Cré­di­to y com­pra de te­rre­nos

La Tercera - - CORREO -

Se­ñor di­rec­tor: Es con­ve­nien­te pre­gun­tar­se si pa­ra la so­cie­dad de la cual for­ma par­te la nue­ra de la Pre­si­den­ta, con­si­de­ran­do a sus par­tí­ci­pes, era lí­ci­to pe­dir el cré­di­to por la su­ma que to­dos co­no­ce­mos y pa­ra los fi­nes se­ña­la­dos. En se­gun­do tér­mino, si era co­rrec­to que en las ne­go­cia­cio­nes par­ti­ci­pa­ra Sebastián Dá­va­los, quien a la sa­zón era hi­jo de una can­di­da­ta a la pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca.

En cuan­to a la pri­me­ra pre­gun­ta, cual­quie­ra pue­de pe­dir un cré­di­to por el mon­to que es­ti­me per­ti­nen­te a un ban­co pri­va­do, ya sea per­so­na na­tu­ral o ju­rí­di­ca, in­de­pen­dien­te de su re­la­ción de pa­ren­tes­co con fi­gu­ras po­lí­ti­ca­men­te ex­pues­tas (se­gún di­rec­ti­vas de la Uni­dad de Aná­li­sis Fi­nan­cie­ro). Res­pec­to de lo se­gun­do, la par­ti­ci­pa­ción de Dá­va­los se con­cre­tó con an­te­rio­ri­dad a los re­sul­ta­dos de las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les y al cam­bio efec­ti­vo del Plan Re­gu­la­dor, lo cual im­pli­ca que ja­más exis­tió por par­te de los so­li­ci­tan­tes del cré­di­to nin­gu­na cer­te­za del éxi­to del ne­go­cio, pues no sa­bían cuál se­ría el re­sul­ta­do de las elec­cio­nes. Ade­más, has­ta hoy no se sa­be si se­rá apro­ba­do el cam­bio a di-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.