La cri­sis de los 50 en Holly­wood

Las tres úl­ti­mas gran­des pro­duc­cio­nes pro­ta­go­ni­za­das por Depp han si­do una ca­tás­tro­fe en la ta­qui­lla.

La Tercera - - SOCIEDAD -

TO­DO de­be­ría ser perf e c t o pa­ra Johnny Depp (51) en es­tos días: el sá­ba­do pa­sa­do ce­le­bró su fies­ta de ma­tri­mo­nio con la ac­triz Am­ber Heard (28), en su is­la pri­va­da en las Baha­mas. Pe­ro si su vida per­so­nal pa­re­ce el sue­ño -o una afor­tu­na­da cri­sis- de la me­dia­na edad pa­ra mu­chos, su vida pro­fe­sio­nal se en­cuen­tra en un mo­men­to com­ple­jo. Mort­de­cai, su úl­ti­mo es­treno, tu­vo ma­las crí­ti­cas y se con­vir­tió en su úl­ti­mo desas­tre de ta­qui­lla. De­bu­tó en Es­ta­dos Uni­dos con $4,2 mi­llo­nes de dó­la­res en re­cau­da­ción, una frac­ción del pre­su­pues­to: US$ 60 mi­llo­nes. Es de­cir, la cin­ta que lle­ga a sa­las lo­ca­les el 19 de fe­bre­ro, es su peor de­but des­de 1999. Es­to se su­ma a lo que ya pue­de ser ad­je­ti­va­do como una lar­ga lis­ta de cin­tas de Depp que no han si­do bien re­ci­bi­das como The rum dia­ries (2011) y Som­bras te­ne­bro­sas (2012), mien­tras que El lla­ne­ro so­li­ta­rio (2013) y Trans­cen­den­ce: Iden­ti­dad vir­tual (2014) son dos de los más gran­des fra­ca­sos en la in­dus­tria du­ran­te los úl­ti­mos años.

Un cam­bio con­si­de­ra­ble, ya que des­de que Depp se unió a la fran­qui­cia Pi­ra­tas del Ca­ri­be como el irre­sis­ti­ble ca­pi­tán Jack Spa­rrow en 2003, pa­só a ser un pe­so pe­sa­do: es el úni­co ac­tor con tres pe­lí­cu­las en­tre el Top 20 con ma­yor re­cau­da­ción mun­dial his­tó­ri­ca, con Pi­ra­tas del Ca­ri­be: El co­fre de la muer­te, Pi­ra­tas del Ca­ri­be: Na­ve­gan­do aguas mis­te­rio­sas y Ali­cia en el país de las ma­ra­vi­llas.

Pa­ra la es­pe­cia­lis­ta en ne­go­cios de es­pec­tácu­los de la re­vis­ta For­bes, Do­rothy Po­me­rantz, el pro­ble­ma con él no es que su ca­rre­ra es­té cer­ca del fin, sino que le pa­gan de­ma­sia­do por ca­da cin­ta, lo cual au­men­ta los cos­tos de pro­duc­ción: “Si quie­re apa­re­cer en pe­lí­cu­las más ries­go­sas, como Mort­de­cai o Trans­cen­den­ce, de­be co­brar me­nos”, di­ce a La Ter­ce­ra. De to­dos mo­dos, tie­ne pro­duc­cio­nes ya pro- ba­das por es­tre­nar­se: la se­cue­la de Ali­cia en el país de las ma­ra­vi­llas en 2016 y la quin­ta par­te de Pi­ra­tas del Ca­ri­be en 2017.

