La fal­ta de ha­ra­ki­ri

La Tercera - - CORREO - Fran­cis­ca So­fía Hernández Bus­se

Se­ñor di­rec­tor: El domingo re­cién pa­sa­do La Ter­ce­ra di­vul­gó una co­lum­na del ma­gis­tral es­cri­tor Ma­rio Var­gas Llo­sa. El Pre­mio No­bel na­rra las desv e nt uras de v a r i os paí s e s : Ar­gen­ti­na, Ve­ne­zue­la y Gre­cia, prin­ci­pal­men­te. Sin em­bar­go, me pa­re­ce que el tí­tu­lo (“El ha­ra­ki­ri”) no es del to­do ade­cua­do.

En la tra­di­ción ja­po­ne­sa, el ha­ra­ki­ri o sep­pu­ku con­sis­te en una ce­re­mo­nia for­mal de su­mo res­pe­to que tie­ne por fin de­vol­ver el ho­nor a quien lo ha per­di­do. Por lo tan­to, más que un ac­to san­grien­to y trá­gi­co, la va­len­tía que exi­ge el ha­ra­ki­ri po­ne de ma­ni­fies­to que el gue­rre­ro ha re­cu­pe­ra­do su ho­nor a pe­sar de las ver­güen­zas, erro­res o fra­ca­sos an­te­rio­res.

En la co­lum­na es pre­ci­sa­men­te al re­vés: lo que esos paí­ses no han he­cho pa­ra reivin­di­car­se es un ac­to de ha­ra­ki­ri (por eso si­guen sien­do des­afor­tu­na­dos). El sui­ci­dio de la tra­di­ción gue­rre­ra ja­po­ne­sa no ad­vie­ne por de­ses­pe­ra­ción, sino por no­ble­za, pa­ra sa­lir del in­for­tu­nio y re­cu­pe­rar lo que es pro­pio. Pe­ro eso im­pli­ca sa­cri­fi­cio. Y, acor­de al aná­li­sis del es­cri­tor, se­rían jus­ta­men­te las me­di­das de sa­cri­fi­cio (como la aus­te­ri­dad, por ejem­plo), las que un país como Gre­cia -con Sy­ri­zano es­ta­ría dis­pues­to a adop­tar. Si esas na­cio­nes prac­ti­ca­sen el sa­cri­fi­cio con el te­nor que ame­ri­ta la si­tua­ción, como el gue­rre­ro an­te la da­ga, po­drían, qui­zás, vol­ver a la sen­da co­rrec­ta.

En con­clu­sión, su­gie­ro til­dar la co­lum­na de Var­gas Llo­sa del si­guien­te mo­do: “La fal­ta de ha­ra­ki­ri”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.