Oba­ma pi­de al Con­gre­so que lo res­pal­de en gue­rra con­tra yiha­dis­tas

El Pre­si­den­te pi­dió al Le­gis­la­ti­vo apo­yo por tres años en la lu­cha con­tra el Es­ta­do Is­lá­mi­co. Es­to le da­ría a Oba­ma una ba­se le­gal más só­li­da. Se ex­clu­ye el uso de fuer­zas te­rres­tres.

La Tercera - - MUNDO - Fran­ce Pres­se

Do­ce años des­pués de la gue­rra de Irak del Pre­si­den­te Geor­ge W. Bush, su su­ce­sor, Ba­rack Oba­ma, pi­dió ayer al Con­gre­so que res­pal­de su com­ba­te con­tra el Es­ta­do Is­lá­mi­co (EI) por tres años, pe­ro ex­clu­yó el uso de fuer­zas te­rres­tres. Con el equi­va­len­te a una de­cla­ra­ción de gue­rra, Oba­ma se­ría au­to­ri­za­do a con­ti­nuar la lu­cha con­tra el gru­po yiha­dis­ta so­bre una ba­se le­gal más só­li­da, al tiem­po que le otor­ga una co­ber­tu­ra le­gal en ám­bi­to do­més­ti­co.

En una car­ta a los le­gis­la­do­res, el Pre­si­den­te di­jo que otor­gar­le más po­tes­ta­des pa­ra con­du­cir la gue­rra con­tra el EI “mos­tra­ría al mun­do que es­ta­mos uni­dos en nues­tra de­ter­mi­na­ción” de de­rro­tar a los yiha­dis­tas, que con­tro­lan vas­tos te­rri­to­rios en Si­ria e Irak.

Des­de me­dia­dos de 2014, el Ej é r c i t o e s t a dou­ni­den­se -con el apo­yo de una coa­li­ción in­ter­na­cio­nal- ha li­de­ra­do una cam­pa­ña de ata-

el ques aé­reos con­tra el EI en esos paí­ses.

Pe­ro la so­li­ci­tud de Oba­ma es una se­ñal de la cre­cien­te pre­sión que se ejer­ce so­bre el gru­po ra­di­cal, cuan­do el go­bierno ira­quí pre­pa­ra una gran ofen­si­va te­rres­tre en un pla­zo de me­ses. El Es­ta­do Is­lá­mi­co “re­pre­sen­ta una ame­na­za al pue­blo y la es­ta­bi­li­dad de Irak, Si­ria, y Me­dio Orien­te, y a la se­gu­ri­dad de Es­ta­dos Uni­dos”, di­jo Oba­ma en la car­ta.

“Si no se con­tro­la”, aña­dió, el EI “plan­tea­rá una ame­na­za más allá de Me­dio Orien­te, in­clu­yen­do a la pa­tria de Es­ta­dos Uni­dos”, aña­dió.

Con la re­cien­te muer­te de la jo­ven Kay­la Mue­ller, que se su­ma a otros tres rehe­nes es­ta­dou­ni­den­ses, Oba­ma es­tá ba­jo pre­sión pa­ra re­vi­sar su es­tra­te­gia y avan­zar en la lu­cha con­tra los yiha­dis­tas.

Pa­ra ga­nar el res­pal­do del Con­gre­so -con­tro­la­do por la opo­si­ción re­pu­bli­ca­na-, y su­pe­rar los gol­pes de su pro­pio Par­ti­do De­mó­cra­ta, Oba­ma li­mi­tó sus po­de­res pa­ra des­ple­gar mi­li­ta­res, t a nt o e n l o q ue a t a ñe a sus mo­da­li­da­des como a su al­can­ce.

La so­li­ci­tud “no au­to­ri­za el uso de las Fuer­zas Ar­ma­das de Es­ta­dos Uni­dos en ope­ra­cio­nes de com­ba­te te­rres­tres”, se pue­de leer en el tex­to en­via­do al Con­gre­so. Sin em­bar­go, no ha­brá lí­mi­tes al ám­bi­to geo­grá­fi­co de las ac­cio­nes mi­li­ta­res.

Eso no ex­clu­ye ope­ra­cio­nes de fuer­zas es­pe­cia­les o de res­ca­te de rehe­nes, pe­ro prohi­be una in­va­sión te­rres­tre o una mi­sión de paz. Es­ta au­to­ri­za­ción del uso de la fuer­za mi­li­tar “de­be­rá con­cluir tres años des­pués de la pro­mul­ga­ción de es­ta re­so­lu­ción con­jun­ta, sal­vo que se la vuel­va a au­to­ri­zar”.

Oba­ma de­be­rá ade­más in­for­mar al Con­gre­so ca­da seis me­ses. Con las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de 2016 en la mi­ra y los du­ros ar­gu­men­tos con­tra gue­rras pa­sa­das en la me­mo­ria po­lí­ti­ca de Es­ta­dos Uni­dos, Oba­ma de­jó cla­ro que la so­li­ci­tud no se­rá una se­cue­la de los com­ba­tes en Irak o Af­ga­nis­tán. El tex­to, afir­mó el man­da­ta­rio, “no au­to­ri­za­rá com­ba­tes en el te­rreno a lar­go pla­zo y a gran es­ca­la, como aque­llos que nues­tra na­ción li­bró en Irak y Af­ga­nis­tán”.

FO­TO AP

Una com­ba­tien­te kur­da ha­bla por te­lé­fono en la ciu­dad si­ria de Ko­ba­ne, que es­tu­vo en ma­nos de los yiha­dis­tas en no­viem­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.