Es­tre­llas en pro­ble­mas

Depp no es el úni­co con es­te pro­ble­ma. Con una exi­to­sa ca­rre­ra des­de los años ochen­ta, Tom Crui­se (52) su­ma ca­si ocho mil mi­llo­nes de dó­la­res de re­cau­da­ción mun­dial (su­pe­ra­do só­lo por Tom Hanks). Pe­ro en los úl­ti­mos años no ha sa­bi­do con­vo­car a las au­dien­cias, a me­nos que se tra­te de una nue­va en­tre­ga de Mi­sión Im­po­si­ble. Obli- Tom Crui­se Es­tu­vo nue­ve años sin su­pe­rar la mar­ca de US$100 mi­llo­nes en Nor­tea­mé­ri­ca, con una cin­ta que no fue­ra fran­qui­cia. vion (2013), Jack Rea­cher (2012) Rock of ages (2012), fue­ron to­das un fra­ca­so en la ta­qui­lla nor­te­ame­ri­ca­na, pe­ro Crui­se sue­le re­cu­pe­rar la in­ver­sión de los es­tu­dios en el res­to del mun­do. Al fi­lo del ma­ña­na (2014) fue la pri­me­ra pe­lí­cu­la don­de -sin ser el agen­te Et­han Hunt-, Crui­se pa­sa los 100 mi­llo­nes de dó­la­res en Nor­tea­mé­ri­ca en nue­ve años, y que con­si­guió bue­nas crí­ti­cas. Su pró­xi­ma pe­lí­cu­la se­rá la quin­ta par­te de Mi­sión a fran­qui­cias. Las co­me­dias Ro­bo en las al­tu­ras ( 2011) y Ve­ci­nos cer­ca­nos del ter­cer ti­po (2012) no cau­sa­ron gran im­pac­to, y lue­go vino la gran apues­ta de adap­tar el li­bro La in­creí­ble vida de Wal­ter Mitty (2013), que só­lo lo­gró re­cu­pe­rar cer­ca de la mi­tad de su pre­su­pues­to de US$90 mi­llo­nes en Es­ta­dos Uni­dos. Una no­che en el mu­seo 3: el se­cre­to del fa­raón, es­tre­na­da en di­ciem­bre pa­sa­do, es la cin­ta de la sa­ga que, por le­jos, peor re­cau­da­ción tie­ne

Adam Sand­ler (48) se con­vir­tió en si­nó­ni­mo de ren­ta­bi­li­dad por co­me­dias como Un pa­pá ge­nial (1999) o Click (2006). Si bien Lu­na de miel en fa­mi­lia (2014) no fue un gran fra­ca­so, es­tu­vo le­jos de los re­sul­ta­dos de El can­tan­te de bo­das y Como si fue­ra la pri­me­ra vez, que ha­bía co­pro­ta­go­ni­za­do con Drew Barry­mo­re. Lo que sí re­sul­tó un desas­tre fue Men, wo­men & chil­dren, con la que ape­nas con­si­guió $1,7 mi­llo­nes de dó­la­res, muy le­jos de los US$16 mi­llo­nes de pro­duc­ción.

En su me­jor mo­men­to, Will Smith (46) era co­no­ci­do como el “Rey del 4 de ju­lio”, por­que ca­da cin­ta que es­tre­na­ba en ese fin de se­ma­na se con­ver­tía en un fe­nó­meno. Pe­ro des­de Han­cock ( 2008) que no con­si­gue un gran éxi­to en una cin­ta que no sea fran­qui­cia ( Hom­bres de ne­gro 3, 2012, fue un hit). Su gran pro­ble­ma lle­gó ha­ce dos años, pues la su­per­pro­duc­ción Des­pués de la tie­rra tu­vo ma­la aco­gi­da de pú­bli­co y crí­ti­ca. Era un pro­yec­to muy per­so­nal, y no ha vuel­to a es­tre­nar otra cin­ta.

Pa­ra Po­me­rantz, la ex­pli­ca­ción es sim­ple: “Sand­ler, Crui­se, Depp y Smith per­te­ne­cen a un pe­río­do en que te­ner a un hom­bre po­pu­lar en una pe­lí­cu­la real­men­te ha­cía una di­fe­ren­cia. Al­guien como Crui­se te­nía un gru­po de se­gui­do­res tan gran­de que el so­lo he­cho de te­ner­lo en el elen­co ga­ran­ti­za­ba cier­to re­sul­ta­do en ta­qui­lla”. Y agre­ga: “Hoy es más so­bre la pe­lí­cu­la emis­ma. La gen­te va a ir a ver al­go sin una gran es­tre­lla por­que le gus­ta la idea de la pe­lí­cu­la”. Will Smith Su úl­ti­ma pe­lí­cu­la, Des­pués de la tie­rra, re­cau­dó 243 mi­llo­nes de dó­la­res fren­te a una gran in­ver­sión de US$ 130 mi­llo­nes

Johnny Depp pro­ta­go­ni­za Mort­de­cai, cin­ta que lle­ga a ci­nes lo­ca­les el 19 de fe­bre­ro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.