Ca­so Cas­ca­das

La Tercera - - CORREO - Juan Ig­na­cio Pi­ña Ro­che­fort Clau­dia No­guei­ra Jor­ge Con­tes­se Singh

Se­ñor di­rec­tor: En no­ti­cia pu­bli­ca­da en su me­dio, ti­tu­la­da “Cas­ca­das: CDE pi­de sus­pen­sión de la cau­sa”, se se­ña­la que “el Con­se­jo de De­fen­sa del Es­ta­do (CDE), en re­pre­sen­ta­ción de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Va­lo­res y Se­gu­ros (SVS) en el jui­cio ci­vil con­tra Ro­ber­to Guz­mán, uno de los san­cio­na­dos en el ca­so cas­ca­das, so­li­ci­tó al 16° Juz­ga­do Ci­vil de San­tia­go la sus­pen­sión ‘de co­mún acuer­do’ de la cau­sa por un pla­zo de 40 días.”

Al res­pec­to, me pa­re­ce opor­tuno se­ña­lar que el Con­se­jo de De­fen­sa del Es­ta­do ac­ce­dió a la sus­pen­sión del pro­ce­di­mien­to de co­mún acuer­do so­li­ci­ta­da por la con­tra­par­te. Tal de­ci­sión se adop­tó en vir­tud de los prin­ci­pios de bue­na fe y cor­te­sía pro­fe­sio­nal que siem­pre han ins­pi­ra­do la ac­tua­ción de es­te ser­vi­cio y que, a nues­tro jui­cio, se de­bie­se re­pli­car en el tra­to ha­bi­tual en­tre abo­ga­dos y jue­ces.

De es­ta for­ma, el pro­ce­di­mien­to ini­cia­do por la con­tra­ria res­pec­to del re­cla­mo de la mul­ta im­pues­ta por la SVS se en­cuen­tra sus­pen­di­do du­ran­te es­te lap­so, a pe­ti­ción de los de­man­dan­tes y no de es­ta par­te que, por tra­tar­se de un ser­vi­cio pú­bli­co, desa­rro­lla sus fun­cio­nes en for­ma re­gu­lar y con­ti­nua du­ran­te to­do el año. za el abor­to. El pro­yec­to es­ta­ble­ce la obli­ga­ción del Es­ta­do de ase­gu­rar “le­gí­ti­mas pres­ta­cio­nes de sa­lud” en las tres cau­sa­les. Es­to im­pli­ca re­cur­sos de to­dos los chi­le­nos pa­ra in­ter­ven­cio­nes que vul­ne­ran los de­re­chos hu­ma­nos.

Lo pro­pio de la ideo­lo­gía es cons­truir un pen­sa­mien­to ale­ja­do de la reali­dad. Es­te pro­yec­to des­co­no­ce a la per­so­na que es­tá por na­cer, pres­cin­de de la evi­den­cia cien­tí­fi­ca que hay pa­ra dar­le so­lu­ción a la pro­ble­má­ti­ca del abor­to y ocu­pa in­ten­cio­nal­men­te pa­la­bras que no re­fle­jan los al­can­ces del mis­mo. En de­fi­ni­ti­va, un pro­yec­to com­ple­ta­men­te ideo­ló­gi­co. el Es­ta­do- no prac­ti­que en su es­ta­ble­ci­mien­to la pres­ta­ción sa­ni­ta­ria en cues­tión. En es­to no hay na­da es­pe­cial­men­te no­ve­do­so.

Res­pec­to de la de­ci­sión “Hobby Lobby”, la Cor­te Su­pre­ma de Es­ta­dos Uni­dos se­ña­la ex­pre­sa­men­te que una em­pre­sa no tie­ne con­cien­cia. Si no tie­ne con­cien­cia, en­ton­ces no hay de­re­cho de ob­je­ción po­si­ble.

Si las ins­ti­tu­cio­nes tu­vie­ran con­cien­cia ha­bría que con­cluir, con Hen­rí­quez, que los mor­ta­les son acom­pa­ña­dos por em­pre­sas, or­ga­ni­za­cio­nes no gu­ber­na­men­ta­les y tan­tos otros en el cie­lo. Yo, al me­nos, no es­toy pre­pa­ra­do pa­ra ello.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.