“Ve­ne­zue­la es­tá en­fren­tan­do la peor cri­sis de su his­to­ria”

Lí­der de la opo­si­ción ve­ne­zo­la­na: En en­tre­vis­ta con La Ter­ce­ra, la ex dipu­tada di­jo que el “primer pa­so” pa­ra so­lu­cio­nar la cri­sis es la re­nun­cia del Pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro. Ade­más, afir­mó que la es­ca­sez “es peor que si hu­bie­se una eco­no­mía de gue­rra”

La Tercera - - MUNDO - Ma­ría Paz Sa­las

Ma­ría Co­ri­na Ma­cha­do es una de las fi­gu­ras que ha da­do más que ha­blar al in­te­rior de la opo­si­ción ve­ne­zo­la­na. Po­lí­ti­ca, ex dipu­tada e in­ge­nie­ra, sur­gió en la vida pú­bli­ca al co­fun­dar Sú­ma­te, una or­ga­ni­za­ción pa­ra fis­ca­li­zar el po­der elec­to­ral en su país. En es­ta en­tre­vis­ta con La Ter­ce­ra, es­ta lí­der opo­si­to­ra ana­li­zó la si­tua­ción de Ve­ne­zue­la, jus­to cuan­do hoy se cum­ple un año de las ma­si­vas mo­vi­li­za­cio­nes con­tra el go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro. ¿Cuál es la pers­pec­ti­va del go­bierno de Ma­du­ro a un año del co­mien­zo de las pro­tes­tas? Ve­ne­zue­la es otra. Pri­me­ro el de­te­rio­ro de la si­tua­ción eco­nó­mi­ca y la ca­li­dad de vida de los ve­ne­zo­la­nos es dra­má­ti­ca. Se­gun­do, la si­tua­ción de los de­re­chos hu­ma­nos se ha agra­va­do muy sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te. El ré­gi­men ha de­ci­di­do arre­ciar con su mo­de­lo, con su vi­sión po­lí­ti­ca pa­ra ocu­par to­dos los es­pa­cios, de ata­car la pro­pie­dad, la pro­duc­ción, los co­mer­cios. Ter­ce­ro, es­tá la cen­su­ra cre­cien­te. Ve­ne­zue­la es­tá en­fren­tan­do la ma­yor cri­sis ins­ti­tu­cio­nal, eco­nó­mi­ca, so­cial y po­lí­ti­ca de nues­tra his­to­ria con­tem­po­rá­nea. ¿La eco­no­mía se va a de­te­rio­rar aún más por la caí­da del pre­cio del pe­tró­leo? La cri­sis eco­nó­mi­ca ve­ne­zo­la­na des­gra­cia­da­men­te co­men­zó mu­cho an­tes de la caí­da del pe­tró­leo. Ve­ne­zue­la ha vi­vi­do 10 años de la bo­nan­za pe­tro­le­ra más gran­de de su his­to­ria. Pe­ro aca­bó con sus re­ser­vas, mul­ti­pli­có por ocho la deu­da, e in­clu­so lle­gó al ex­tre­mo de ven­der nues­tro pe­tró­leo a fu­tu­ro. Ha ha­bi­do des­in­ver­sión en to­dos los sec­to­res, la in­fla­ción más al­ta del mun­do y una es­ca­sez peor que si hu­bie­se una eco­no­mía de gue­rra. Des­de lue­go, la caí­da dra­má­ti­ca de los pre­cios del pe­tró­leo ha agra­va­do es­ta si­tua­ción, por lo que nues­tro país tie­ne un in­cum­pli­mien­to de sus com­pro­mi­sos fi­nan­cie­ros. Hoy, más de un 80% del país cla­ma por un cam­bio pro­fun­do y ade­más en­tien­de que ese cam­bio par­te por el cam­bio de Ma­du­ro. No es ca­paz de co­rre­gir los pro­ble­mas, se ha pues­to en evi­den­cia que no so­la­men­te es un ré­gi­men que vio­la los de­re­chos hu­ma­nos, sino que tam­bién tie­ne pro­fun­dos víncu­los con la co­rrup­ción y el cri­men or­ga­ni­za­do. Por eso hay un cla­mor pa­ra que bus­que­mos una so­lu­ción pa­ci­fi­ca y cons­ti­tu­cio­nal a la cri­sis que vi­ve Ve­ne­zue­la. ¿De qué for­ma se con­cre­ta­ría el pro­ce­so que us­ted pro­po­ne? La re­nun­cia es el primer pa­so. Te­ne­mos un país que tie­ne sus ins­ti­tu­cio­nes en rui­na. En Ve­ne­zue­la la im­pu­ni­dad es del 95%, los es­cán­da­los de co­rrup­ción en to­dos los sec­to­res, in­clu­yen­do las Fuer­zas Ar­ma­das, son dia­rios. El país, la so­cie­dad, la gen­te, ya no con­fía. Ni en la jus­ti­cia, ni en la Asam­blea, ni en el ór­gano elec­to­ral. La sa­li­da de Ma­du­ro es un primer pa­so pa­ra ini­ciar un pro­ce­so de tran­si­ción en paz. ¿Qué t a n o r g a ni z a d a e s t á opo­si­ción? He­mos lo­gra­do pa­sos va­lio­sos en las ultimas se­ma­nas. El ace­le­ra­mien­to de la cri­sis ha he­cho que to­dos los sec­to­res de las fuer­zas de­mo­crá­ti­cas en­ten­da­mos la ur­gen­cia y el plan­tea­mien­to co­mún y han ido con­ver­gien­do las po­si­cio­nes. To­das las vo­ces o prin­ci­pa­les re­fe­ren­tes del li­de­raz­go opo­si­tor de­mo­crá­ti­co, coin­ci­di­mos en que el cam­bio del ré­gi­men es im­pos­ter­ga­ble y que la ma­ni­fes­ta­ción pa­ci­fi­ca es in­dis­pen­sa­ble. ¿Có­mo eva­lúa el nue­vo sis­te­ma cam­bia­rio que se anun­ció ayer? Un nue­vo en­ga­ño. Eso se re­su­me en gran­des ne­go­cios, pa­ra quie­nes tie­nen con­tra­tos con el ré­gi­men y tie­nen dó­la­res pre­fe­ren­cia­les. Sig­ni­fi­ca más ro­bo pa­ra los pro­duc-

