Dá­va­los: “Asu­mo que el per­jui­cio pro­vo­ca­do ha da­ña­do a la Pre­si­den­ta”

Hi­jo de Ba­che­let re­nun­ció a su car­go de di­rec­tor so­cio­cul­tu­ral de La Mo­ne­da tras po­lé­mi­ca por mi­llo­na­rio prés­ta­mo de su es­po­sa. De­ci­sión de dar un pa­so al cos­ta­do se dio tras fuer­tes pre­sio­nes del go­bierno pa­ra que en­fren­ta­ra los cues­tio­na­mien­tos en su co

La Tercera - - POLÍTICA - Ma­ría Ele­na Al­va­rez Os­val­do An­dra­de Ca­mi­lo Es­ca­lo­na Jo­sé An­to­nio Gómez

En el pa­tio de Los Ca­ño­nes, con 36 gra­dos de ca­lor, y no en uno de los sa­lo­nes de La Mo­ne­da, ayer a las 17.06, Sebastián Dá­va­los no­ti­fi­có su re­nun­cia al car­go de di­rec­tor So­cio­cul­tu­ral de la Pre­si­den­cia.

Po­co más de una ho­ra an­tes, el mi­nis­tro del In­te­rior, Ro­dri­go Pe­ñai­li­llo, se ha­bía reuni­do en su des­pa­cho con el vocero su­bro­gan­te, Jo­sé An­to­nio Gómez, pa­ra en con­jun­to dar­le los tra­zos fi­na­les a la es­tra­te­gia im­ple­men­ta­da a co­mien­zos de se­ma­na pa­ra en­fren­tar la cri­sis por los ne­go­cios del ma­tri­mo­nio Dá­va­los-Com­pag­non.

Vi­si­ble­men­te ner­vio­so, ca­si sin le­van­tar la mi­ra­da y sin dar es­pa­cio pa­ra pre­gun­tas de la vein­te­na de pe­rio­dis­tas que lle­gó a la ca­sa de go­bierno, el hi­jo ma­yor de la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let le­yó un ex­ten­so co­mu­ni­ca­do, en cu­ya par­te fi­nal abor­dó su sa­li­da.

“No me que­da más que pe­dir hu­mil­de­men­te per­dón por es­te amar­go mo- men­to. En­tien­do ade­más que es­to pa­ra al­gu­nos pu­die­ra no ser su­fi­cien­te. Es de­bi­do a lo an­te­rior que he de­ci­di­do dar un pa­so al cos­ta­do y re­nun­ciar”, di­jo Dá­va­los una se­ma­na des­pués de que Qué Pa­sa pu­bli­ca­ra de­ta­lles de un ne­go­cio in­mo­bi­lia­rio de la em­pre­sa Ca­val, de pro­pie­dad de su es­po­sa Na­ta­lia Com­pag­non, y que in­vo­lu­cró un prés­ta­mo de par­te del Ban­co de Chile por $6.500 mi­llo­nes, lue­go de una reunión en­tre el due­ño y vi­ce­pre­si­den­te de la en­ti­dad, An­dró­ni­co “Creo que hi­zo lo que co­rres­pon­día, y ha­bla bien de él. Qui­zás se de­mo­ró un po­co más de lo es­pe­ra­do”. Luk­sic, el pro­pio Dá­va­los y su cón­yu­ge.

Una vez que el Con­ser­va­dor de Bie­nes Raí­ces ter­mi­ne la ins­crip­ción de la ven­ta de las 44,3 hec­tá­reas en Ma­cha­lí, al­go que de­be ocu­rrir en es­tos días, Ca­val, 14 me­ses des­pués de re­ci­bir el mi­llo­na­rio cré­di­to, se e mbol s a r á unos $2.500 mi­llo­nes.

La de­ter­mi­na­ción del hi­jo ma­yor de la man­da­ta­ria se dio lue­go de una ten­so ti­ra y aflo­ja con el mi­nis­tro Pe­ñai­li­llo, quien, el lu­nes, tras con­se­guir el vis­to bueno de la pro­pia Pre­si­den­ta, bus­có ale­jar al go­bierno lo más po­si­ble del con­flic­to.

Es así que, y en du­pla con el mi­nis­tro Gómez, el ti­tu­lar de In­te­rior apun­tó pri­me­ro a cla­ri­fi­car que en la cues­tio­na­da ope­ra­ción no ha­bía re­cur­sos ni fun­cio­na­rios pú­bli­cos in­vo­lu­cra­dos.

Lue­go, Pe­ñai­li­llo lo­gró que Dá­va­los pre­sen­ta­ra su de­cla­ra­ción de pa­tri­mo­nio e in­tere­ses, al­go a lo que el pro­pio go­bierno se ha­bía opues­to en, al me­nos, dos oca­sio­nes du­ran­te 2014. El ar­gu­men­to pa­ra las ne­ga­ti- “Su de­cla­ra­ción de­no­ta que fue una de­ci­sión di­fí­cil, do­lo­ro­sa, en lo per­so­nal y fa­mi­liar”. vas ha­bía si­do que el hi­jo de la man­da­ta­ria no te­nía obli­ga­ción de re­ve­lar sus bie­nes por­que su car­go era ad ho­no­rem y, por lo tan­to, no es­ta­ba su­je­to a la Ley de Ba­ses de Ad­mi­nis­tra­ción del Es­ta­dos y los prin­ci­pios de pro­bi­dad y trans­pa­ren­cia que és­ta in­cor­po­ra.

No obs­tan­te, du­ran­te to­do el mar­tes, des­de In­te­rior tu­vie­ron una se­gui­di­lla de con­tac­tos con Dá v a l o s pa­ra, pri­me­ro, re­co­pi­lar los an­te­ce­den­tes y, lue­go, afi­nar los de­ta­lles de la pu­bli­ca­ción. Pa­sa­da la me­diano- “Es­te he­cho que no tie­ne nin­gún ri­be­te de ili­ci­tud, no exis­te nin­gu­na in­for­ma­ción pri­vi­le­gia­da”.

FO­TO: AGENCIAUNO

El hi­jo ma­yor de la Pre­si­den­ta, Sebastián Dá­va­los, ayer en La Mo­ne­da, ins­tan­tes an­tes de co­mu­ni­car su re­nun­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.