Perfeccionar el sis­te­ma de cré­di­tos y en­tre­gar be­cas in­te­gra­les a los es­tu­dian­tes más vul­ne­ra­bles pre­sen­ta un ma­yor sen­ti­do de equi­dad que las ac­tua­les pro­pues­tas de gra­tui­dad uni­ver­sal.

La Tercera - - CORREO -

EL AÑO que ini­cia­mos se­rá tras­cen­den­te pa­ra la educación su­pe­rior (ES), tan­to uni­ver­si­ta­ria como téc­ni­ca-pro­fe­sio­nal. Se pre­sen­ta el desafío de avan­zar en ac­ce­so, ca­li­dad y fi­nan­cia­mien­to. Só­lo de es­ta ma­ne­ra va­mos a po­der dar igual­dad de opor­tu­ni­da­des y cum­plir con nues­tra mi­sión de apor­tar al desa­rro­llo in­te­gral de las per­so­nas y de nues­tro país.

En primer tér­mino, es ne­ce­sa­rio re­vi­sar el sis­te­ma de ad­mi­sión y perfeccionar los me­ca­nis­mos de apo­yo a los es­tu­dian­tes, de mo­do que se pue­dan ge­ne­rar las con­di­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra la ad­qui­si­ción de com­pe­ten­cias que les per­mi­tan avan­zar ade­cua­da­men­te en su desa­rro­llo aca­dé­mi­co. Se de­ben co­rre­gir las de­fi­cien­cias que pre­sen­ta la PSU, in­clu­yen­do ali­near las exi­gen­cias de la es­ta prue­ba a los re­que­ri­mien­tos cu­rri­cu­la­res. El ran­king de no­tas tam­bién de­be per­fec­cio­nar­se y apor­tar en in­clu­sión con ex­ce­len­cia aca­dé­mi­ca. Es ne­ce­sa­rio iden­ti­fi­car nuevos com­po­nen­tes del sis­te­ma de ad­mi­sión, con ac­cio­nes que fa­vo­rez­can a los es­tu­dian­tes más vul­ne­ra­bles. Asi­mis­mo, se de­ben es­ti­mu­lar los pro­gra­mas de in­clu­sión y pro­pe­déu­ti­cos, con­so­li­dan­do las ini­cia­ti­vas de apo­yo y re­for­za­mien­to aca­dé­mi­co.

Ase­gu­rar la ca­li­dad re­quie­re avan­zar en los me­ca­nis­mos de acre­di­ta­ción ins­ti­tu­cio­nal, de ca­rre­ras, y en la obli­ga­to­rie­dad de la acre­di­ta­ción de las ins­ti­tu­cio­nes de ES. Es pre­ci­so perfeccionar los es­tán­da­res de eva­lua­ción do­cen­te, re­cur­sos edu­ca­cio­na­les, in­fra­es­truc­tu­ra, sus­ten­ta­bi­li­dad fi­nan­cie­ra, in­di­ca­do­res de pro­duc­ti­vi­dad, en­tre otros.

Ade­más, es im­por­tan­te ajus­tar los pa­rá­me­tros de acre­di­ta­ción al ti­po de ins­ti­tu­ción pa­ra po­der eva­luar­las ba­jo pa­rá­me­tros acor­des a su na­tu­ra­le­za, mi­sión y pro­pó­si­tos ins­ti­tu­cio­na­les. Es im­por­tan­te mo­di­fi­car los ac­tua­les tra­mos de acre­di­ta­ción e im­ple­men­tar re­co­men­da­cio­nes de me­jo­ra­mien­to con­ti­nuo de las ins­ti­tu­cio­nes.

Fa­vo­re­cer el ac­ce­so equi­ta­ti­vo y la per­ma­nen­cia de es­tu­dian­tes con ta­len­to es uno de los objetivos del fi- nan­cia­mien­to pú­bli­co. El sis­te­ma ac­tual de fi­nan­cia­mien­to es­tu­dian­til ofre­ce be­cas y cré­di­tos que be­ne­fi­cian al 70% de los es­tu­dian­tes más vul­ne­ra­bles, que cum­plan con los re­que­ri­mien­tos eco­nó­mi­cos, exi­gen­cias aca­dé­mi­cas y que es­tu­dien en ins­ti­tu­cio­nes acre­di­ta­das. Se de­ben re­de­fi­nir los aran­ce­les de re­fe­ren­cia, pa­ra que re­fle­jen los cos­tos reales de la do­cen­cia, con­for­me los di­ver­sos ni­ve­les de ca­li­dad y com­ple­ji­dad de las ins­ti­tu­cio­nes.

Es de la má­xi­ma im­por­tan­cia avan­zar en es­tos be­ne­fi­cios e im­ple­men­tar be­cas in­te­gra­les que con­tem­plen las ne­ce­si­da­des de apo­yo eco­nó­mi­co de los es­tu­dian­tes pa­ra trans­por­te, alimentación, ma­te­ria­les de es­tu­dio y alo­ja­mien­to. Es­tas me­di­das van en la lí­nea de apo­yar in­te­gral­men­te a los es­tu­dian­tes que más lo re­quie­ran y pre­sen­tan un ma­yor sen­ti­do de equi­dad que las ac­tua­les pro­pues­tas de im­ple­men­ta­ción de gra­tui­dad uni­ver­sal.

El fi­nan­cia­mien­to pú­bli­co a las ins­ti­tu­cio­nes de ES de­be es­tar ba­sa­do en cri­te­rios de ca­li­dad, eva­luan­do su con­tri­bu­ción a la so­cie­dad, con­for­me la na­tu­ra­le­za y tra­di­ción de ca­da ins­ti­tu­ción, in­de­pen­dien­te de su pro­pie­dad. Así, los fon­dos de­ben orien­tar­se a apo­yar la ca­li­dad de la do­cen­cia, el desa­rro­llo de la investigación de im­pac­to in­ter­na­cio­nal y la ge­ne­ra­ción de bie­nes pú­bli­cos al ser­vi­cio de las co­mu­ni­da­des re­gio­na­les y lo­ca­les.

Las prio­ri­da­des de es­ta re­for­ma a la educación su­pe­rior de­ben cen­trar­se en el ac­ce­so, en la ca­li­dad y en el fi­nan­cia­mien­to de to­do el sis­te­ma. Es­to con el ob­je­ti­vo de avan­zar ha­cia el ver­da­de­ro sen­ti­do de la educación: apo­yar el desa­rro­llo in­te­gral de nues­tros jó­ve­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.