la “La sa­li­da de Ni­co­lás Ma­du­ro es un primer pa­so pa­ra ini­ciar un pro­ce­so de tran­si­ción en paz”. “Un nue­vo en­ga­ño. Se­rán gran­des ne­go­cios pa­ra quie­nes tie­nen con­tra­tos con el ré­gi­men”. “Fue ex­tra­or­di­na­ria. Se lle­va­ron tes­ti­mo­nios de vio­la­cio­nes a los de­re­chos hu­ma­nos”. to­res na­cio­na­les y pa­ra los co­mer­cian­tes que es­tán hoy ate­rro­ri­za­dos. Sig­ni­fi­ca más in­fla­ción y más es­ca­sez, pa­ra el venezolano co­mún y en es­pe­cial pa­ra los más po­bres. ¿Hay avan­ces en la apues­ta por el re­fe­ren­do re­vo­ca­to­rio? Pa­ra el re­fe­ren­do re­vo­ca­to­rio fal­tan ca­si dos años. Ve­ne­zue­la es­tá vi­vien­do una cri­sis sin pre­ce­den­tes. Hay una si­tua­ción crí­ti­ca, re­quie­re res­pues­tas opor­tu­nas a las de­man­das de la gen­te par evi­tar la vio­len­cia. ¿Qué lec­cio­nes sa­có la opo­si­ción con la vi­si­ta de Sebastián Pi­ñe­ra? Fue ex­tra­or­di­na­ria. Con­tri­bu­yó a for­mar más con­cien­cia. Ellos se lle­va­ron tes­ti­mo­nios de la vio­la­ción a los DD.HH. Es­to mar­ca la his­to­ria de la tran­si­ción a la de­mo­cra­cia en nues­tro país.

FO­TO: AFP

RRUn gru­po de per­so­nas se ma­ni­fies­ta con­tra Ma­du­ro en Ca­ra­cas, el 17 de mar­zo de 2014.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.