum­brar rá­pi­do, pa­ra ju­gar cuan­do me to­que, y po­der es­tar lis­to pa­ra el equi­po”, ase­gu­ró en la mis­ma en­tre­vis­ta al si­tio ofi­cial al­bo.

La pre­sen­cia del cen­tral ar­gen­tino en el due­lo de es­te sá­ba­do, a las 18.00 ho­ras en An­to­fa­gas­ta, es ca­si un he- cho. Se­rá la prue­ba pa­ra de­ter­mi­nar si es­ta­rá en el de­but fren­te a Atlé­ti­co Mi­nei­ro.

Barroso, en el nor­te, for­ma­rá jun­to a Cá­ce­res, pa­ra en­sa­yar la de­fen­sa del Ca­ci­que pa­ra el pró­xi­mo miér­co­les, fren­te a los bra­si­le­ños, en el Mo­nu­men­tal.

En el pa­pel, el es­ce­na­rio pa­ra Ta­pia es óp­ti­mo, ya que tam­bién Jai­me Val­dés re­tor­na a las con­vo­ca­to­rias, re­cu­pe­ra­do del des­ga­rro mio­fa­cial del aduc­tor iz­quier­do, que lo man­tu­vo fue­ra por dos se­ma­nas.

Con con­tin­gen­te com­ple­to, y mos­tran­do un as­cen­so fut­bo­lís­ti­co sos­te­ni­do, el op­ti­mis­mo vuel­ve a las hues­tes al­bas. “Tu­ve suer­te. En to­tal, me lle­ga­ron cua­tro ba­las: tres en la pier­na iz­quier­da y una en la de­re­cha. Esa úl­ti­ma fue la más com­pli­ca­da”. Así co­mien­za el re­la­to de Ig­na­cio González. El ter­cer ar­que­ro de Co­lo Co­lo se vio in­vo­lu­cra­do, el sá­ba­do en la no­che, en una ba­la­ce­ra en una bo­ti­lle­ría de Las Con­des.

El go­le­ro su­frió un ede­ma óseo, pro­duc­to de una de las ba­las, le­sión que lo mar­gi­na­rá por una se­ma­na y me­dia de los en­tre­na­mien­tos del plan­tel al­bo.

Al­go más tran­qui­lo des­pués de lo ocu­rri­do, González de­ta­lla có­mo ocu­rrie­ron los he­chos. “Es­tá­ba­mos en un cum­plea­ños fa­mi­liar, y nos fal­ta­ba be­bi­da. Así que de­ci­di­mos ir a un ser­vi­cen­tro, pe­ro es­ta­ba muy lleno. Por eso, fui­mos has­ta la bo­ti­lle­ría. Yo no me ba­jé del au­to. Un ami­go me pi­dió di­ne­ro, ahí me ba­jé. En eso, lle­ga un ti­po en un

FO­TO: AGENCIAUNO

Ig­na­cio González en­tre­gó de­ta­lles de la ba­la­ce­ra en que se vio in­vo­lu­cra­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.